CAMINO REAL DE VALLADOLID (julio de 2015)

En este artículo recojo la indagación con documentos históricos (fuentes primarias) y el trabajo de campo (ruta en moto) llevado a cabo para recrear el tradicional viaje por el camino real de Valladolid en tiempos de la Ilustración española (siglo XVIII).

Entrada actualizada en mayo de 2016.
Entrada actualizada en octubre de 2016.
Entrada actualizada en diciembre de 2016.

 

Caminos

El Diccionario de la Real Academia Española define camino, en primera acepción, como «tierra hollada por donde se transita habitualmente»; y, en segunda acepción, como «vía que se construye para transitar».

Respecto al primer concepto, es obvio que los caminos son inherentes a la vida humana, pues desplazándose de la cueva al río de forma habitual, los trogloditas hollaban la tierra por la que transitaban, creando primitivos caminos. Tanto es así que, si ciertos arquitectos y urbanistas actuales fueran un poco más diligentes —y algo naturalistas—, analizarían por dónde pasa la gente de manera usual en sus desplazamientos y proyectarían los caminos por ahí, proceso que llevan a cabo con menos asiduidad de la deseable. (En mi opinión, esta es la causa por la que 1) se echan en falta pasos de cebra y pasos de peatones en ciertos lugares necesarios y 2) en el césped de zonas verdes madrileñas se observan caminos «naturales» por los que realmente pasa la gente, los cuales difieren del planeado por el idealista arquitecto de turno. Por cierto: no son exactamente rectos, sino que con frecuencia presentan suaves curvas. Reciben el nombre de caminos del deseo o desire paths).

En relación con la segunda acepción, hallamos en el mundo vías construidas para transitar con una antigüedad de unos seis mil años, como la pista de Sweet en Sommerset (Inglaterra), una calzada de madera descubierta en una turbera en 1973 e investigada por el arqueólogo de la Universidad de Cambridge John M. Coles.

Pero, vaya, no hay que ir tan lejos ni tan atrás en el tiempo. Por ilustrar con un paradigmático ejemplo nacional, en nuestro país la mediterránea carretera N-340, o bien discurre en las proximidades de la romana vía Augusta, o bien se corresponde con la vía Augusta (se ha asfaltado directamente sobre el firme bimilenario), como atestigua el tarraconense Arco de Bará en el kilómetro 1183 de la N-340. Más cerca de Madrid tenemos la calzada romana de la Fuenfría (vía XXIV del Itinerario de Antonino), en el término municipal de Cercedilla. Esta vía data del siglo I de la e. c.

Carretera N-340 (de Cádiz y Gibraltar a Barcelona). Kilómetro 1183. Arco de Bará en la vía Augusta (año 13 a. n. e.)

Carretera N-340 (de Cádiz y Gibraltar a Barcelona). Kilómetro 1183. Arco de Bará en la vía Augusta (año 13 a. n. e.)

De resultas, desde hace mucho tiempo ha sido necesario elaborar guías de caminos y mapas. Entre los más arcaicos que hacen referencia a caminos peninsulares conservamos los Vasos Apolinares, el Itinerario de Barro de Astorga, el Itinerario de Antonino o el Anónimo de Rávena (la lista no es exhaustiva).

Aunque me gusta estudiar dichos itinerarios de la Antigüedad, no resultan prácticos para circular en moto, por varios motivos. Tres de los principales motivos son: 1) gran parte de los recorridos han quedado sepultados por el abandono, la erosión, la maleza, &cétera, constituyendo materia de indagación arqueológica; 2) se desconoce su trazado exacto en buena medida —ya me molesta, ya disfruto leyendo agrias disputas arqueológicas en revistas científicas; los arqueólogos se regodean contradiciéndose mutuamente con sus más o menos fantasiosas hipótesis, blandita que es esa ciencia— y 3) caminos tan añejos no son adecuados para una moto que ha de rular por lo negro (la motocicleta no calza gomas mixtas). Además, en muchos de ellos está prohibida la circulación de vehículos de motor. Concluyendo, esas pistas son más adecuadas para hacer senderismo.

 

Mototurismo cultural

No obstante, hay alternativas para conjugar la historia y el mototurismo. De los Estados Unidos de América hemos importado una práctica cultural, el historical reenactment. Se ve en muchas películas norteamericanas, en las que la gente del pueblo se viste de época y dramatiza batallas y guerras. He constatado que esta práctica se va poniendo progresivamente de moda en nuestro país: se crean grupos de reenactment en Facebook y demás.

Esto del posmoderno reenactment me hace mucha gracia, porque las fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy no son otra cosa que una recreación histórico-legendaria, una embarullada mixtura de la tercera revuelta del caudillo musulmán Al-Azraq (1276) y de la batalla de Alcoy de 1304. A propósito: las alcoyanas fiestas de Moros y Cristianos están bien documentadas desde el siglo XVII, e incluso antes. Aparte de esas, tenemos desde la tradicional batalla por Santa Mariña de A Retorta (Laza, provincia de Orense) hasta los Mosqueteros del Santísimo Sacramento en Béznar (Lecrín, Granada). Por consecuencia, se verifica empíricamente que las fiestas soldadescas basadas en la recreación más o menos histórica, más o menos legendaria, se extienden por toda la piel de toro.

Conque por estos lares ya estábamos haciendo recreaciones históricas antes de que a los gringos les diera por reenact batallas que se produjeron siglos más tarde (reconozco que me encanta zurrar a los estadounidenses donde más duele: su escasa historia. Siempre que me presentan a un estadounidense, me falta tiempo para dejar caer como quien no quiere la cosa que el asentamiento europeo temporalmente más remoto ocupado hoy del territorio continental de Estados Unidos de América es San Agustín de la Florida, fundado en 1565 por el español Pedro Menéndez de Avilés, ejem. Eso por no hablar de que, de acuerdo con la estadounidense National Trails System Act, las rutas históricas más antiguas de Estados Unidos de América traen origen, naturalmente, del periodo de colonización hispánica: Old Spanish National Historic Trail o vereda del Norte, Oregon trail o senda de Oregón, camino real de los Tejas, camino real de Tierra Adentro, Juan Bautista de Anza National Historic Trail, Santa Fe National Historic Trail, &cétera).

Siguiendo con la analogía yanqui, ellos mantienen la ruta federal (en nuestros días, ruta histórica) US 66. Este itinerario que unía Chicago con Los Ángeles data de 1926 —no llega ni a un siglo—; inmortalizado en la literatura, la música ligera, el cine, la televisión, la moda y todo tipo de merchandise, acabó convertido en una carretera mítica, the mother road. Tiene hasta un museo en Oklahoma y es un camino invariablemente mencionado (y, si es el caso, transitado) por los motociclistas «harleyistas» aficionados al mototurismo-pop.

En revanche, y calzadas romanas aparte, nosotros disponemos en la Edad Moderna de 1) el Itinerario español de Joseph Mathias Escrivano; 2) el Real Decreto expedido para hacer caminos rectos y sólidos en España de Carlos III y 3) el Proyecto económico de Bernardo Ward. Todos estos textos fueron redactados alrededor de 1760. La actual red de carreteras trae origen de esos documentos, que constituyen conjuntamente, por así decir, el primer Plan general de carreteras del Estado de tiempos de la Ilustración española.

Examinar los mencionados documentos me permite recrear históricamente los viajes que se realizaban en el siglo XVIII, atravesando los mismos parajes por los que se pasaba hace unos doscientos cincuenta y cinco años. A diferencia de lo que ocurre con las vías terrestres de la Antigüedad (calzadas romanas, principalmente), los caminos del siglo XVIII son conocidos (o, al menos, disponemos de pistas seguras para reconocerlos) y transitables.

Estimula mi fantasía pensar que, al igual que otros lo hicieran en el pasado a lomos de sus cabalgaduras, yo recorro un cuarto de milenio después el mismo camino montado sobre mi rodante caballo de metal. Al placer sensorial e imaginativo que se deriva de conducir la moto por caminos históricos, se añade el goce intelectual que supone la indagación previa (manejando diversos documentos históricos, mapas, atlas, callejeros… tratando de localizar tal o cual venta o mesón, este o aquel puente, conjeturando por dónde debía de pasar la histórica vía y, más tarde, comprobando las suposiciones —confirmándolas o falsándolas—) y el deleite estético que se experimenta contemplando obras arquitectónicas, poblaciones y paisajes naturales por los que corre la carretera.

 

Las carreteras en tiempos de la Ilustración española (documentos)

Como se ha dicho, y sin ánimo de exhaustividad, disponemos de tres documentos atinentes a la modernidad caminera española: 1) el Itinerario español de Joseph Mathias Escrivano (1760); 2) el Real Decreto expedido para hacer caminos rectos y sólidos en España de Carlos III (1761) y 3) el Proyecto económico de Bernardo Ward (1762). Empecemos por el primero de los enumerados.

 

Joseph Mathias Escrivano: Itinerario español (1760)

Joseph Mathias Escrivano: Itinerario Español, ò Guia de Caminos, para ir desde Madrid à todas las Ciudades, y Villas mas principales de España; y para ir de unas Ciudades à otras; y à algunas Cortes de la Europa. Madrid: Imprenta de Miguèl Escrivano, 1760, segunda Impression.

Como explica el propio autor en las advertencias, en la obra se muestran los principales caminos a todas las ciudades de España, y caminos secundarios para otras ciudades y villas que se apartan de los principales, así como algunas prevenciones de ríos, barcas y caminos de herradura. También indica lugares en los que se suele ir a comer y localidades para pernoctar.

La Guía de caminos no se limita al territorio peninsular, sino que añade una sección relativa a viajes internacionales a las cortes europeas de París, Viena y Nápoles, alertando al viajero sobre cuestiones relativas a documentación, portazgos, barcazgos y peajes.

Escrivano anota dónde estacionaban en Madrid los arrieros, carruajeros, caleseros o carreteros que habitualmente conducían personas, géneros u otras cosas entre las ciudades y las villas. Asimismo, confecciona unas tablas para calcular la distancia entre las diversas poblaciones y establece la equivalencia entre la legua española y la milla (3 millas = 1 legua española).

A continuación se muestra la portada de la edición de 1760 del Itinerario español:

Joseph Mathias Escrivano: Itinerario español. Madrid: Imprenta de Miguel Escrivano, 1760 (2.ª impresión)

En la sección «Avisos extraordinarios» del Diario noticioso universal núm. 98 (jueves, 1.º de mayo de 1760), p. 196, se alude a la próxima reimpresión (en verdad, reedición) de la Guia de Caminos de Joseph Mathias Escribano:

Alusión a la reimpresión de la Guia de Caminos de Joseph Mathias Escribano en la sección de «Avisos extraordinarios» del Diario noticioso universal núm. 98 (jueves 1.º de mayo de 1760), p. 196

Y en la Gaceta de Madrid núm. 52 (23 de diciembre de 1760), p. 424, se da noticia de la reimpresión del librito Itinerario Español, ò Guia de Caminos para ir à todas las Ciudades de España, y de unas Ciudades à otras, y à algunas Cortes de Europa:

Noticia de la segunda impresión (edición) del librito Itinerario español en la Gaceta de Madrid núm. 52 (23 de diciembre de 1760), p. 424

Se sigue que la publicación de la segunda impresión del Itinerario español tuvo lugar entre mayo y diciembre de 1760.

 

El Real Decreto para hacer caminos rectos y sólidos de Carlos III (1761)

Hasta la llegada de la dinastía borbónica a nuestro país, la red de caminos españoles era escasa y de mala calidad, de acuerdo con criterios actuales. Por oposición a los caminos de herradura, los primeros caminos de ruedas, aptos para el paso de carruajes (de donde resultó la expresión camino carreteril [= «camino de carros»] que con el tiempo devino en carretera), fueron promovidos por el rey Fernando VI a mediados del siglo XVIII. Justamente en esta entrada de mi blog se recoge información sobre la segunda carretera construida con técnica moderna a instancias de Fernando VI: la que salva el puerto del Guadarrama, entre Madrid y Segovia.

Bien que la motocicleta es una especie de cabalgadura —en principio, podría permitir realizar carreras montadas viajando a la ligera—, es una cabalgadura que se mueve por medio de ruedas. No se clavan herraduras en los cascos de esta metálica caballería, sino que se acoplan redondos neumáticos sobre llantas circulares. Por lógica, los caminos de elección son los de ruedas, no los de herradura; cuanto más que mi motocicleta tiene instaladas gomas asfálticas, no cubiertas de tacos (aunque en estos viajes siempre acabo pensando que tendría que ponerle neumáticos trail). Esta es otra razón para no retrotraer el rastreo de documentos y carreteras más allá del siglo XVIII.

El impulso definitivo para la modernización de las carreteras tiene lugar bajo el reinado de Carlos III. En Aranjuez, el diez de junio de 1761 el rey Carlos III decreta «hacer Caminos rectos, y sólidos en España, que faciliten el Comercio de unas Provincias á otras, dando principio por los de Andalucia, Cathaluña, Galicia y Valencia». El origen formal de las actuales carreteras nacionales radiales (N-IV, carretera de Andalucía; N-II, carretera de Barcelona; N-VI, carretera de La Coruña; N-III, carretera de Valencia) hay que hallarlo en este real decreto.

Real Decreto de Carlos III para hacer caminos rectos y sólidos en España (10 de junio de 1761)

El borbónico Real Decreto de Caminos comienza con ilustradas consideraciones relativas a la importancia de buenas vías de comunicación para el desarrollo socioeconómico del Reino. Así dice el monarca:

Tengo considerado, que uno de los estorvos capitales de la felicidad pùblica de estos mis Reynos es el mal estado en que se hallan sus Caminos por la suma dificultad, y aun impossibilidad de usarlos en todos los tiempos del año, para conducir con facilidad los Frutos, y Generos, que sobran en unas Provincias, á otras, que estàn necessitadas de ellos, introducir en las interiores los Generos estrangeros, que influyen à la abundancia, que conviene á los Pueblos, y llevar à los Puertos para extraer á otros Paìses los que no son precisos en estos, quedando privadas las Provincias estèriles del socorro de las fértiles, y de los auxilios, que mutuamente pueden comunicarse todas para la mayor comidad de sus habitantes, […]

(Digresión 1: es curiosa esta arbitraria ortografía dieciochesca, con las tildes ora agudas, ora graves; las bes y las uves bailando; las mayúsculas dispuestas caprichosamente y la puntuación a la remanguillé. Digresión 2: en este Real Decreto ya se planteaba el principio de solidaridad interregional y el deber de auxilio recíproco entre provincias consagrados en los artículos 2 y 138 de la vigente Constitución española. Fin de las digresiones).

El rey asumía, por medio de la Real Hacienda, el primer costo de la construcción de los caminos. Razón por la cual las carreteras nacionales radiales tenían la denominación genérica de caminos reales.

 

El Proyecto económico de Bernardo Ward (1762)

Bernardo Ward: Proyecto Económico, en que se proponen varias providencias, dirigidas á promover los intereses de España, con los medios y fondos necesarios para su plantificacion. Madrid: Por D. Joachin Ibarra, Impresor de Cámara de S. M., 1762; segunda impresión, 1779.

Bernardo Ward: Proyecto económico (1762)

Parte I. Capítulo VII. «Comunicacion por tierra» (54-57, p. 55):

Necesita España de seis caminos grandes, desde Madrid á la Coruña, á Badajoz, á Cadiz, á Alicante, y á la raya de Francia, así por la parte de Bayona, como por la de Perpiñan; y de estos se deben sacar al mismo tiempo para varios Puertos de Mar, y otras Ciudades principales: uno del de la Coruña para Santander (que es el mas esencial y urgente en el dia); otro para Zamora y hasta Ciudad-Rodrigo; del de Cadiz otro para Granada; y así de todos los demas. Despues se necesitan diferentes caminos de travesía de unas Ciudades á otras; […]

El Real Decreto de Caminos de Carlos III establece cuatro carreteras radiales nacionales: N-IV (Andalucía), N-II (Cataluña), N-VI (Galicia); N-III (Valencia). El Proyecto económico de Bernardo Ward precisa los destinos finales de las carreteras (Cádiz, Barcelona, La Coruña…) y establece una carretera nacional radial más, la N-V (carretera de Extremadura, de Madrid a Badajoz). Respecto al Levante peninsular, el acceso a Valencia siempre fue difícil por el puerto de Contreras. Desde Almansa, a Alicante hay 96 kilómetros; a Valencia por Fuente la Higuera, 115 kilómetros. La causa de que Ward prefiriera la carretera de Alicante sobre la de Valencia tal vez hay que hallarla en que se trataba de un camino más practicable. En el sentido contrario a las agujas del reloj, los «seis caminos grandes» propuestos por Ward son:

  • de Madrid a La Coruña = carretera radial N-VI (carretera de La Coruña);
  • de Madrid a Badajoz = carretera radial N-V (carretera de Extremadura);
  • de Madrid a Cádiz = carretera radial N-IV (carretera de Andalucía);
  • de Madrid a Alicante = carretera de Ocaña a Alicante (en nuestros días, carretera N-301 y autovía de Alicante A-31 desde Albacete);
  • de Madrid a la raya de Francia por la parte de Perpiñán = carretera radial N-II (carretera de Barcelona);
  • de Madrid a la raya de Francia por la parte de Bayona = carretera radial N-I (carretera de Burgos e Irún).

Comunidad de Madrid. Villa de Madrid. Puerta del Sol. Kilómetro 0, origen de las carreteras radiales. Esta fotografía me la ha pasado mi amiga Mar Gutiérrez (quien, por cierto, es Premio Nacional de Doctorado)

 

Camino real de Valladolid y camino real de El Escorial

Un itinerario de Madrid para Valladolid (o, más exactamente, de Valladolid para Madrid) aparece descrito en el Repertorio de caminos de Alonso de Meneses, de 1576. Justamente, la inclusión de ese camino es una novedad respecto al Repertorio de Villuga, publicado treinta años antes. De acuerdo con el itinerario de Meneses, en lo concerniente a la provincia de Madrid (ojo, la actual división provincial data de 1833), el recorrido se hacía por Aravaca, Torrelodones, La Venta (entre Collado Villalba y Guadarrama) y Guadarrama.

Alonso de Meneses: Repertorio de Caminos. Alcalá de Henares: Impresso con licencia por Sebastian Martinez, 1576.

Esa parte del camino estaba asociada al acceso de la Corte al Real Sitio de San Lorenzo del Escorial. El rey Felipe II comenzó a buscar su emplazamiento en 1558, quedando fijado a finales de 1562 y dándose comienzo a las obras del monasterio en 1563. El recorrido inicial del monarca fue el señalado más arriba, llegando a El Escorial por Torrelodones y Guadarrama, aprovechando el primitivo camino real de Valladolid (más o menos, la actual autovía del Noroeste o A-6).

Camino real de El Escorial. Época de Felipe II (segunda mitad del siglo XVI). Primer itinerario. Reconstrucción propia utilizando la herramienta Google Maps

Poco después, comenzó a atajarse desde Torrelodones pasando por Galapagar hacia el Escorial, lo que exigió la construcción del Puente Nuevo o de las Minas sobre el río Guadarrama (Juan de Herrera, 1582-1583).

Camino real de El Escorial. Época de los Austrias (finales del siglo XVI y siglo XVII). Segundo itinerario. Puente Nuevo o de las Minas en Galapagar (carretera M-519), obra de Juan de Herrera (1582-1583)

Camino real de El Escorial. Época de los Austrias (finales del siglo XVI y siglo XVII). Segundo itinerario. Puente Nuevo o de las Minas en Galapagar (carretera M-519), obra de Juan de Herrera (1582-1583)

Digresión: Vandalismo taggero

Como es bien sabido y reiteradamente comprobado a diario, España es un país plagado de berzotas estultos, entre los que destacan los facinerosos taggeros que se dedican a deslucir nuestros bienes histórico-artístico-culturales. Sostengo que esa acción es un delito cultural, sin perjuicio de lo que se recoja en el Código Penal. En nuestros días, España es un país tan zafio, mediocre, decadente y relativista que acaba considerándose «normal» o aceptable «taquear» edificaciones del siglo XVI. Sí, es muy «normal» para los indigentes culturales con ínfima educación histórico-artístico-estética. Pathetisch.

Comunidad de Madrid. Galapagar. Carretera M-519. Puente Nuevo o de las Minas vandalizado

Comunidad de Madrid. Galapagar. Carretera M-519. Puente Nuevo o de las Minas vandalizado

Por Resolución de 14 de marzo de 1985, de la Dirección General de Bellas Artes y Archivos (Ministerio de Cultura), se acordó incoar expediente de declaración de monumento histórico-artístico a favor del puente de Juan de Herrera sobre el río Guadarrama, en Galapagar (Boletín Oficial del Estado núm. 72 [lunes, 25 de marzo de 1985], 7796). Como es sumamente improbable que los bucéfalos taggeros ostenten la competencia en lectura comprensiva —para ellos, los carteles no son más que superficies para pintarrajear sus firmitas de mierda—, lo explicaré más fácil. El Puente Nuevo, de las Minas o de Juan de Herrera tiene la consideración de Bien de Interés Cultural (BIC), y está jurídicamente amparado por normas que van desde convenciones y declaraciones para la protección y conservación del patrimonio histórico de la Unesco, pasando por el artículo 46 de la Constitución española, hasta la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español y reglamentos de desarrollo. Que hay que cuidarlo y protegerlo, vaya.

Comunidad de Madrid. Galapagar. Carretera M-519. Puente Nuevo o de las Minas vandalizado

Comunidad de Madrid. Galapagar. Carretera M-519. Puente Nuevo o de las Minas vandalizado

La declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) es la clasificación de máxima protección prevista en la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, y queda reservada a los bienes más relevantes del Patrimonio Histórico Español (artículos 1.3 y 9.1). Eso es lo que los mendrugos grafiteros writers «taqueros» están vandalizando: uno de los bienes más relevantes del Patrimonio Histórico Español en trámite de ser clasificado con la máxima protección.

Comunidad de Madrid. Galapagar. Carretera M-519. Puente Nuevo o de las Minas. Cartel vandalizado

Comunidad de Madrid. Galapagar. Carretera M-519. Puente Nuevo o de las Minas. Cartel vandalizado

Es no respetar ni un pretil, ni un cartel, ni nada… Y pensar que, en su delirante constructivismo radical, estos zoquetes se consideran a sí mismos «artistas»… anda a esparragar… Esto no pasa en Francia ni en el Reino Unido. Esto pasa aquí. Repugnante.

Fin de la digresión.

 
El camino tradicional que unía Torrelodones con Galapagar y que pasaba por el Puente Nuevo o de las Minas es la moderna carretera M-519.

Camino real de El Escorial. Época de los Austrias (finales del siglo XVI y siglo XVII). Segundo itinerario. Reconstrucción propia utilizando la herramienta Google Maps

Con el tiempo, el itinerario Torrelodones → Galapagar → El Escorial se abandonó a favor del más directo Las Rozas de Madrid → Puente del Retamar → El Escorial. Este fue el trayecto preferido por los reyes Borbones para desplazarse a El Escorial durante el siglo XVIII.

Con relación al camino Las Rozas → Puente del Retamar → El Escorial, hubo un primer proyecto —iniciado a finales del siglo XVII bajo el reinado de Carlos II e interrumpido por la guerra de Sucesión— que fue culminado por el arquitecto Pedro de Ribera en 1737 (reinando Felipe V). El camino de Pedro de Ribera no pasaba por Galapagar, sino por Colmenarejo (= camino Viejo de Colmenarejo), dirigiéndose desde esa población hacia El Escorial vadeando el arroyo del Tercio (hoy, Embalse de Valmayor).

Camino real de El Escorial. Época de Carlos II y Felipe V. Tercer itinerario (1691-1737). Camino de Pedro de Ribera. Reconstrucción propia utilizando la herramienta Google Maps

Resultando una vía áspera por mor del relieve y de las condiciones del terreno (cuestas, corrimientos de tierras, vados, &cétera), el recorrido fue sensiblemente mejorado posteriormente por el maestro de cantería Marcos de Vierna. Marcos de Vierna —director general de los caminos reales de España y autor de algunos de los mejores puentes españoles del siglo XVIII— modifica el trazado de Ribera hacia 1761. La nueva vía se dirige ahora hacia Galapagar superando el puerto homónimo; se trata de una ruta un poco más larga pero más practicable. En líneas generales, la carretera M-505 que transitamos en nuestros días está montada sobre el camino terminado por Marcos de Viana en 1765, con una reforma (1771-1772) del padre Pontones (fray Antonio de San José Pontones) en el trecho que va desde el Puente del Tercio (Embalse de Valmayor) hasta el Real Sitio de El Escorial.

Comunidad de Madrid. Colmenarejo. Puente del Tercio en el Embalse de Valmayor. Obra de Marcos de Vierna (1764) en sustitución del vado que utilizaba el camino real de El Escorial de Pedro Ribera (1737)

Comunidad de Madrid. Colmenarejo. Puente del Tercio en el Embalse de Valmayor. Obra de Marcos de Vierna (1764) en sustitución del vado que utilizaba el camino real de El Escorial de Pedro Ribera (1737)

La siguiente imagen ilustra el recorrido de los caminos dieciochescos hacia el Escorial de Pedro de Ribera (1737), que pasaba por Colmenarejo; de Marcos de Vierna (1765), que bordeaba Galapagar; y del padre Pontones (1771), desde el Puente del Tercio hasta El Escorial:

Recorrido de los caminos dieciochescos hacia el Escorial

Recorrido de los caminos dieciochescos hacia el Escorial

Camino de Marcos de Vierna (1765). Camino real de El Escorial de la época de Carlos III. Cuarto itinerario, y el que subsiste en nuestros días (carretera M-505):

Camino real de El Escorial. Época de Carlos III. Cuarto itinerario (1761-1765). Camino de Marcos de Vierna. Reconstrucción propia utilizando la herramienta Google Maps

Comunidad de Madrid. Las Rozas de Madrid. Camino histórico (siglo XVIII) Madrid → El Escorial (camino de Marcos de Vierna, camino real de El Escorial). Panel informativo en la carretera M-505

En virtud de lo antecedente, el camino real de Castilla de los siglos XVIII-XIX es el que sigue el recorrido Las Rozas de Madrid → Puente del Retamar → Galapagar → Puente del Herreño → Guadarrama, y desde ahí conectaba con el alto del León y seguía por la provincia de Segovia. El cambio de ruta explica que, según épocas, el camino real de Valladolid o de Castilla pasara ya por Torrelodones-Guadarrama (A-6 & N-VI), ya por Las Rozas de Madrid-Galapagar-Guadarrama (M-505, M-510 & N-VI). En las guías de caminos de los siglos XVIII y XIX, el camino real de Valladolid sale como un ramal nornoroeste del camino real de Castilla a la altura de Adanero (en términos actuales, N-601 de la N-VI).

Comunidad de Madrid. Galapagar. Camino real de Castilla (de Galapagar a Guadarrama)

Guadarrama ha formado parte del camino real de Valladolid invariablemente desde el siglo XVI. Con todo, no pretendo retroceder en el tiempo más allá de mediados del siglo XVIII, porque esta pequeña indagación es para entretenerse y recrearse viajando en moto, no para elaborar una tesis doctoral sobre historia caminera.

Se aportan las versiones del Itinerario español de Mathias Escrivano de 1760 y de 1790, para su cotejo.

 

Camino real de Valladolid (1760)

Joseph Mathias Escrivano: Itinerario Español, o Guia de Caminos, para ir desde Madrid à todas las Ciudades, y Villas mas principales de España; y para ir de unas Ciudades à otras; y à algunas Cortes de Europa. Madrid: Imprenta de Miguèl Escrivano, 1760, segunda Impression.

«Caminos de Castilla, Leon, Galicia, y Asturias. Madrid para Santiago de Galicia, y Pontevedra, y al margen se cita para Astorga, Lugo, Betanzos, y la Coruña: sirve de guia para otras grandes Villas», en Joseph Mathias Escrivano: Op. cit. (1760), p. 47

«Madrid para Valladolid, Palencia, y Castro Xerìz: Camino de Ruedas, y de Herradura al margen», en Joseph Mathias Escrivano: Op. cit. (1760), p. 59

 

Camino real de Valladolid (circa 1790)

Joseph Matías Escribano: Itinerario Español, ó Guia de Caminos para ir de unas Ciudades à otras de España, y à algunas Cortes de Europa. Barcelona: Por la viuda Piferrer, véndese en su libreria administrada por Juan Sellent, [ca. 1790]

«Caminos de Castilla, Leon, Galicia y Asturias. Madrid para Leon, y Oviedo. Pasa por Medina de Rio Seco, y al margen se irán anotando para Toro, Zamora, y otras partes», en Joseph Mathias Escrivano: Op. cit. (ca. 1790), p. 53

«Caminos de Castilla, Leon, Galicia y Asturias. Madrid para Leon, y Oviedo. Pasa por Medina de Rio Seco, y al margen se irán anotando para Toro, Zamora, y otras partes», en Joseph Mathias Escrivano: Op. cit. (ca. 1790), p. 54

«Madrid para Valladolid y Palencia», en Joseph Mathias Escrivano: Op. cit. (ca. 1790), p. 60

Como puede constatarse, las versiones de 1760 y de 1790 del Itinerario español son muy parecidas. En ambos casos, el camino de Valladolid se realiza por el camino real de Castilla hasta Adanero, y desde Adanero se toma la desviación hacia Valladolid por Martín Muñoz de las Posadas. Aparte de ciertas cuestiones de detalle que serán objeto de comentario en sus respectivas secciones, el recorrido es prácticamente el mismo en ambas versiones; se especifica un poco más en la edición de 1790. En síntesis, y con denominaciones actualizadas, el trayecto histórico quedaría así:

  • camino real de Castilla (de Madrid a Adanero): Madrid → Aravaca → Las Rozas → puente sobre el río Guadarrama → Galapagar → Guadarrama → puerto de Guadarrama (1790, comienza Castilla la Vieja) → Venta de Bubillos [¿Venta de Gudillos?] → Venta del Santo Cristo del Caloco (1790) → Navas de San Antonio → Villacastín → Labajos → puente sobre el río Voltoya (1790) → Venta [Palacio] de Almarza → Sanchidrián → Adanero;
  • desviación a Valladolid (de Adanero a Valladolid): Martín Muñoz de las Posadas → Montuenga → Rapariegos → Montejo de la Vega [Montejo de Arévalo] → Almenara de Adaja → Bocigas → Olmedo → puente sobre el río Eresma (1790) → Hornillos → puente sobre el río Adaja → Valdestillas → puente sobre el río Duero → Valladolid.

Yo me he recorrido todo el camino en unas horas, con paradas para repostar, comer, tomar fotografías, pasearme, &cétera. En el siglo XVIII debían de tardar alrededor de cuatro días, porque el Itinerario sugiere realizar las jornadas del siguiente modo:

  • Primera jornada: comer en Galapagar y dormir en Guadarrama (unos 50 kilómetros).
  • Segunda jornada: comer en Navas de San Antonio y dormir en Labajos (47 kilómetros).
  • Tercera jornada: comer en Montuenga y dormir en Almenara (48 kilómetros).
  • Cuarta jornada: comer en Hornillos o Valdestillas y dormir en Valladolid (unos 58 kilómetros).

Partiendo por la mañana de Madrid y llegando para dormir a Valladolid al cuarto día de viaje, se invertían unas ochenta y cuatro horas para completar doscientos kilómetros de distancia aproximadamente; distancia dividida en tramos de alrededor de cincuenta kilómetros diarios. El resultado de una sencilla división es la supersónica velocidad media de 2,4 kilómetros/hora (concediendo que la velocidad media se reduce a la mitad con las horas de descanso nocturno). Mi bisabuela camina más rápido con el andador; sí que se tomaban con calma esto de viajar…

 

Comunidad de Madrid

Villa y Corte de Madrid

Históricamente tres caminos principales han salido de Madrid en dirección noroeste para acceder a Castilla y León, o seguir hacia Galicia. La finalidad de dos de ellos era conectar la Villa y Corte con los reales sitios: de Madrid al Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial, en el límite con la provincia de Ávila, y de Madrid al Real Sitio de La Granja de San Ildefonso, en la provincia de Segovia. El tercero es la carretera radial N-VI (de Madrid a La Coruña). Esos tres caminos estaban y siguen estando interconectados (tanto la M-505 como la M-601/M-614 desembocan en la A-6/N-VI).

Como en el siglo XVIII Madrid estaba cercado, se franqueaban las murallas por alguna de las puertas situadas al Oeste: 1) la Puerta de Segovia, cruzando el puente homónimo; 2) la Puerta de la Vega, por la todavía existente Cuesta de la Vega (junto a la Catedral de la Almudena); 3) la Puerta de San Vicente, al final de la Cuesta de San Vicente y en la glorieta del mismo nombre. Las puertas de Segovia y de la Vega estaban muy cerca la una de la otra. Una vez fuera del recinto amurallado, había que dirigirse necesariamente hacia Aravaca y Las Rozas por el camino de Aravaca. Tiene sentido que la avenida que conecta la Puerta de San Vicente con el principio de la carretera de Castilla M-500 reciba el nombre de avenida de Valladolid.

En las siguientes fotografías se plasma el aspecto actual de dos de las posibles salidas de Madrid para ir hacia Castilla y León: la Puente Segoviana sobre el arroyo aprendiz de río Manzanares (Juan de Herrera, siglo XVI) y la Puerta de San Vicente. Personalmente, estimo la Puerta de San Vicente como la más conveniente entre las indicadas —me salen versos sin esfuerzos—, porque el Puente de Segovia conduce naturalmente hacia la antigua carretera de Móstoles; en nuestros días, al paseo de Extremadura y a la carretera radial N-V/A-5 (carretera de Extremadura).

 

Madrid: «la Puente de Segovia»

Por Decreto 85/1996, de 6 de junio, se declara Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento el Puente de Segovia de la Villa de Madrid. (Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid núm. 153 [viernes, 28 de junio de 1996], 16-17).

El Puente de Segovia es el más antiguo que se conserva en Madrid. Se comenzó en 1582 y fue terminado en 1584. Su traza y obra se han atribuido a Juan de Herrera. No existe documentación que avale este punto, si bien las similitudes que presenta con el Puente Nuevo de Galapagar —en el que la participación del arquitecto real está documentada— hacen suponer alguna intervención de Herrera. La Puente Segoviana formó parte del programa de embellecimiento que Felipe II proyectó para la Corte. Asimismo, facilitó el principal itinerario del rey en su trayecto al Monasterio y Palacio de San Lorenzo de El Escorial.

Comunidad de Madrid. Madrid. Puente de Segovia

 

Madrid: «la Puerta de San Vicente»

Comunidad de Madrid. Madrid. Glorieta de San Vicente. Puerta de San Vicente

La Puerta de San Vicente que se contempla en la actualidad se ve así de pulida porque no es la puerta original, sino una réplica inaugurada el 25 de abril de 1995. Al menos fue instalada en el lugar primigenio, algo es algo. El conjunto primitivo, realizado por Francisco Sabatini en 1775 (reinando Carlos III, el Mejor Alcalde de Madrid), estaba constituido por la Puerta de San Vicente y la Fuente de los Mascarones, tal y como se aprecia en la siguiente litografía (nótese que la orientación está invertida). Dicho conjunto se perdió a finales del siglo XIX. De verdad que en nuestro pragmático país tenemos un problema grave con el patrimonio histórico-artístico-cultural.

Fernando Brambilla (pintura), J. de Madrazo (dirección) & Andreas Pic de Leopold (litografía): Vista de la Puerta de San Vicente, con la parte del Real Palacio de Madrid. Madrid, 1833. Disponible en Internet: Biblioteca Digital memoriademadrid (consulta del 7 de mayo de 2016)

Saliendo por la Puerta de San Vicente, se salvaba el río Manzanares por el Puente Verde, hoy desaparecido; el Puente Verde fue sustituido por el Puente de la Reina Victoria, de principios del siglo XX.

 

Madrid: huerta de los Cipreses

En la edición del Itinerario español de 1790 se menciona «la Huerta de los Cipreses». La huerta de los Cipreses era un soto ribereño del Manzanares, donde la gente acudía a bañarse o a cenar, y en el que de vez en cuando aparecían cadáveres de mujeres de unos cuarenta años de edad (22 de abril de 1880).

 

Madrid: Puertas de la Casa de Campo

También se hace alusión a las «Puertas de Castilla». Diversas puertas y portillos históricos, como las puertas del Río, Castilla, Aravaca, Somosaguas, del Ángel, &cétera, estaban situadas en la tapia de ladrillo y mampostería que rodeaba el Real Sitio de la Casa de Campo. Fueron resultado del proyecto de mejora, embellecimiento, protección y delimitación de la Casa de Campo que el rey Carlos III encomendó al arquitecto italiano Francisco Sabatini. La Puerta de Castilla se conserva cerca de su emplazamiento original; es la entrada principal al Club de Campo Villa de Madrid, en el kilómetro 2 de la M-500. Salvado el cauce del río, la carretera de Castilla tenía su inicio en la Puerta de Castilla; se atravesaba la Casa de Campo y se salía por la Puerta de Aravaca.

Comunidad de Madrid. Madrid. Puerta de Castilla, una de las actuales puertas de entrada al Club de Campo Villa de Madrid, en el kilómetro 2 de la carretera de Castilla (M-500)

 

Camino real de Castilla (carretera de Castilla, M-500)

La instantánea muestra el inicio de la carretera M-500 (carretera de Castilla), en la confluencia con la avenida de Valladolid, la calle 30 (M-30) y el Puente de Castilla, al lado del Puente de los Franceses (el Puente de los Franceses es, propiamente, el ferroviario). Analizando viejos planos, parece que el antiguo camino de Aravaca ha quedado ocupado en parte por la M-30 y en parte por la carretera de Castilla M-500. Como el problema es cruzar el río Manzanares, me parece improbable que antiguamente se salvara el accidente por la actual carretera de La Coruña/autovía del Noroeste A-6, que está más al Nornoroeste y es de realización posterior. Considero la carretera de Castilla M-500, que va de la calle 30 a la altura del Puente de Castilla/Puente de los Franceses hasta la A-6, como el itinerario que más se acerca al camino histórico de Aravaca y, por ende, de Castilla. Además, en el punto que se muestra, se deja la carretera de El Pardo (M-605) a la derecha, como se recoge en algunas descripciones de la época.

Comunidad de Madrid. Madrid. Avenida de Valladolid, puente y carretera M-500 (puente y carretera de Castilla), dirección Aravaca

 

Las Rozas de Madrid

Con arreglo al Itinerario español de Joseph Mathias Escrivano —tanto en su versión de 1760 como en la de 1790—, el camino de Castilla pasaba por Aravaca y Las Rozas. En Las Rozas de Madrid hallé dos vestigios de caminos antiguos: el camino Viejo de Madrid (no tengo ningún dato sobre este camino, pero supongo que por aquí debía de pasar la primitiva carretera) y la significativa calle Real de Las Rozas.

Comunidad de Madrid. Las Rozas de Madrid. Camino viejo de Madrid

Es un hecho reiteradamente comprobado que en muchas localidades por las que discurrían antiguos caminos reales se conserva la denominación calle Real para la travesía. Este es el caso de Las Rozas, cuya calle Real va a dar a la plaza Mayor. Por el otro extremo, al final de la calle Real de Las Rozas da comienzo la carretera M-505 (de Las Rozas de Madrid a límite de provincia con Ávila por El Escorial). Es decir, la carretera de Madrid al Real Sitio de San Lorenzo del Escorial, que formaba parte del camino real de Madrid a Castilla la Vieja.

Comunidad de Madrid. Las Rozas de Madrid. Calle Real

Comunidad de Madrid. Las Rozas de Madrid. Calle Real. Aspecto de la entrada a Las Rozas por la calle Real.

Que, en los siglos XVIII-XIX, el camino real de Castilla y Valladolid se correspondía con la carretera M-505 nos lo sugieren varios indicadores. En primer lugar, y según el Itinerario español, la vía alternativa que pasa por Torrelodones (la A-6) era a la sazón una senda de herradura. Podía servir para postas a caballo, pero no parece que fuera un camino carreteril apto para ruedas. Uno se imagina a Carlos III desplazándose con todo su séquito, posesiones y demás a San Lorenzo del Escorial en carruaje, no montando a caballo él y sus huestes. En segundo lugar, en la Guía de caminos se puntualiza que se cruza un puente sobre el río Guadarrama antes de Galapagar. La A-6 corre paralela al río Guadarrama, salvándolo por fin más allá de Collado Villalba. Yendo por la carretera M-505, se cruza un puente sobre el río Guadarrama antes de llegar a Galapagar. Por último, la carretera M-505 es la que se dirige directamente a Galapagar, siguiente localidad de acuerdo con el Itinerario. Conforme a lo dicho, es muy razonable sostener que el antiguo camino real de Castilla (e, incluido en este, el de Valladolid en su parte madrileña) coincidía más o menos con el trazado de la M-505 hasta Galapagar. Además, es que lo he leído en varios estudios. Y hay diversos carteles e hitos en la carretera que especifican este extremo (por si había alguna duda).

Comunidad de Madrid. Las Rozas de Madrid. Inicio de la M-505 (carretera de El Escorial). A la derecha, el final de la calle Real de Las Rozas de Madrid

 

Carretera M-505 (carretera de El Escorial): «Río Guadarrama, P. [Puente]» (puente sobre el río Guadarrama)

El puente al que se refiere el Itinerario español no es este, obviamente, que es de factura contemporánea.

Comunidad de Madrid. Carretera M-505 (carretera de El Escorial). Puente sobre el río Guadarrama

Indudablemente, la Guía de caminos denota el Puente del Retamar, situado en el área recreativa Virgen del Retamar, en Las Rozas. Esta área recreativa está incluida dentro del Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama y su Entorno.

Comunidad de Madrid. Las Rozas de Madrid. Puente del Retamar (s. XVIII). Tajamares del lado norte.

El tablero del Puente del Retamar está sustentado por arcos de medio punto de 8,40 metros de luz separados por pilas. Por el lado norte (aguas arriba), los tajamares de las pilas son de simetría apuntada y triangular de lado curvo, denominados en pico de pato. Ello supone una innovación importada de la ingeniería francesa de principios del siglo XVIII, pues dichos tajamares aplicaban conceptos hidráulicos para resistir mejor el embate de las aguas sobre las pilas. El tajamar presenta sombrerete gallonado que se prolonga hasta la línea de imposta superior, lo que confiere mayor esbeltez a las pilas.

Comunidad de Madrid. Las Rozas de Madrid. Puente del Retamar (s. XVIII). Arco de medio punto y tajamar del lado norte, aguas arriba

Una película casera que me he organizado del río Guadarrama a su paso por el Puente del Retamar en el el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama y su Entorno (me puse a cacharrear con el Movie Maker y me salió esto):

 

Comunidad de Madrid. Las Rozas de Madrid. Río Guadarrama a la altura del Puente del Retamar, aguas arriba (diciembre de 2016)

Comunidad de Madrid. Las Rozas de Madrid. Río Guadarrama a la altura del Puente del Retamar, aguas abajo (diciembre de 2016)

Comunidad de Madrid. Las Rozas de Madrid. Río Guadarrama a la altura del Puente del Retamar, aguas abajo (diciembre de 2016)

El Puente del Retamar formó parte del nuevo camino más directo de Madrid a El Escorial por Galapagar y de la carretera que pasaba por Guadarrama hacia Castilla la Vieja y Galicia. El puente actual y el antiguo Puente del Retamar distan unos cuatrocientos cincuenta metros en línea recta; están muy cerca el uno del otro.

Comunidad de Madrid. Las Rozas de Madrid. Pretil y tablero del Puente del Retamar (Pedro de Ribera, 1737, época de Felipe V). Por aquí pasaba el camino real de Madrid a El Escorial

Dejando atrás el Puente del Retamar, el trazado del añejo camino de Madrid a El Escorial y Castilla bordeaba el monte Vinatea, que queda a la izquierda. En el monte Vinatea hay o había un proyecto de pastoreo controlado anti-incendios con asnos, una especie en extinción.

Comunidad de Madrid. Galapagar. Monte Vinatea

En nuestros días solo se puede tomar ese camino en sentido Madrid; en sentido Galapagar hay una señal de dirección prohibida. La prohibición no es arbitraria; está prohibido el acceso porque el viejo camino no tiene conexión con la M-505 en sentido Galapagar.

Comunidad de Madrid. Las Rozas de Madrid. Puente del Retamar. Entrada prohibida al puente en sentido Galapagar. También está prohibido bañarse en el río. Está todo prohibido

Restos del trazado antiguo de la M-505, todavía denominada C-505 (carretera comarcal 505 a El Escorial) en las proximidades de la urbanización y el embalse de Molino de la Hoz (calle Camino Real de Las Rozas de Madrid).

Comunidad de Madrid. Las Rozas de Madrid. Restos del trazado antiguo de la M-505, todavía denominada C-505 (carretera comarcal 505 a El Escorial)

 

Galapagar

Comunidad de Madrid. Carretera M-505 (carretera de El Escorial). Rotonda de Galapagar

En el atrio de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción está plantada una estatua de Santa María de Galapagar sobre un pedestal. Según reza el cartel adyacente, «en 1287, Sancho IV incluye la localidad en terreno segoviano, aludiendo a ella como “Santa María de Galapagar”». Un santuario mariano dedicado a la Virgen de Galapagar parece haber constituido el embrión de la población.

Comunidad de Madrid. Galapagar. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Santa María de Galapagar

Comunidad de Madrid. Galapagar. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Santa María de Galapagar

Por Decreto 56/1995, de 1 de junio (Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid núm. 165 [jueves, 13 de julio de 1995], 6) se declaró Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de Monumento la Iglesia Parroquial de la Asunción de Nuestra Señora, sita en Galapagar (Madrid). En el lugar está instalada una placa que da noticia de los detalles constructivos del edificio.

Comunidad de Madrid. Galapagar. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Placa explicativa de los detalles constructivos del edificio

Comunidad de Madrid. Galapagar. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Placa explicativa de los detalles constructivos del edificio

La portada principal, que se abre al costado de la Epístola, se resuelve con la superposición de tres arcos; de abajo hacia arriba: arco carpanel de tres centros, arco de medio punto con tímpano labrado y arco conopial.

Comunidad de Madrid. Galapagar. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Portada. Esta fotografía me la ha pasado mi amiga Mar Gutiérrez

Comunidad de Madrid. Galapagar. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Portada

Comunidad de Madrid. Galapagar. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Portada

La torre-campanario, de gran altura, es de planta cuadrada con techumbre de madera, cubierta por un chapitel de pizarra con su correspondiente linterna. En la cornisa de la torre se perciben las típicas bolas decorativas propias de los edificios de la época de los Reyes Católicos (bolas abulenses).

Comunidad de Madrid. Galapagar. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Torre-campanario

Comunidad de Madrid. Galapagar. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Torre-campanario

En el cuerpo superior de la torre se abren en cada uno de los lados dos arcos levemente rebajados para albergar las campanas. De estilo herreriano, el chapitel realizado en pizarra que remata la torre-campanario consta de cuatro faldones con forma trapezoideal, linterna con campana, bola, veleta y cruz.

Comunidad de Madrid. Galapagar. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Torre-campanario. Cuerpo superior. Esta fotografía me la ha pasado mi amiga Mar Gutiérrez

En las imágenes también se pone de manifiesto que la nave central del templo es de altura ligeramente mayor que las naves laterales. En la parte superior se abren vanos en el muro (ojos de buey) que recuerdan a una especie de triforio. La cornisa de la edificación está moldurada y decorada con un perlado de bolas abulenses de gran perfección. Es uno de mis motivos decorativos favoritos; me gustan mucho las bolicas esas. Además, la puerta de la barbacana que rodea la iglesia también está ornamentada con bolas, pero estas son herrerianas o escurialenses.

Comunidad de Madrid. Galapagar. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Barbacana y fachada meridional. Esta fotografía me la ha pasado mi amiga Mar Gutiérrez

El presbiterio de la Iglesia de Nuestra Señora de Galapagar se cobija bajo una boveda de crucería con terceletes. El retablo de madera tallada y policromada es contemporáneo (1959) y contiene las imágenes de Nuestra Señora de la Asunción, San José y San Lorenzo.

Comunidad de Madrid. Galapagar. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Presbiterio y altar mayor. Esta fotografía me la ha pasado mi amiga Mar Gutiérrez

Como se ha explicado en la introducción, el camino real de Valladolid comparte un buen trecho con el camino real de Castilla. Este, a su vez, coincide hasta Galapagar con el camino real de El Escorial. Los caminos reales de El Escorial y de Castilla se bifurcan en Galapagar. Hacia el Oeste, el camino real de El Escorial. Hacia el Norte (dirección Guadarrama), el camino real de Castilla.

Comunidad de Madrid. Galapagar. Bifurcación. Hacia el Este, camino real de El Escorial. Hacia el Norte, camino real de Castilla

El pretérito camino real de Castilla concuerda con la galapagueña carretera de Guadarrama en nuestros días.

Comunidad de Madrid. Galapagar. Camino real de Castilla = carretera de Guadarrama

Comunidad de Madrid. Galapagar. Carretera de Guadarrama (= camino real de Castilla)

 

Carretera M-510. Entre Galapagar y Guadarrama: Puente del Herreño

El río Guadarrama hace de límite entre los municipios de Galapagar y Guadarrama:

Comunidad de Madrid. Entre Galapagar y Guadarrama. Estrechamiento de la calzada de la M-510 (carretera de Guadarrama/camino real de Castilla) a su paso sobre el río Guadarrama

El camino real de Castilla continúa desde Galapagar hacia Guadarrama por la carretera M-510. Entre la colonia España, al Sur, y la colonia Media Luna y la zona residencial de Los Negrales, al Norte, el río Guadarrama se franquea por el Puente del Herreño. En su artículo «Puentes de Retamar y del Herreño sobre el río Guadarrama» (Revista de Obras Públicas núm. 3336 [141, 1994], 79-87, p. 81), Rosario Martínez y Teresa Sánchez sostienen que el actual Puente del Herreño «es un paso tradicional, transitado en época árabe y documentado desde mediados del siglo XIII. Si había un puente en el lugar, fue un antecedente de la fábrica del siglo XVIII que se conserva hoy en servicio». A este puente también llega la cañada real segoviana.

El Puente del Herreño fue hecho construir por Carlos III en 1784 y formaba parte del camino real de Madrid a Castilla en el tramo de Galapagar a Guadarrama. En consecuencia, no hay duda de que la carretera M-510 sigue fielmente el histórico camino real de Madrid a Castilla en este trozo.

Para su proyecto, el constructor del Puente del Herreño se basó en el Pont de les Quinze Arcades de Molins de Rei (provincia de Barcelona), erigido entre los años 1763 y 1767 (reinando Carlos III) y arrasado durante una riada del río Llobregat en diciembre de 1971. Dicho puente sucumbió como resultado de una irresponsable extracción de áridos tomados del lecho del río Llobregat. Las extracciones llegaron hasta los mismos cimientos del puente, destruyendo su solera de protección y provocando el fallo estructural. Recordemos que esto es España, y por estos lares operar mentalmente con silogismos modus nolens style no se estila mucho (para ello hay que haber alcanzado cierto nivel educativo y de desarrollo intelectual).

La línea de imposta del Puente del Herreño es saliente, lo que proporciona líneas de sombra en el alzado.

Comunidad de Madrid. Entre Galapagar y Guadarrama. Carretera M-510 (parte del camino real de Castilla). Puente del Herreño (siglo XVIII) sobre el río Guadarrama

Adviértase el Puente del Herreño, del siglo XVIII y sillería granítica, o sea, vandalizado por el consabido patán grafitero analfabeto antisocial. A los palurdazos grafiteros les condenaba yo a trabajos forzados de restauración del patrimonio artístico-cultural y a largas horas de estudio de Historia, Historia del Arte, Constitución española y declaraciones sobre protección del patrimonio de la Unesco. Y hasta que no se supieran el programa de estudio de pe a pa no salían del internado. Me tienen hasta las mismísimas gónadas. Los culturalmente subdesarrollados grafiteros contribuyen patentemente a hacer de este país un bodrio artístico-estético maltratando, desluciendo y afeando nuestros bienes monumentales-histórico-artístico-culturales. Me pone enfermo. Hala, ya me he desahogado.

 

Guadarrama

Comunidad de Madrid. Carretera M-510. Término municipal de Guadarrama

Hasta Guadarrama, el camino real de Castilla prosigue por la carretera de la red secundaria madrileña M-510 y el enlace con la carretera radial nacional VI.

Comunidad de Madrid. Carretera M-510. Límite del término municipal de Guadarrama, con la sierra al fondo

Comunidad de Madrid. Guadarrama. Plaza Mayor

Comunidad de Madrid. Guadarrama. Plaza Mayor. Ayuntamiento

X

Comunidad de Madrid. Guadarrama. Fuente (1785)

X

Hitos delimitadores en la sierra de Guadarrama

 

Límite de las provincias de Madrid y Segovia (Castilla y León)

Puerto de Guadarrama/alto del León

«Aquí comienza Castilla la Vieja, y se pasa el Puerto de Guadarrama por buen camino […]». Entre Madrid y Segovia (Castilla y León): puerto de Guadarrama/alto del León

Comunidad de Madrid: puerto de Guadarrama/alto del León (1511 metros, pendiente del 11 %)

Comunidad de Madrid. Vista panorámica de la comunidad desde el alto del León (1511 metros de altitud), en el confín de las provincias de Madrid y Segovia

Hito geográfico. Límite entre las provincias de Madrid (Comunidad de Madrid) y Segovia (Castilla y León). Puerto de Guadarrama/alto del León

Los grafiteros (singularmente, los writers haciendo tags o como quiera que se diga) han conseguido que los deteste con todas mis fuerzas. Se podrían meter sus firmitas y pintaditas (mamarrachadas) en una parte que yo me sé. Una manera muy pintoresca de preservar el patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran (artículo 46 de la Constitución española). Un número indeterminado de grafiteros lo mismo pintarrajean un váter público que una capilla visigoda, incapaces de hacer la distinción dada su mucha ignorancia y su ínfimo barniz cultural. Que son unos palurdos vandálicos egocéntricos con un nivel de desarrollo evolutivo de cuatro años, vaya.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Panel indicador del lugar a partir del cual el camino real de Castilla entra en la comunidad autónoma de Castilla y León, provincia de Segovia

Siguiendo a Rosario Martínez y Teresa Sánchez (ib., p. 82), la construcción de la carretera pavimentada que atravesaba la sierra de Guadarrama por el alto del León data de 1749. Ha de hacerse notar que cuando en el siglo XVIII se habla de abrir un camino, no se pretende hacer una carretera completa desde el punto de origen al de destino, sino de abrir los pasos de montaña (lo más difícil del trayecto) al tráfico rodado (carros). En este sentido, la obra del paso de Guadarrama consistió en abrir al tráfico rodado 17 kilómetros de carretera.

En la cúspide del puerto de Guadarrama se encuentra un monumento conmemorativo de la construcción del camino real. Sobre un hermoso pedestal de piedra reposa un león —alegoría de España— realizado en el mismo material abrazando con sus garras dos globos. Los dos globos simbolizan los dos mundos españoles, el Viejo Mundo (Europa) y el Nuevo Mundo (América).

Castilla y León. Provincia de Segovia. Alto del León. Adviértase el monumento vandalizado por grafiteros, of course. Qué país, qué paisaje y qué paisanaje…

Sobre una lápida situada en el pedestal se lee un epigrama en latín compuesto por Juan de Iriarte y fechado en 1749.

FERDINANDVS VI.
PATER PATRIAE
VIAM VTRIQUE CASTELLAE
SVPERATIS MONTIBVS FECIT
AN. SALVT. MDCCXLIX.
REGNI SVI IV.

 

Castilla y León

Provincia de Segovia

«La Venta de Bubillos»

En su novela El oro del rey, Arturo Pérez-Reverte sitúa la venta de Bubillos «cerca del puerto de la Fuenfría…».

Me parece que se equivoca. Salvo que haya dos ventas de Bubillos, el puerto de la Fuenfría cae bastante más al Nordeste. Parece claro que la venta de Bubillos histórica, no ficticia, se hallaba entre el puerto de Guadarrama y la venta del Santo Cristo del Caloco, que se mostrará en otro apartado.

«La Venta de Bubillos» es, en realidad, la Venta de Gudillos. Gudillos es un caserío perteneciente al municipio de El Espinar. Se emplaza equidistante a unos dos kilómetros del Alto del León y del núcleo de San Rafael, limitado por el río Gudillos al Norte y la carretera nacional 6 al Sur. Dispone de un apeadero ferroviario.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. Gudillos. Calle Gudillos

A la izquierda, calle Gudillos (antigua calle Gabarreros de Gudillos). A la derecha, vieja carretera de La Coruña.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. Gudillos. Calle Gudillos & carretera de La Coruña

En la Historia General de España. Tomo XX de José Sabau y Blanco (Madrid: Imprenta de Leonardo Núñez de Vargas, 1822, p. 374), el autor hace referencia al camino que se construyó por el puerto de Guadarrama, «terreno escabroso, è inaccesible en invierno por estar cubierto de nieve y de precicipios; de modo que una gran parte del año estaba casi enteramente cortada la comunicacion con las dos Castillas». Las obras comenzaron el 15 de julio de 1749, y fueron llevadas a cabo por más de cinco mil trabajadores. El camino, prosigue Sabau, «se concluyó en ménos de cinco meses empezando en la villa de Guadarrama y acabando en la venta de Gudillos, que dista un quarto de legua del Espinar, villa de la provincia de Segovia».

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. Gudillos, junto al kilómetro 60 de la N-6. Cartografía © Instituto Geográfico Nacional de España

La miserable Venta de Gudillos, al decir de ciertos comentaristas de la época, se encontraría a la vera del kilómetro 60 de la N-6. En nuestros días, en la margen de la carretera de Madrid a La Coruña (N-6) a la altura de Gudillos se ubica una casa rural que seguramente causaría delicia a los viajeros del siglo XVIII.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. Gudillos. Carretera de la Coruña (antiguo ramal de la N-6), hoy una calle del núcleo de Gudillos

En el periódico mensual El Espinar núm. 224 (julio de 2013), p. 16, Carlos Parrilla da noticia de un suceso acaecido en la Venta de Gudillos en 1753. Ocultos bajo el estiércol de la cuadra, en la Venta de Gudillos se desenterraron dos cadáveres. Se sabe que un ventero fue Juan Adanero, quien tuvo en arrendamiento la venta más de seis años. A este sucedió Martín Mesonero, que fue quien halló los huesos de los finados. Se deshizo de los restos, ya echándolos a la corriente del arroyo, ya pegándoles fuego, sin comunicarlo a las autoridades. Ambos venteros fueron apresados y llevados ante el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisicion. Un doble asesinato más o menos daba igual; el quid era que no se había dado cristiana sepultura a los cadáveres, qué atrocidad. Mal lugar para alojarse.

 

«Fonda de S. Rafael» (San Rafael)

Con el tiempo, la Fonda de San Rafael desplazó a la Venta de Gudillos como lugar de parada. El núcleo de población de San Rafael, también perteneciente al municipio de El Espinar, tiene su origen en la casa de postas o fonda que se levantó de orden de Carlos III en 1784. Como su nombre indica, una casa de postas era una casa donde había caballos apostados para conducir y llevar en diligencia correos y viajeros. Disponían de ciertas comodidades para facilitar el descanso de caballos, correos y viajeros.

Según el contenido del cartel plantado en la plaza del Bicentenario de San Rafael, cabe inferir que la Casa de Postas o Fonda de San Rafael comenzó a operar hacia 1790.

Castilla y León. Provincia de Segovia. El Espinar. San Rafael. Plaza del Bicentenario (1790-1990)

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. San Rafael. Plaza del Bicentenario (1790-1990)

En apoyo de mi afirmación se puede aportar una nueva edición de la Guía de caminos de 1809. Respecto al camino real de Castilla, el itinerario propuesto es idéntico a los de 1760 y de 1790, y se mantienen las mismas condiciones: el que pasa por Galapagar es camino de ruedas (= camino carreteril o carretera) y el que se dirige a Torrelodones es camino de herradura (en principio, no transitable para carruajes). La diferencia se halla en el tramo Guadarrama → Venta del Santo Cristo del Caloco. En la Guía de caminos de 1809 se ha sustituido «La Venta de Bubillos» por la «Fonda de S. Rafael».

La Fonda de San Rafael funcionó como hotel, estafeta y hasta Cuartel de la Guardia Civil. Fue derribada en 1978, construyéndose en su lugar la plaza de Castilla de San Rafael, un parque con vistas a la sierra.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. San Rafael. Plaza de Castilla con el cerro Cabeza Reina (1479 m s. n. m.) al fondo

A propósito, apréciese el divertido barbarismo «Venta del Sto. Christo del Coloquio» en vez de «Venta del Santo Cristo del Caloco».

Biblioteca Givanel Mas (Santiago López): Nueva Guia de Caminos para ir desde Madrid á todas las Ciudades y villas mas principales de España y Portugal, y tambien para ir de unas Ciudades á otras. Madrid: por Gómez Fuentenebro y Compañía, 1809, pp. 71-72 (Google Books)

Aunque puede que el barbarismo sea Caloco, y no Coloquio, si hacemos caso a lo señalado en el libro Dirección general de cartas en forma de diccionario de 1838. Somos unos ignorantes:

Bernardo Espinalt y García & José Freire: Dirección general de cartas en forma de diccionario. Madrid: Imprenta de don Pedro Sanz, 1838, p. 281. (Google Books)

Bernardo Espinalt y García & José Freire: Dirección general de cartas en forma de diccionario. Madrid: Imprenta de don Pedro Sanz, 1838, p. 281 (Google Books)

Este es el gran cerro contiguo que domina la Ermita del Santo Cristo del Coloquio. El nombre de cerro del Caloco sin duda confundió a muchos ignorantes, haciéndoles suponer que ese era el título de la santa imagen. Me gustan las vacas pastando en los prados al pie del cerro:

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. Cerro del Caloco (1562 m s. n. m.)

 

«La venta del Santo Christo del Caloco» (El Espinar, Segovia)

A finales del siglo XVIII, Antonio Ponz, secretario de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, emprendió un viaje fuera de España. Sobre este viaje escribió un libro publicado en 1785 que dedicó al por entonces príncipe Carlos IV. En su «Carta primera» (Antonio Ponz: Viage fuera de España. Tomo primero. Madrid: Por D. Joachin Ibarra. Impresor de Cámara de S. M., 1785, p. 8, § 14), relata lo siguiente:

Primeramente pasado el Puerto de Guadarrama, á once leguas de Madrid se halla la Villa del Espinar en Castilla la Vieja, que á su costa fabricó años pasados una posada grande, y espaciosa á orilla del camino Real, enfrente la Ermita de la devota Imágen, intitulada el Santo Christo del Caloco. Esta posada podrá ser de las buenas en la ruta de Castilla quando se halle bien surtida de todo lo necesario, tocante á víveres y provisiones, á camas aseadas, y tenga los demas atractivos que el caminante apetece.

En el paraje hay dos inmuebles. Uno de ellos se corresponde con la «posada grande y espaciosa a orilla del camino Real» a la que se refiere Antonio Ponz. El otro es, probablemente, una casa de esquileo situada a la vera de la cañada real soriana occidental. El primero, en ruinas, está a mano izquierda de la carretera, enfrente de la Ermita del Cristo del Caloco. El segundo está junto a dicho ermita. Por esta razón, me inclino a pensar que la antigua posada era la construcción en ruinas que se muestra en la siguiente imagen, siendo el otro edificio la casa de esquileo. Pero podría ser al revés, si Ponz utilizó la palabra enfrente de un modo más vago o impreciso.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. Venta del Santo Cristo del Caloco

¿Casa de esquileo (cañada real soriana occidental)?

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. Venta del Santo Cristo del Caloco

 

Ermita del Santísimo Cristo del Caloco

Esta es la Ermita del Cristo del Caloco.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. Ermita del Cristo del Caloco

Un ameno parque en el que me detuve a descansar un rato hace las veces de atrio sui generis del templo:

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. Ermita del Cristo del Caloco. Parque

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. Ermita del Cristo del Caloco. Parque

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. Ermita del Cristo del Caloco

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. Ermita del Cristo del Caloco. Fachada

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. Ermita del Cristo del Caloco. Crucero

Vista panorámica de la carretera N-6 desde la Ermita del Cristo del Caloco. Al fondo, el núcleo de población de San Rafael (El Espinar) y la sierra de Guadarrama.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Municipio de El Espinar. Vista panorámica desde la Ermita del Cristo del Caloco. Carretera N-6 con la sierra de Guadarrama al fondo

 

Navas de San Antonio

Castilla y León. Provincia de Segovia. Navas de San Antonio

Ayuntamiento de la muy noble villa de Navas de San Antonio, en la plaza Conde Finat número 1:

Castilla y León. Provincia de Segovia. Navas de San Antonio. Ayuntamiento

La comunidad de villa y tierra fue una forma de organización sociopolítica castellana, aplicada a tierras conquistadas a los sarracenos aproximadamente entre el Duero y el Tajo (Extremadura Castellana). Constituía un sistema de autogobierno que regulaba el aprovechamiento de aguas, tierras y bosques y aplicaba la justicia. Las comunidades de villa y tierra surgen en los siglos XI y XII como resultado de los procesos de repoblación del territorio conquistado, y algunas prosiguen en nuestros días en forma de mancomunidades. Una de estas instituciones fue la Comunidad de la Ciudad y Tierra de Segovia, regida por un poderoso concejo.

El territorio perteneciente a la Comunidad de la Ciudad y Tierra de Segovia se dividió administrativamente en sexmos o sesmos, uno de los cuales fue el Sesmo de San Martín. La muy noble villa de Navas de San Antonio era y es un pueblo perteneciente a este sesmo, tal y como reconoce una placa situada en la fachada de su ayuntamiento.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Navas de San Antonio, pueblo de la Tierra de Segovia perteneciente al sesmo de San Martín

Por Decreto 221/1997, de 6 de noviembre (Boletín Oficial de Castilla y León núm. 217 [martes, 11 de noviembre de 1997], 8409), se declara Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, la Iglesia de San Nicolás de Bari, en Navas de San Antonio (Segovia).

Se trata de una obra del siglo XVI, de estilo gótico tardío, realizada en piedra berroqueña, con una torre a los pies del templo.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Navas de San Antonio. Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari. Fachada lateral norte

Castilla y León. Provincia de Segovia. Navas de San Antonio. Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari. Torre-campanario a los pies del templo

Castilla y León. Provincia de Segovia. Navas de San Antonio. Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari. Fachada lateral sur

 

Villacastín

X

Castilla y León. Provincia de Segovia. Villacastín. A la derecha, la Iglesia Parroquial de San Sebastián (Catedral de la Sierra)

Castilla y León. Provincia de Segovia. Villacastín. Calle Real

Castilla y León. Provincia de Segovia. Villacastín. Calle Real

Castilla y León. Provincia de Segovia. Villacastín. Ayuntamiento

Castilla y León. Provincia de Segovia. Villacastín. Ayuntamiento

Por Decreto de 8 de julio de 1944 (Boletín Oficial del Estado núm. 198 [16 de julio de 1944], p. 5439) se declara Monumento Histórico-Artístico la Iglesia Parroquial de Villacastín. Hay una cosa rara porque en 1944 se habla de la Iglesia Parroquial de San Esteban, pero en la actualidad la advocación es a San Sebastián.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Villacastín. Iglesia Parroquial de San Sebastián, la Catedral de la Sierra. Construcción iniciada en 1529

Castilla y León. Provincia de Segovia. Villacastín. Iglesia Parroquial de San Sebastián, la Catedral de la Sierra. Construcción iniciada en 1529

Castilla y León. Provincia de Segovia. Villacastín. Iglesia Parroquial de San Sebastián. Muro lateral sur

Castilla y León. Provincia de Segovia. Villacastín. Iglesia Parroquial de San Sebastián. Muro lateral sur

Castilla y León. Provincia de Segovia. Villacastín. Iglesia Parroquial de San Sebastián. Portada del Mediodía o de San Sebastián

Castilla y León. Provincia de Segovia. Villacastín. Iglesia Parroquial de San Sebastián. Portada del Mediodía o de San Sebastián

 

Labajos

X

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Labajos

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Labajos. Calle Real

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Labajos. Calle Real

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Labajos. Calle Real

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Labajos. Calle Real

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Labajos. Ayuntamiento

La Iglesia Parroquial de San Pedro se emplaza al norte de la plaza de la Constitución, junto al Ayuntamiento de la villa.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Labajos. Iglesia Parroquial de San Pedro

Recorriendo los caminos reales de la piel de toro…

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Labajos. Toro de Osborne

X

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Labajos. Hostal Restaurante Fuentes

 

Provincia de Ávila

«Río Boltoya, Puente» (puente sobre el río Voltoya)

En nuestros días, puentes sobre el río Voltoya hay tres: el de la AP-6 (autopista del Noroeste), el de la carretera radial N-VI (Madrid a A Coruña) y el inaugurado en 1770, reinando Carlos III, que es el que formaba parte del camino real de Castilla y Valladolid. Este último se conoce también con el nombre de Puente de Almarza. En las fotografias siguientes se muestran el puente de la carretera N-6 y el Puente de Almarza del siglo XVIII, así como el río Voltoya.

Río Voltoya. Cartel en la carretera radial N-VI o N-6

Puente nuevo sobre el río Voltoya (carretera radial N-VI o N-6)

Río Voltoya. Escasísimo caudal en julio de 2015

El río Voltoya es un afluente del Eresma, el cual es a su vez un afluente del Adaja, el cual es a su vez un afluente del Duero. El Voltoya nace en la fuente del Canto de los Hierros, en el término municipal de El Espinar (Segovia), y desemboca por la margen izquierda del río Eresma en el término municipal de Coca (Segovia). Tiene una longitud de 101,19 kilómetros y un caudal medio anual de 0,755 m3/s en la estación foronómica de Coca (Segovia). Sufre fuertes estiajes en verano.

Río Voltoya. Caudal a finales de octubre de 2016

Río Voltoya. Caudal a finales de octubre de 2016

En la edición de 1760 del Itinerario español no se menciona este puente, que sí aparece en la edición de 1790. La razón es que el puente fue levantado en 1770, entre esas dos versiones de la Guía de caminos. La Guía de caminos de 1790 advierte que para cruzar el puente hay que pagar un pontazgo. El derecho de pontazgo fue un antiguo tributo que, a modo de peaje, se pagaba por utilizar el puente. Con anterioridad, el río Voltoya se vadeaba.

Puente de Almarza sobre el río Voltoya (siglo XVIII)

A propósito: una denominación más antigua del río Voltoya fue río de Almarza (de ahí que el puente también fuera conocido como Puente de Almarza).

Puente de Almarza sobre el río Voltoya (siglo XVIII). «Reinando Carlos III. Año de 1770»

Puente de Almarza sobre el río Voltoya (siglo XVIII). «Reinando Carlos III. Año de 1770»

La época de Carlos III se conoce como la «de los trescientos puentes». Desde luego, bajo su reinado se construyeron un gran número de puentes, poniendo en práctica las nuevas ideas importadas de la ingeniería francesa.

Puente de Almarza sobre el río Voltoya (siglo XVIII). «Reinando Carlos III. Año de 1770»

Puente de Almarza sobre el río Voltoya (siglo XVIII). «Reinando Carlos III. Año de 1770»

El puente viejo (Puente de Almarza) sobre el río Voltoya fue levantado reinando Carlos III en 1770. Por supuesto, también ha sido vandalizado por la abominable acción grafiteril. Y digo yo: ¿por qué no se meten los ayunos taggeros sus aerosoles por salva sea la parte y dejan las vetustas piedras en paz? Qué atraso y qué pobreza cultural…

Puente de Almarza sobre el río Voltoya (siglo XVIII)

 

«Venta de Almarza»

Castilla y León. Provincia de Ávila. Sanchidrián. Palacio de Almarza

 

«San Chidrian»

X

Castilla y León. Provincia de Ávila. Sanchidrián. Iglesia de San Martín

 

Adanero

Castilla y León. Provincia de Ávila. Adanero. Calle Real

El Palacio Consistorial de la villa de Adanero se ubica en la misma calle Real de la localidad:

Castilla y León. Provincia de Ávila. Adanero. Palacio Consistorial de la villa de Adanero

Castilla y León. Provincia de Ávila. Adanero. Palacio Consistorial de la villa de Adanero

En Adanero se levantó un frontón para juego de pelota en 1875 a expensas de la villa en terrenos cedidos por el IX conde de Adanero. Me gustan mucho los frontones; en el colegio me hinché a jugar a pelota mano y de mayor he seguido practicando frontenis de vez en cuando.

Castilla y León. Provincia de Ávila. Adanero. Frontón del siglo XIX (1875)

 

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción

Por Decreto 261/1998, de 10 de diciembre (Boletín Oficial de Castilla y León núm. 240 [miércoles, 16 de diciembre de 1998]), se declara Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en Adanero (Avila).

Castilla y León. Provincia de Ávila. Adanero. Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción

La Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción es una construcción románico-mudéjar del siglo XIII, muy reformada en el siglo XVI, época a la que corresponde el cuerpo de las tres naves y la torre, coronada con vistoso chapitel de influencias herrerianas.

Castilla y León. Provincia de Ávila. Adanero. Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción

Situado en el lado meridional del templo, el pórtico que contemplamos hoy data de 1794. Sustituye a uno anterior.

Castilla y León. Provincia de Ávila. Adanero. Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Pórtico (1794)

Castilla y León. Provincia de Ávila. Adanero. Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Placa de línea de nivel. Altitud 912,5 metros

Castilla y León. Provincia de Ávila. Adanero. Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Crucero y torre occidental

En primer término, la torre adosada a los pies de la iglesia, culminada con una espadaña. Al fondo, la torre del costado norte, coronada con un chapitel. Es uno de los pocos templos de la provincia de Ávila que cuenta con dos torres; los otros se hallan en Arévalo.

Castilla y León. Provincia de Ávila. Adanero. Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Torres

Castilla y León. Provincia de Ávila. Adanero. Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Vandalismo

En Adanero hay un número indeterminado de paletos ignorantes que no pueden reprimir sus ansias de pintarrajear vandálicamente el protegido monumento nacional. Los profundos e iluminadores mensajes que nos transmiten consisten en autorreferentes expresiones tales como «vivan los macarras», «vivan los del 1948», «quintos 99» y análogas. Plasmadas, eso sí, en los muros de una edificación renacentista. Soy consciente de que esto es normal en mi país. Desde mi punto de vista, corresponde a la norma de comportamiento de un retrasado cultural.

Castilla y León. Provincia de Ávila. Adanero. Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Vandalismo

Digresión: patrimonio y vandalismo

El patrimonio cultural de un pueblo, al ser producto de una colectividad, pertenece proindiviso a todos los ciudadanos (de ahí su naturaleza social: hemos de considerar el sistema cultural como un subsistema social). Más brevemente: el patrimonio cultural es una riqueza colectiva.

Los bienes histórico-artístico-culturales materializan y son portadores de valores culturales: son contenedores de conocimiento, memoria histórica y experiencia estética; constituyen una expresión de la historicidad, de la creatividad y de la espiritualidad de nuestra civilización; permiten el estudio, la contemplación y comprensión de nosotros mismos a través de nuestro pasado y presente, y el deleite ante la belleza que sobreviene sobre ellos. Por las razones aducidas son bienes, tienen valor cultural, histórico, artístico-estético, cognitivo y jurídico. Y por estas mismas razones, merecen el respeto y la sensibilidad de los ciudadanos, no su constante ataque.

Cada acto vandálico ejercido sobre nuestro patrimonio histórico hiere, al menos, seis o siete tipos de valores: 1) jurídicos, porque estas acciones vulneran lo dispuesto en una ristra de normas jurídicas, empezando por las declaraciones de la Unesco y el artículo 46 de la Constitución española. 2) Artístico-estéticos, porque afean y deslucen las obras. 3) Culturales, porque ponen de manifiesto que somos un pueblo inculto y ramplón que no tenemos aptitud para conservar, valorar y proteger nuestros propios bienes culturales, los que hemos declarado nosotros mismos o los que han sido declarados como tales por organismos internacionales. 4) Cognitivo-intelectuales y morales, porque se ventila que el personal anda por un nivel de desarrollo evolutivo de cuatro años (egocentrismo) y un nivel de moralidad preconvencional, dado que es incapaz de autocontrolarse y de coordinar su punto de vista con el de los demás. 5) Históricos, por cuanto no se respetan los principales testigos de la contribución histórica de los españoles a la civilización universal y no se comprende que estos bienes son las pruebas que nos permiten conocer quiénes hemos sido (y lo que podemos llegar a ser).

Desde una perspectiva psicológica, sin duda los vándalos de las pintaditas se lo pasarán muy bien dejando sus firmitas de mierda y demás estupideces emergentes de sus descaminados e inconvenientes procesos cerebrales en los monumentos nacionales. No obstante, no parecen caer en la cuenta de que, en cierto modo, hacen una declaración pública de auto-odio. No es que yo esté muy orgulloso de mi país que digamos, pero es justo reconocer que los españoles somos condueños y poseedores de un patrimonio natural y cultural apabullante. Tenemos 45 bienes inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, y somos el tercer país con más patrimonio natural y cultural del mundo, solo por detrás de Italia (51 bienes) y China (50 bienes). Vamos por delante de Francia (42 bienes), Alemania (41 bienes), India (35 bienes), México (34 bienes), Reino Unido (30 bienes), la Federación Rusa (26 bienes) o Estados Unidos de América (23 bienes) en el ranking. En la lista de la ONU hay inscritos 193 estados; siendo los terceros por patrimonio natural-cultural (medalla de bronce), la calificación relativa de nuestro patrimonio es de sobresaliente-9,84. He consultado la Lista del Patrimonio Mundial en diciembre de 2016; las cifras están actualizadas a esa fecha.

En fuerza de lo antecedente, se sigue que nuestro patrimonio natural-cultural es de lo mejor nuestro (nuestro = de todos los españoles). Pero, en vez de estar alardeando internacionalmente full time de este hecho objetivamente comprobable —de paso, hinchando psicosocialmente nuestro autoconcepto y nuestra autoestima cual globo Montgolfier o dirigible Zeppelin, a elegir—, no; lo que hacemos es deteriorar y deslustrar (si no destrozar) nuestro propio patrimonio colectivo. Alucino con esta masoquista y autodestructiva nación que se complace en auto-maltratarse y auto-rebajarse, atentando contra sus propios bienes y valores. Me da igual que lo haga este, el otro o del de más allá, o que yo no lo haga: el caso es que sucede, y es algo bastante generalizado en la piel de toro (que yo me recorro motorizado el territorio de Norte a Sur y de Este a Oeste visitando piedras; la evidencia salta a la vista). Ergo, empieza a ser exteriorización de un statu quo estadísticamente normal. Y puede que sea «normal» en un sentido estadístico; pero es un despropósito en un sentido normativo.

Fin de la digresión.

 

Carretera N-601 y camino real de Valladolid

«Se ha de guiar por el camino de Castilla, que está à folio 53 hasta llegar à Adanero, leguas 18.
Despues à Martin Muñoz de las Posadas». Bifurcación de la carretera en radial nacional VI (N-VI, carretera de Madrid a La Coruña) y nacional 601 (N-601, carretera de Madrid a León por Valladolid).

Bifurcación de la carretera en radial nacional VI (N-VI, carretera de Madrid a La Coruña) y nacional 601 (N-601, carretera de Madrid a León por Valladolid)

En su configuración actual, la carretera N-601 hunde sus raíces en el Plan general de carreteras de 1860. Nació como carretera de primer orden de Adanero a Gijón por Valladolid y León. Por consiguiente, se trata de una calzada decimonónica, y solo coincide en parte con el camino real dieciochesco. El trozo comprendido entre Adanero y Valladolid fue catalogado en el pasado como N-403 (de Toledo a Valladolid), pero desde 1988 se numeró la vía como N-601, y así permanece. De alguna manera, es una carretera radial, porque tiene origen en Madrid; su cómputo de kilómetros se inicia en la capital del España y prosigue en dirección a Valladolid. El primer hito kilométrico que aparece tras la bifurcación marca el kilómetro 109. Se entra en el casco urbano de Valladolid más o menos a la altura del kilómetro 186, donde hay instalado un bonito radar. En tiempos antiguos había portazgos a la entrada de las ciudades y ahora hay radares igualmente recaudatorios (conste que sigo ostentando los 15 puntos del carné de conducir desde julio de 2012).

Nota bene: se verifica la denominación calle Real en las poblaciones de Martín Muñoz de las Posadas, Montejo de Arévalo, Puras, Almenara de Adaja, Bocigas, Hornillos de Eresma, Valdestillas y Puente Duero (Valladolid), y camino Viejo de Madrid en Olmedo. Creo que tanto «realismo» en el camino prueba la «realidad» del camino real de Valladolid. Asimismo, sabemos por otras fuentes que el camino real de Valladolid pasaba por Rapariegos y Montejo de Arévalo y cruzaba Almenara de Adaja.

El camino real de Valladolid del siglo XVIII no se corresponde exactamente con la carretera N-601, sino mucho más probablemente con: Martín Muñoz de las Posadas (calle Real) → N-601 → Montuenga (calle Valladolid) → camino a la Ermita del Cristo de Moralejilla (pista, parte del cordel de la Culebra) → Rapariegos → Montejo de Arévalo (calle Real) → [Camino de Puras → VP-1108 → Puras (calle Real) → VP-1107 → VP-9107] → Villa Romana de Almenara-Puras → VP-9107 → Almenara de Adaja (calle Real) → VP-9107 → Bocigas (calle Real) → VP-9107 → camino Viejo de Madrid → Olmedo → VP-9105 (cordel de Valladolid/camino de Olmedo) → Hornillos de Eresma (calle Real) → Cordel de Valladolid (pista) → vereda del camino de Olmedo (pista; es también Camino de Santiago) → Puente de Piedra sobre el río Adaja (a poco más de doscientos metros al sudoeste de la Ermita de Sieteiglesias) → vereda del camino de Olmedo → Valdestillas (calle Olmedo & calle real) → VA-VP-9003 (Camino de Santiago) → Cañada Valdestillas (Camino de Santiago) → Puente Duero (calle Real) → Valladolid.

La Guía de caminos dice que desde Rapariegos debe proseguirse hacia Montejo de la Vega (= Montejo de la Vega de Arévalo, en la actualidad, Montejo de Arévalo). En la siguiente imagen he destacado los dos caminos posibles. El que se va hacia el Nordeste conecta Rapariegos con San Cristóbal de la Vega por la carretera SG-411, y luego continúa hacia Montejo de Arévalo. El de más al Oeste se dirige directamente hacia Montejo de Arévalo. Ambos caminos confluyen al sudoeste de Tolocirio. Sospecho que el camino correcto es el más occidental, porque está documentado que los lugares de San Cristóbal de la Vega, Donhierro y Tolocirio quedaban a un lado y otro del camino, pero la vía no penetraba en estos núcleos.

Camino real de Valladolid. De Rapariegos a Montejo de Arévalo (camino destacado de color anaranjado). Reconstrucción propia con Iberpix del IGN. Cartografía © Instituto Geográfico Nacional de España con aportaciones propias

Una alternativa entre Montejo de Arévalo y Almenara de Adaja plausiblemente fuera el camino de Almenara/calzada Vieja de Montejo, sin cruzar Puras. Pero, entonces, no se explicaría bien la calle Real de Puras. Con todo, he reflejado las dos posibilidades en el siguiente mapa. Ambos itinerarios convergen junto al Museo de las Villas Romanas de Almenara de Adaja-Puras.

Camino real de Valladolid. De Montejo de Arévalo a Almenara de Adaja (camino destacado de color anaranjado). Reconstrucción propia con Iberpix del IGN. Cartografía © Instituto Geográfico Nacional de España con aportaciones propias

Esta es la reconstrucción del antiguo camino real de Valladolid que me he fabricado con las herramientas Google Maps e Iberpix del IGN:

Camino real de Valladolid. De Martín Muñoz de las Posadas hasta Olmedo. Reconstrucción propia con la herramienta Google Maps

Camino real de Valladolid. De Olmedo a Valladolid. Reconstrucción propia con la herramienta Google Maps

Se observa que en el trozo comprendido entre Martín Muñoz de las Posadas y Olmedo, el camino real dieciochesco y la carretera nacional decimonónica corren más o menos paralelos. Sin embargo, desde Olmedo los trazados difieren no poco. El camino real del siglo XVIII se desvía hacia el Oeste, pues entra en el municipio de Valladolid por Puente Duero-Esparragal; en cambio, la carretera N-601 lo hace por Laguna de Duero y Arcas Reales-Pinar de Jalón, cerca de diez kilómetros más al nordeste.

Camino real de Valladolid. De Olmedo a Puente Duero (camino destacado de color anaranjado). Reconstrucción propia con Iberpix del IGN. Cartografía © Instituto Geográfico Nacional de España con aportaciones propias

 

Provincia de Segovia

Martín Muñoz de las Posadas

X

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Martín Muñoz de las Posadas. Entrada al pueblo

X

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Martín Muñoz de las Posadas. Calle Real

X

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Martín Muñoz de las Posadas. Plaza Mayor. A la derecha, edificio del Ayuntamiento

 

Palacio del Cardenal Espinosa

Por Decreto de 3 de junio de 1931 (Gaceta de Madrid núm. 155 [4 de junio de 1931], 1181-1185, p. 1184) se declara Monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional el Palacio del Cardenal Espinosa, en Martín Muñoz de las Posadas.

Contiguo a la plaza Mayor y ubicado en la calle del Palacio Cardenal Espinosa, la fachada principal del edificio tiene a cada lado una torre.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Martín Muñoz de las Posadas. Palacio del Cardenal Diego de Espinosa

La portada se resuelve con una arquitectura arquitrabada con cuatro columnas de orden dórico en la parte inferior y con dos pilastras jónicas en la superior. En el medio del fronton curvo partido que corona el balcón de la planta superior campean las armas de Castilla y León y el toisón de oro como lambrequín. A los lados están colocadas las armas del cardenal Diego de Espinosa. Los escudos están acompañados o sujetos por tenantes.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Martín Muñoz de las Posadas. Palacio del Cardenal Diego de Espinosa. Portada

 

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y San Sebastián

Por Decreto 15/1996, de 25 de enero (Comunidad Autónoma de Castilla y León), se declara Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de monumento, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y San Sebastián, en Martín Muñoz de las Posadas (Boletín Oficial del Estado núm. 49 [lunes, 26 de febrero de 1996], 7305-7306).

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Martín Muñoz de las Posadas. Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción y San Sebastián

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y San Sebastián de Martín Muñoz de las Posadas está situada en la plaza Mayor, de notables dimensiones, y próxima al Palacio del Cardenal Espinosa, con el que forma un conjunto monumental de gran interés. La construcción del templo se remonta al siglo XIII. Tiene planta de cruz latina, de una sola nave, con transepto destacado y cabecera poligonal, construidos a mediados del siglo XVI bajo el patronazgo del cardenal Diego de Espinosa, inquisidor general y obispo de Sigüenza. El cardenal Espinosa era originario de la villa; su mausoleo, obra de Pompeyo Leoni, se conserva en el interior de la iglesia.

 

Montuenga & Rapariegos

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Municipio de Codorniz. Entidad local menor de Montuenga. Desviación desde la carretera N-601

Montuenga es una entidad local menor que depende del Ayuntamiento de Codoniz.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Municipio de Codorniz. Entidad local menor de Montuenga

Campiña segoviana en los alrededores de Montuenga:

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Campiña segoviana en los alrededores de Montuenga

En Montuenga y aun más en Rapariegos, la carretera actual N-601 se aparta demasiado de las poblaciones por las que presuntamente debería pasar. La localidad de Rapariegos dista como un kilómetro al oeste de la vía. Es muy dudoso que el trazado actual se corresponda con el camino real histórico (seguir investigando).

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. N-601, km 126. Desvío a Rapariegos

(Actualización: he reconstruido el probable trazado antiguo del camino y he repetido el viaje con el nuevo itinerario).

El camino que conecta directamente las localidades de Montuenga y Rapariegos forma parte del cordel de la Culebra, una pista que va campo a través mediando entre la carretera N-601, al Este, y la carretera de la Red Complementaria Local de Castilla y León SG-411 (de N-601 a N-6 por Rapariegos), al Oeste. En la margen occidental de esta pista y a poco más de un kilómetro al sudsudoeste del casco urbano de Rapariegos se yergue la Ermita del Cristo de la Moralejilla.

Camino real de Valladolid. De Montuenga a Rapariegos. Reconstrucción propia con la herramienta Google Maps

 

Montuenga

El Itinerario español sugiere detenerse a comer en Montuenga durante la tercera jornada de viaje. Para cumplir con la ortodoxia del historical reenactment, me paré a tomar algo en Montuenga.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Municipio de Codorniz. Entidad local menor de Montuenga. Bar Ca’ César

Al final de la calle Los Henales de Montuenga comienza la pista que conecta directamente el núcleo de Montuenga con Rapariegos. Resulta verosímil que ese fuera el viejo camino real:

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Municipio de Codorniz. Entidad local menor de Montuenga. Camino real a la salida del núcleo de Montuenga en dirección Rapariegos

A efectos de la recreación histórica mototurística, el tramo del viaje comprendido entre Montuenga → Rapariegos → Montejo de Arévalo hasta Almenara de Adaja y desde Hornillos de Eresma hasta Valdestillas es fatal porque, según he comprobado in situ, el camino se conserva en forma de pista de tierra. Si se desea pasar por los poblados que atravesaba el viejo camino real rulando sobre calzadas asfaltadas, hay que avenirse a zigzaguear; y en algunos casos, ni por esas. Vengo observando desde hace tiempo que esto de los caminos reales dieciochescos exige una montura trail o de doble propósito. Meterse en suelos blandos con neumáticos de carretera en vez de calzando cubiertas de tacos (uso mixto de asfalto y tierra) no es una idea demasiado prudente.

 

Rapariegos

Vista panorámica del cordel de la Culebra en las proximidades de la Ermita del Cristo de la Moralejilla; probablemente, el viejo camino real. Al fondo, la Entidad local menor de Montuenga (vista hacia el Sur).

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Cordel de la Culebra. Vista hacia Montuenga

Vista panorámica del cordel de la Culebra en las proximidades de la Ermita del Cristo de la Moralejilla; probablemente, el viejo camino real. Al fondo, la localidad segoviana de Rapariegos (vista hacia el Norte).

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Cordel de la Culebra

 

Ermita del Cristo de la Moralejilla

Por Decreto 7/1995 (Comunidad Autónoma de Castilla y León), de 12 de enero (Boletín Oficial del Estado núm. 32 [martes, 7 de febrero de 1995], 3925-3926) se declaró Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de monumento, la Ermita del Cristo de la Moralejilla, en Rapariegos (Segovia).

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Fachada sudsudoeste

La erección de la Ermita del Cristo de la Moralejilla se sitúa entre los siglos XII y XIII. La cabecera fue construida en sillares de piedra (época del románico) y las naves, en mampostería y verdugadas de ladrillo (etapa mudéjar o «románico de ladrillo»). El trabajo de corte y labra de la piedra, y el empleo del ladrillo y el yeso —dos materiales diferentes trabajados con técnicas distintas— materializan sendas etapas constructivas del inmueble. La espadaña es un añadido posterior.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla

Conforme a la tradición arquitectónica de los templos católicos, la cabecera está orientada hacia el Este (el eje litúrgico); más precisamente, hacia el estesudeste. La cabecera tiene un lado más largo que el otro, formando una especie de trapezoide. El ábside central queda torcido con respecto al eje longitudinal de la edificación. Las naves secundarias laterales se rematan con ábsides de menor diámetro y altura que el central.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Cabecera

El ábside central está estructurado en calles por medio de columnas adosadas al muro. Canecillos que asoman al exterior soportan la cornisa.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Cabecera y fachada nornordeste

Por la parte del enfoscado superior de los ábsides secundarios, parece que fueron recrecidos, tal vez a finales del siglo XVIII. Se percibe perfectamente que los ábsides tienen un tramo recto y un tramo curvo.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Fachada nornordeste

El ermitaño se llama Bernardino. Tuvo la amabilidad de abrir y enseñarme la ermita. Aunque puede hacerse, la entrada no se efectúa por los pies del templo, sino por la fachada lateral meridional. La portada se enmarca con un alfiz que nace del suelo, y se resuelve con cuatro arquivoltas apuntadas coronadas por un friso decorativo aparejado a sardinel y ribeteado con dos bandas de esquinillas por encima y por debajo. En la portada y en otras partes del templo se percibe el muro levantado con la tradicional técnica de rejola y aljez (ladrillo con mortero de yeso) de tradición mudéjar.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Fachada sudsudoeste. Portada

La ermita posee planta basilical con una nave central más ancha y alta soportada por pilares a la que se adicionan naves laterales separadas de la central por arquería doblada de medio punto típicamente románica (a un arco se le sobrepone otro de mayor rosca). Nacelas molduran y resaltan el nacimiento de los arcos. Por encima de la arquería corre un friso de esquinillas.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Nave central con arquería y naves laterales. Vista hacia los pies de la ermita

Un estrecho vano abierto en un pequeño arco doblado de la parte superior del muro permite el paso de la luz de la nave lateral a la central.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Vano

El empleo de materiales pobres, mampostería y ladrillo principalmente, junto al yeso y la madera, es el rasgo más visible del arte mudéjar. En las naves de la ermita se perciben todos estos materiales. La techumbre está constituida por una resistente estructura de madera con varios envigados.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Nave de la epístola (lado meridional). Vista hacia los pies del templo

Al igual que lo que sucedía en el exterior, en el interior la cabecera también está realizada en sillares de piedra. Los pilares son cruciformes (o, más bien, de sección escalonada), pues reciben el juego de empujes de los arcos torales de medio punto del crucero y de los ábsides menores. El arco fajón del frente es un arco doblado, realzando el intradós con un arco más estrecho. La dobladura, decorada con taqueado por su parte más exterior, descansa sobre el pilar, pero el arco interior apea sobre columnas románicas adosadas de basa ática con plinto, fuste cilíndrico liso y capitel labrado con figuras de aves (izquierda) y arpías (derecha), con collarino abocelado y ábaco. Un púlpito completa el mobiliario de la ermita.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Crucero

En las siguientes imágenes se aprecia bien la desalineación del eje longitudinal este-oeste de la ermita, que me hizo notar el propio Bernardino:

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Nave central hacia el ábside. Desalineación

El ábside central se tuerce hacia la izquierda:

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Nave central hacia el ábside. Desalineación

Vista del ábside secundario izquierdo por el interior (lado del evangelio), cubierto con bóveda de cañón el tramo recto y con bóveda en cuarto de esfera u horno la extremidad curva. En el muro se abre una ventana inscrita en un arco de medio punto cuya forma y estrechez recuerda a una aspillera. La ermita ejercía, parcialmente, funciones de fortaleza ante los ataques sarracenos (serían los almohades, digo yo), de ahí su aspecto macizo y con pocos vanos.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Ábside secundario izquierdo por el interior

Capitel labrado, decorado con una pareja de leones en nuestros días descabezados:

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Cimacio & capitel labrado

Bernardino me explicó que a lo largo del año se celebran dos romerías en honor del Santo Cristo de la Moralejilla, una en mayo y otra en septiembre. Fue una visita estupenda (estábamos solos él y yo), y acabamos charlando de todo lo sacro y lo profano, incluyendo el papa Francisco, el obispo, la cofradía, la Junta de Castilla y León, las características de la edificación, la restauración del templo, partes ocultas de la ermita que habían salido a la luz a raíz de las obras, por dónde iba la altura del suelo, sus proyectos de iluminación estética, &cétera. Hago constar que el templo está bien cuidado y en buenas manos.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Retablo decorativo del altar mayor

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Retablo decorativo del altar mayor

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Ermita del Cristo de la Moralejilla. Retablo decorativo del altar mayor

 

Rapariegos
Iglesia de San Pedro

La plaza en la que se ubica la Iglesia de San Pedro de Rapariegos está presidida por los restos de la que otrora fuera una corpulenta olma. Los cipreses anuncian la cercanía del colindante cementerio de la localidad. El templo fue casi enteramente reconstruido en el siglo XVIII. Sin embargo, de su pasado románico conserva la torre de los siglos XII-XIII.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Iglesia de San Pedro

La torre de la iglesia es de planta cuadrada, imponente volumen y aspecto robusto y macizo, lo que sugiere un uso defensivo como atalaya. Casi no se abren vanos; apenas se observan tres pequeñas saeteras. El muro está elaborado mediante una fábrica mixta de ladrillos y piedra. En la parte inferior, las bandas de mampostería están delimitadas por verdugadas de ladrillo. En la central aparecen ladrillos encadenados en las aristas que forman las intersecciones de los planos, y los cajones o bandas de mampostería alternan en dos longitudes distintas, como en el aparejo toledano o mindoniense. El estilo de la torre recuerda a las de Arévalo, lo que no es extraño teniendo en cuenta que Rapariegos perteneció hasta 1833 al Sesmo de la Vega, una división administrativa de la Comunidad de Villa y Tierra de Arévalo.

En el cuerpo superior, realizado enteramente en fábrica de ladrillo, se abren cuatro arcos ligeramente apuntados en cada flanco. En el frente, el vano de la izquierda está cegado, y el de la derecha alberga una campana. La torre se remata con un reloj que va atrasado, cornisa, cubierta a cuatro aguas, veleta y cruz, y, posadas sobre el tejado, decorativas palomas de guardia oteando el horizonte.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Iglesia de San Pedro

 

Convento de Santa Clara

El Convento y la Iglesia de Santa Clara que contemplamos en nuestros días son relativamente contemporáneos, pues la fábrica original fue destruida por los avatares de la historia (incendios, guerra de la Independencia, desamortización de Mendizábal…).

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Convento de Santa Clara. Iglesia

En Rapariegos me relacioné con casi todas las fuerzas vivas del pueblo. Estaban a punto de dar las cinco, y yo andaba por el Convento de Santa Clara. Me topé con dos señoras que iban a misa de cinco. La iglesia en la que se celebran actos litúrgicos regularmente creo que es la del convento, no la de San Pedro. Por lo que me transmitieron, las señoras no parecían demasiado optimistas acerca del futuro de la localidad. No hay gente joven, se lamentaban. El municipio de Rapariegos cuenta con 208 habitantes, de los cuales 19 ≤ 18 años y 88 ≥ 60 años. La pirámide de población está claramente invertida. Se trata, por consiguiente, de una población muy envejecida cuya tasa de natalidad no alcanza la reposición generacional. La intuición de las señoras es correcta. Me hicieron un par de fotos de recuerdo y me presentaron al cura, que llegaba en ese momento, con quien charlé un minuto. Tengo facilidad para relacionarme con la gente de los pueblos; será porque siempre me he encontrado a gente amable por ahí.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Convento de Santa Clara. Claustro

En la calle Convento de Rapariegos se ubica la Iglesia y el Convento de Santa Clara. Lo vi cuidado, debe de estar activo. Está ocupado por monjas clarisas.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Calle Convento

El camino que conecta directamente Rapariegos con Montejo de Arévalo (presumiblemente, el viejo camino real de 1760) sale del punto en que confluyen las calles Convento, Alegría, Soledad y el callejón Soledad. En el lugar hay un parquecito con una fuente.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Camino de Montejo de Arévalo (camino real, 1760)

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Campiña Segoviana. Rapariegos. Camino de Montejo de Arévalo (camino real, 1760)

 

«Montejo de la Vega» (Montejo de Arévalo)

En la página web del Ayuntamiento de Montejo de Arévalo se explica: «En el diccionario de Pascual Madoz, de mediados del siglo XIX, se cita al pueblo como Montejo de la Vega de Arévalo nombre que luego quedaría reducido al actual». Así pues, el Montejo de la Vega que se menciona en el Itinerario español —tanto en la edición de 1760 como en la de 1790— no es otro que Montejo de Arévalo.

En el mismo lugar se aclara:

Como su propio nombre da a entender, Montejo de Arévalo forma parte de la comarca de Arévalo, habiendo pertenecido a su Comunidad de Villa y Tierra [Sesmo de la Vega]. En la actualidad este pueblo segoviano sigue dependiendo de la cercana localidad abulense para la mayoria de los servicios, y proporciona mano de obra a la industria y al comercio de Arévalo.

Es de esas cosas raras que pasan con la división provincial del país. El municipio de Montejo de Arévalo es limítrofe con las provincias de Ávila y Valladolid. Montejo de Arévalo pertenece a la vez a la Tierra de Arévalo y a la provincia de Segovia, siendo el caso que Arévalo es una villa de la provincia de Ávila. He visto situado a Montejo de Arévalo en la comarca de la Campiña Segoviana, cuya cabeza es Santa María la Real de Nieva. Y lo cierto es que Montejo de Arévalo ha pertenecido siempre al partido judicial de Santa María de Nieva. En virtud de lo antecedente, conjeturo que el castellano corazón de los habitantes de Montejo andará repartido entre las provincias de Ávila y Segovia.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Tierra de Arévalo. Montejo de Arévalo. Calle Real

El camino real de Valladolid dieciochesco pasaba por Montejo de Arévalo. Como consecuencia, la localidad todavía conserva una calle con la denominación calle Real.

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Tierra de Arévalo. Montejo de Arévalo. Calle Real

La calle Real de Montejo de Arévalo hace esquina con la calle Cadena. La calle de la Cadena recibe este nombre por una cadena anclada a la pared de la casa natal del poeta segoviano Nicasio Hernández Luquero y a una pesada losa en esa misma calle. Este símbolo indicaba en el pasado que cualquier perseguido por la justicia podía acogerse al amparo del edificio (en muchos casos sirvió para protegerse de la Inquisición). En principio, esa posibilidad era el derecho de asilo en sagrado, privilegio reservado a los templos religiosos; pero con el tiempo se extendió a ciertos edificios civiles por concesión real. Este es el caso de las casas de la Cadena de Montejo de Arévalo y Trujillo (provincia de Cáceres).

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Tierra de Arévalo. Montejo de Arévalo. Calle Real & calle Cadena

Por otro lado, la calle Cadena de Montejo de Arévalo se corresponde con la carretera de la Red Complementaria Local de Castilla y León SG-413 (de N-601 al límite de provincia de Ávila. Continúa hasta Arévalo como AV-413).

El camino real de Valladolid del siglo XVIII (camino de Almenara y Puras) sale al final de la calle Empedrada:

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Tierra de Arévalo. Montejo de Arévalo. Calle Empedrada

Y no me extraña que una calle empedrada sea suficientemente significativa como para que esta característica sirva para designarla específicamente, pues el viejo camino real dieciochesco se mantiene en su primitivo estado. Vale decir, se trata de una pista de tierra que fácilmente deviene en barrizal:

Castilla y León. Provincia de Segovia. Comarca de la Tierra de Arévalo. Montejo de Arévalo. Camino de Almenara y Puras (camino real)

 

Provincia de Valladolid

Puras

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Puras

Puras es un municipio de 58 habitantes (2016) situado al sudeste de la provincia de Valladolid. No se menciona que el camino real de Valladolid pasara por Puras ni en el Itinerario español de 1760 ni en la edición de 1790; la guía propone desplazarse directamente desde Montejo de Arévalo (provincia de Segovia) hasta Almenara de Adaja (provincia de Valladolid). En ese caso, el camino real dieciochesco se correspondería con el camino de Almenara/calzada Vieja de Montejo, el cual se muestra a continuación. Resaltado de color anaranjado, queda al oeste de la carretera nacional 601 (en rojo):

Provincias de Segovia & Valladolid. Montejo de Arévalo & Almenara de Adaja. Camino de Almenara/calzada Vieja de Montejo. Cartografía © Instituto Geográfico Nacional de España con aportaciones propias

Sin embargo, a poco más de kilómetro y medio, ese camino se bifurca a la derecha. El ramal derecho se dirige a Puras.

Provincias de Segovia & Valladolid. Montejo de Arévalo & Puras. Camino de Puras. Cartografía © Instituto Geográfico Nacional de España con aportaciones propias

En Puras existe una calle con la denominación calle Real y en la vía entre Puras y Almenara de Adaja (VP-9107, carretera de Olmedo a Puras por Almenara de Adaja) se enclava un crucero a la vera del camino (Cruz de San Roque). Estos hechos me parecen sospechosos. Puede que un primitivo camino real, tal vez de época de los Austrias, atravesara la localidad de Puras. Conjeturo que, con el tiempo, se prefirió un trazado más directo entre Montejo de Arévalo y Almenara de Adaja, quedando la población de Puras excluida del itinerario. Pero esto no pasa de ser una hipótesis mía.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Puras. Calle Real

Emplazada a la entrada del pueblo, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Puras fue construida en el siglo XVI en fábrica de ladrillo. Destaca su esbelta torre coronada con un pináculo.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Puras. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Torre

La portada está precedida por un pórtico con seis arcos. La plaza de la iglesia está presidida por un crucero. Junto a este hay una fuente.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Puras. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Crucero, fuente y pórtico con arcada

 

Almenara de Adaja

Me he fijado que en diciembre de 2016 el fondo de la numeración de la carretera había cambiado. Ahora es amarillo.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Carretera VP-9107 (de Olmedo a Puras por Almenara de Adaja). Hacia Almenara y el Museo de las Villas Romanas

Por Decreto 11/1994, de 20 de enero (Comunidad Autónoma de Castilla y León. Boletín Oficial del Estado núm. 47 [jueves, 24 de febrero de 1994], 6150), se declara Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de zona arqueológica, la villa romana en Almenara de Adaja y Puras (Valladolid).

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Carretera de Almenara de Adaja. Villa Romana de Almenara-Puras

X

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Almenara de Adaja-Puras. Museo de las Villas Romanas

X

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Almenara de Adaja

La entrada al poblado de Almenara de Adaja se hace por la calle Villa Romana:

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Almenara de Adaja. Calle Villa Romana

Está reiteradamente documentado que el camino real de Valladolid pasaba por Almenara de Adaja. El caserío todavía conserva una calle con la denominación calle Real.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Almenara de Adaja. Calle Real

De conformidad con lo dispuesto en el artículo tercero de la Ley 39/1981, de 28 de octubre, por la que se regula el uso de la bandera de España y el de otras banderas y enseñas (Boletín Oficial de Estado núm. 271 [12 de noviembre de 1981], 26494-26495), la bandera de España deberá ondear en el exterior de todos los edificios de la Administración municipal del Estado. Yo no la vi. Al margen de otras cuestiones, es útil para encontrar los ayuntamientos de las localidades que visito (salvo excepciones, los edificios más conspicuos de estas pequeñas poblaciones suelen ser el ayuntamiento y la iglesia del pueblo).

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Almenara de Adaja. Ayuntamiento

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Almenara de Adaja. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Tanto el Itinerario español de 1760 como el de 1790 sugieren dormir en Almenara. No sé dónde, no hay ningún establecimiento de hostelería en el lugar. Y, a decir verdad, la vecina localidad de Bocigas me pareció más agradable a la vista.

 

«Bozigas» (Bocigas)

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Bocigas

La Iglesia Parroquial de San Juan Bautista de Bocigas es renacentista, de principios del siglo XVI. La portada está cubierta con un pórtico de tres arcos.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Bocigas. Iglesia Parroquial de San Juan Bautista

 

Olmedo

«Quien señor de Castilla quiera ser, a Olmedo de su parte ha de tener» (dicho del siglo XIV). Otra versión: «Quien de Castilla señor pretende ser, a Olmedo y Arévalo de su parte primero ha de tener». Estos dichos prueban la alta consideración en que eran tenidas estas dos villas en tiempos antiguos.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Comarca de Tierra de Pinares. Olmedo. Monumento al Caballero de Olmedo

Que de noche le mataron
al Caballero
la gala de Medina
la flor de Olmedo.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Comarca de Tierra de Pinares. Olmedo. Palacio Caballero de Olmedo

Natural de Olmedo, Gerónimo o Jerónimo de Alderete y Mercado fue un conquistador de Chile. Llegó a América en diciembre de 1534. Junto con Francisco Aguirre, se unió a la expedición liderada por Pedro de Valdivia para conquistar Chile a partir de 1540. Fundó Villarica (La Araucanía, Chile) con el nombre de Santa María Magdalena de Villa Rica en 1552. En 1555, el rey Carlos I le nombró gobernador (adelantado) para el Adelantamiento de Chile y le ordenó caballero de la Orden de Santiago. Embarcó hacia América en octubre de 1555 para desempeñar su cargo. En una escala en Panamá, Alderete cayó gravamente enfermo, muriendo en abril de 1556.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Comarca de Tierra de Pinares. Olmedo. Busto de Gerónimo de Alderete y Mercado, conquistador y adelantado de Chile

Soy profesor de enseñanza secundaria en excedencia, conque me suelo fijar en los institutos de educación secundaria. Por explicarlo de un modo grosero, existen por así decir dos grandes tipos de institutos: los que yo denomino «modelo prefabricado», que suelen ser construcciones funcionales pero con nulo valor estético y bastante repetitivas, y del otro tipo, diseños singulares encargados a arquitectos que ponen en valor la importancia de la institución educativa a través de la edificación. El Instituto de Educación Secundaria Alfonso VI de Olmedo pertenece a este segundo tipo.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Comarca de Tierra de Pinares. Olmedo. IES Alfonso VI

X

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Comarca de Tierra de Pinares. Olmedo. Murallas

X

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Comarca de Tierra de Pinares. Olmedo. Paseo de la Soterraña

El paseo de la Soterraña constituía la antigua entrada medieval al recinto amurallado de Olmedo.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Comarca de Tierra de Pinares. Olmedo. Paseo de la Soterraña

 

Iglesia de San Miguel

Por Decreto de 3 de junio de 1931 (Gaceta de Madrid núm. 155 [4 de junio de 1931], 1181-1185, p. 1185) se declara Monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional la Iglesia de San Miguel, en Olmedo.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Comarca de Tierra de Pinares. Olmedo. Arco de San Miguel, Iglesia de San Miguel y Cripta de la Soterraña

 

Iglesia de San Andrés

Por Decreto de 3 de junio de 1931 (Gaceta de Madrid núm. 155 [4 de junio de 1931], 1181-1185, p. 1185) se declara Monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional la Iglesia de San Andrés, en Olmedo.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Comarca de Tierra de Pinares. Olmedo. Iglesia de San Andrés

X

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Comarca de Tierra de Pinares. Olmedo. Iglesia de San Andrés. Ábside

X

 

«Ornillos» (Hornillos de Eresma)

X

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Hornillos de Eresma

Por Resolución de la Dirección General del Patrimonio Artístico, Archivos y Museos de 12 de marzo de 1980 (Boletín Oficial del Estado núm. 93 [17 de abril de 1980], 8352), se acuerda tener por incoado expediente de declaración de monumento histórico-artístico a favor de la Iglesia Parroquial de Hornillos de Eresma (Valladolid).

 

Río Adaja y puente (inmediaciones de Villalba de Adaja)

X

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Matapozuelos. Pedanía de Villaba de Adaja. Río Adaja

X

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Matapozuelos. Pedanía de Villaba de Adaja. Río Adaja. Ruinas junto al río Adaja

X

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Matapozuelos. Pedanía de Villaba de Adaja. Puente sobre el río Adaja (1)

X

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Matapozuelos. Pedanía de Villaba de Adaja. Puente sobre el río Adaja (2)

 

Valdestillas

X

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valdestillas. Casa Consistorial

X

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valdestillas. Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Milagro (siglos XVI-XVIII)

X

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valdestillas. Calle Real

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valdestillas. Calle Real

 

«Río Duero, Puente» (Puente Duero o Puente Duero-Esparragal)

Puente Duero-Esparragal es un núcleo de población perteneciente al municipio de Valladolid (por el Sur, el término municipal de Valladolid se extiende hasta el río Adaja, prolongándose en dirección sur-norte a lo largo de 31,5 kilómetros). Este barrio vallisoletano ocupa ambas orillas del río Duero, quedando las dos partes conectadas por el Puente de Puente Duero, del que el poblado ha tomado su nombre.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Puente Duero. Puente sobre el río Duero

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Puente Duero. Puente sobre el río Duero

Hay dos dichos acerca del río Duero que aluden a sus dos principales afluentes por la margen derecha: el Esla y el Pisuerga. Un dicho tradicional es «el Esla lleva el agua y el Duero la fama». Otra variante es «el Pisuerga lleva el agua y el Duero la fama» o «el Duero lleva la fama pero el Pisuerga le da las aguas». Lo cierto es que, para ser el río más importante del noroeste de la península ibérica y el más caudaloso de toda la Península, tiene un aspecto un tanto enclenque al sur de Valladolid, antes de recibir las aguas del Pisuerga cerca del núcleo de Pesqueruela (término municipal de Simancas). En su afluencia, el caudal del Pisuerga es mayor que el del Duero y su cauce más ancho. La aportación media anual del Pisuerga al río Duero es de 2516,3 hm3, por detrás del Esla (5265,8 hm3/año) y por delante del Tormes (1272,1 hm3/año).

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Puente Duero. Río Duero

 

Valladolid

Yo soy natural de Ibiza (Islas Baleares). Como es sabido, la isla de Ibiza constituyó uno de los territorios pertenecientes a la Corona de Aragón. En Ibiza se habla una variante dialectal del catalán desde el siglo XIII. Pese a que localizo mis raíces en Ibiza, Valladolid es, entre todas las de la Vieja Castilla, la localidad más significativa para mí. Es significativa por razones familiares y amistosas. Mi abuelo materno, Aquilino Sanz Olmos, era originario de la ciudad de Valladolid, y de allí procede también mi buena amiga Myriam Manso Izquierdo. (Nota curiosa: El apellido Sanz es el 39.º apellido más frecuente de España. Las provincias donde más se da el patronímico Sanz son, por este orden, Segovia, Soria, Guadalajara y Valladolid; según se desprende de las cifras estadísticas, Sanz es un nombre de familia muy castellano. Por otro lado, Olmos es un apellido principalmente abulense y segoviano. Tur es un apellido puramente ibicenco).

Lo de que mi abuelo materno fuera vallisoletano (o pucelano) tuvo, a la larga, mayor alcance del que cabría esperar prima facie. Un efecto evidente es que este hecho fomentó que adquiriera una visión más sistémica de mis ancestros, evitando localismos excluyentes y separatismos varios. Otro efecto es que me crié bilingüe, en castellano y en catalán ibicenco. En la actualidad, más pronto o más tarde acabo pasando por Valladolid y aprovecho para visitar a mi amiga Myriam y a su familia, que andan entre Valladolid y Villanubla.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza Mayor, 1. Casa Consistorial

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza Mayor, 1. Casa Consistorial (30 de marzo de 2013)

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza Mayor, 1. Casa Consistorial

 

Río Pisuerga

30 de marzo de 2013.—Riada del Pisuerga. El río Pisuerga, a punto del desbordamiento a su paso por Valladolid (al final no se desbordó, pero faltó poco). Las fotografías están tomadas desde el Puente del Poniente, al sur del parque de las Moreras.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Riada del Pisuerga a su paso por Valladolid (30 de marzo de 2013)

Con fecha 30 de marzo de 2013, el Pisuerga superaba en Valladolid el caudal de alerta, pero todavía estaba lejos del caudal de alarma. Es obvio que, a su paso por el término municipal de Valladolid, el Pisuerga es un río más potente que el Duero:

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Riada del Pisuerga a su paso por Valladolid (30 de marzo de 2013), aguas abajo

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Riada del Pisuerga a su paso por Valladolid (30 de marzo de 2013), aguas arriba

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Riada del Pisuerga a su paso por Valladolid (30 de marzo de 2013), aguas arriba

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Recuerdo de la riada del Pisuerga a su paso por Valladolid (30 de marzo de 2013)

 
20 de julio de 2014.—El río Pisuerga en verano de 2014.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Río Pisuerga a su paso por Valladolid, aguas abajo (20 de julio de 2014)

 
17 de julio de 2015.—El río Pisuerga en verano de 2015.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Río Pisuerga a su paso por Valladolid, aguas arriba. A la derecha de la imagen, la playa de las Moreras

El inmueble cuya silueta destaca en tantas fotografías del río Pisuerga es el edificio Duque de Lerma, el rascacielos más alto de Valladolid. Está situado en la margen derecha del río junto al Puente Mayor.

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Río Pisuerga. Playa de las Moreras

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Río Pisuerga a su paso por Valladolid. Anseriformes

 

Bienes de Interés Cultural de Valladolid

Valladolid tiene 44 bienes inmuebles declarados Bien de Interés Cultural (BIC), incluyendo el Conjunto Histórico de Valladolid. Así que la cosa hay que tomársela con calma… Son estos:

  • Archivo Histórico Provincial de Valladolid
  • Palacio Real
  • Casa natal del poeta D. José Zorrilla
  • Iglesia del Carmen extramuros
  • Convento de las Descalzas Reales
  • Fuentes de Argales
  • Capilla de San Juan Bautista de la Iglesia de El Salvador
  • Iglesia y Claustro del Convento de Santa Isabel
  • Monasterio de las Madres Dominicas de Santa Catalina
  • Casa del Sol (Palacio del Conde Gondomar)
  • Iglesia de Nuestra Señora del Pilar
  • Palacio Arzobispal
  • Monasterio de Nuestra Señora del Prado
  • Ex-convento de San Gregorio
  • Iglesia de Nuestra Señora de la Antigua
  • Iglesia de la Pasión
  • Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción
  • Monasterio de Santa María de las Huelgas
  • Iglesia de San Benito
  • Iglesia de San Pablo
  • Casa del Duque de Benavente (Biblioteca Pública)
  • Colegio Mayor de Santa Cruz
  • Real Monasterio de Recoletas Bernardas de San Joaquín y Santa Ana
  • Casa de Cervantes
  • Museo Arqueológico Provincial (Palacio de Fabio Nelli)
  • Museo Nacional de Escultura
  • Palacio de los Vivero (Antigua Chancillería)
  • Cárcel Vieja
  • Palacio de los Valverde (fachadas y columnas toscanas)
  • Convento de las Comendadoras de Santa Cruz
  • Iglesia del Convento de Portaceli
  • Antiguo Convento de las Brígidas
  • Convento de Santa Teresa
  • Iglesia de San Martín
  • Iglesia de San Miguel y San Julián
  • La Fachada y el Atrio de la Universidad de Valladolid
  • Palacio de los Condes de Ribadavia. Palacio de Pimentel
  • Iglesia de Santa María Magdalena
  • Pasaje Gutiérrez
  • Casa de los Fernandez de Muras o de los Arenzana (fachada a la calle San Ignacio y columnas que forman parte del patio original)
  • Conjunto Histórico de la zona de la calle Platería, plaza del Ochavo e Iglesia de Vera Cruz
  • Calle de los Francos
  • Conjunto Histórico de Valladolid
  • Conjunto Histórico Artístico. Canal de Castilla

 

Palacio Real

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza de San Pablo. Palacio Real (Cuarta Subinspección General del Ejército [Noroeste], antigua Capitanía General de Valladolid)

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza de San Pablo. Palacio Real (Cuarta Subinspección General del Ejército [Noroeste], antigua Capitanía General de Valladolid)

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza de San Pablo. Palacio Real (Cuarta Subinspección General del Ejército [Noroeste], antigua Capitanía General de Valladolid)

 

Iglesia Parroquial de Santa María la Antigua

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle Arzobispo Gandásegui. Iglesia Parroquial de Santa María la Antigua o de Nuestra Señora de la Antigua

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle Arzobispo Gandásegui. Iglesia Parroquial de Santa María la Antigua o de Nuestra Señora de la Antigua

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle Arzobispo Gandásegui. Iglesia Parroquial de Santa María la Antigua o de Nuestra Señora de la Antigua

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle Arzobispo Gandásegui. Iglesia Parroquial de Santa María la Antigua o de Nuestra Señora de la Antigua

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle Arzobispo Gandásegui. Iglesia Parroquial de Santa María la Antigua o de Nuestra Señora de la Antigua

 

Iglesia Catedral Metropolitana de Nuestra Señora de la Asunción

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle Arribas, 1. Iglesia Catedral Metropolitana de Nuestra Señora de la Asunción

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle Arribas. Iglesia Catedral Metropolitana de Nuestra Señora de la Asunción. Portada

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle Arribas, 1. Iglesia Catedral Metropolitana de Nuestra Señora de la Asunción. Portada

 

Iglesia de San Benito el Real

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle San Benito, 3-5. Iglesia de San Benito el Real (Carmelitas Descalzos)

 

Iglesia Conventual de San Pablo

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza de San Pablo, 4. Iglesia Conventual de San Pablo

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza de San Pablo, 4. Iglesia Conventual de San Pablo. Crucero y portada

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza de San Pablo. Iglesia Conventual de San Pablo. Portada

 

Convento de las Comendadoras de Santa Cruz o Convento de las Francesas

El Convento de las Comendadoras de Santa Cruz también es conocido como Convento de Dominicas Franciscanas o Convento de las Francesas. Del antiguo convento solo se conserva en la actualidad el claustro rehabilitado como centro comercial y la iglesia, que hoy es sala municipal de exposiciones (Sala de las Francesas).

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle de Santiago, 22. Sala de las Francesas (antigua Iglesia de las Francesas)

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle de Santiago, 22. Sala de las Francesas (antigua Iglesia de las Francesas)

 

Fachada y Atrio de la Universidad de Valladolid

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza de la Universidad, 1. Fachada y Atrio de la Universidad de Valladolid

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza de la Universidad, 1. Fachada y Atrio de la Universidad de Valladolid (Facultad de Derecho de la UVA)

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza de la Universidad, 1. Fachada y Atrio de la Universidad de Valladolid (Facultad de Derecho de la UVA)

 

Palacio de los Condes de Ribadavia. Palacio de Pimentel

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle de las Angustias, 44. Palacio de Pimentel. Diputación de Valladolid

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle de las Angustias, 44. Palacio de Pimentel. Diputación de Valladolid

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle de las Angustias, 44. Palacio de Pimentel. Diputación de Valladolid

 

Pasaje Gutiérrez
Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle de Fray Luis de León, 2. Pasaje Gutiérrez

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle de Fray Luis de León, 2. Pasaje Gutiérrez

 

Otras cosas que no son BIC

 

Academia de Caballería

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Paseo de Zorrilla, 2. Academia de Caballería

 

La Rosaleda
Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Parque de la Rosaleda, junto al río Pisuerga y el Puente del Poniente

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Parque de la Rosaleda, junto al río Pisuerga y el Puente del Poniente

 

Centros docentes

Yo soy profesor de enseñanza secundaria en excedencia y profesor de conservatorio en activo. De modo que me fijo en los centros docentes. Algunos edificios son espectaculares… Por ejemplo, el Instituto de Educación Secundaria Zorrilla:

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza de San Pablo, 3. Instituto de Educación Secundaria Zorrilla

Contemplando el IES Zorrilla, hasta me entran ganas de solicitar el reingreso en el cuerpo de profesores de enseñanza secundaria. Luego, ya me acuerdo de los estragos perpetrados sobre la educación secundaria por la Logse y todo lo demás, y se me quitan (empecé mi carrera docente con el Bachillerato Unificado y Polivalente, BUP).

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza de San Pablo, 3. Instituto de Educación Secundaria Zorrilla

El edificio del Instituto de Educación Secundaria Núñez de Arce es mucho más vulgar. Pero es el instituto en el que estudió mi amiga Myriam, conque merece aparecer en esta entrada de mi blog. Myriam está muy bien educada; algo tuvo que ver el claustro de profesores del IES Núñez de Arce…

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza del Poniente, s/n. IES Núñez de Arce

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza del Poniente, s/n. IES Núñez de Arce

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Avenida Monasterio de Nuestra Señora de Prado, 2 (Centro Cultural Miguel Delibes). Conservatorio Profesional de Música de Valladolid

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Avenida Monasterio de Nuestra Señora de Prado, 2 (Centro Cultural Miguel Delibes). Conservatorio Profesional de Música de Valladolid

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Avenida Monasterio de Nuestra Señora de Prado, 2 (Centro Cultural Miguel Delibes). Conservatorio Profesional de Música de Valladolid

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Avenida Monasterio de Nuestra Señora de Prado, 2. Centro Cultural Miguel Delibes

 

Varios

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza de Martí y Monsó. Eduardo Cuadrado: El comediante (1996). Estatua

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Calle Correos, 1. Restaurante Santi (El Caballo de Troya). Terraza-claustro

 

Despedida de Valladolid

Castilla y León. Provincia de Valladolid. Valladolid. Plaza de Poniente. Luis Santiago Pardo: Homenaje a Rosa Chacel, 1996. Junto a la estatua de la premiada escritora, yo

 

Este artículo ha sido leído

645

veces. Gracias por el interés

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA *