Familia Serra (y 2): Vicente Serra y Bufí, Capitán de la Marina Mercante Uruguaya. La Paloma (Rocha), el vapor ‘Tabaré’ y Villa Serra

Artículo en construcción (borrador)

Cuando inicié la entrada de mi blog relativa a mi familia extensa y su vinculación con los faros, la mar, Ibiza y el Uruguay, no sabía adónde me iban a llevar mis indagaciones. Algo que ocurre al comienzo de cualquier investigación.

Mencioné que estaba convencido de que diversos miembros de la familia experimentaban intensamente el motivo afiliativo, descrito en su día por el psicólogo norteamericano David McClelland en su ya clásica teoría de la motivación humana.

También hablé del sistemismo. Una de las características del sistemismo es que nos hace comprender que, cooperando, llevando a cabo acciones sinérgicas, emergen propiedades que no aparecerían trabajando en solitario. (Mucho menos compitiendo).

Me complace comprobar que estaba en lo cierto respecto a ambas ideas. Mi prima Gemma Bayona Tur y yo empezamos a coordinarnos en relación con el estudio y la documentación de nuestros antepasados. Ha aparecido abundante material y documentación, y la gente se va animando, pasándonos fotos y recuerdos. Pero lo más bonito es que se han puesto en contacto con nosotros varios parientes del otro lado del Atlántico, y han empezado a trasladarnos información. De modo que ahora este post de mi ciberbitácora se ha convertido en una empresa internacional (española y uruguaya).

Conforme a lo dicho, voy a empezar a organizar el cada vez más extenso artículo en entradas separadas, para gestionar mejor la información.

Mi recién conocida prima segunda, la uruguaya Celia Margarita Serra Sansone, me ha enviado por correo electrónico una investigación histórica llevada a cabo por Néstor Sabattino Dosis. Dicha investigación está basada en datos y hechos tomados de los diarios La Democracia, La Palabra y El Conciliador de Maldonado, además de documentos privados.

Gracias a Celia Margarita, he descubierto que otro de mis parientes, el arquitecto Héctor Antonio Mogni Serra († 2009), compartía intereses semejantes a los míos. En palabras de Celia, Héctor se dedicó años antes de su desafortunado fallecimiento «a la cálida búsqueda de nuestra historia». Hubiéramos hecho buenas migas. Sabattino remitió su investigación a Héctor, éste a Celia y Celia a mí. Cooperación sinérgica.

Decía Héctor: «Con gran orgullo, los Serra tenemos las huellas vivas en el mar y en la sangre, y no nacimos ayer». Acertó. Sin lugar a dudas, los viejos Serra estuvieron vinculados a la mar de un modo extraordinario y, desde luego, no nacimos ayer —tenemos noticias acerca de la historia de nuestros antepasados desde el primer tercio del siglo XIX—. Un precioso legado para las nuevas generaciones.

Dedicaré este artículo a Vicente Serra y Bufí, capitán de la Marina Mercante uruguaya.

La Paloma es una ciudad balneario y puerto oceánico del Uruguay perteneciente al departamento de Rocha, a unos 90 kilómetros de Punta del Este y 240 kilómetros de Montevideo. El 4 de diciembre de 1896 arribó por primera vez al puerto de La Paloma el vapor Tabaré, la gallarda nave —como se la llamaba entonces, apunta Sabattino—, inaugurando la línea Montevideo↔Punta del Este (Maldonado)↔La Paloma (Rocha). Se rompía así el tradicional aislamiento del lugar. (Tab. 1)

A este respecto, Néstor Sabbatino Dosis explica:

[…] había llegado la hora de impulsar en forma conjunta, la concreción de una vía de comunicación con Montevideo , segura y regular, que pudiere solucionar, aunque fuera en parte, el aislamiento que había sufrido desde siempre. 

[…]

Ahora , al fin se lograba interesar a empresarios navieros para establecer la primera línea regular de transporte marítimo Montevideo – La Paloma, con escala en Maldonado.

Por supuesto que no era el primer barco que llegaba a nuestro puerto, pero si constituía la primera conexión regular, con un Vapor para el transporte de cargas en general, y camarotes para pasajeros.

 

«Era el único vapor que llegaba al puerto y su presencia daba vida al callado balneario», lo que conquistó la simpatía y el cariño de los veraneantes, apunta Varese (Tab. 2)

 

El Tabaré era un buque a vapor mixto para carga y pasaje (más bien un carguero acondicionado para llevar unos pocos pasajeros) de 37,17 m de eslora, 6,90 m de manga y 2,50 m de puntal según su libro de rol, realizado en el astillero F. Barachini (Sampierdarena, Italia). Fue botado en 1895 con el nombre de Generale Baratieri (Tab. 3)

Fotografía cortesía de Fernando Rubén Pontolillo Benítez, reproducida con autorización. En la época del documento ya se había cambiado la propulsión del buque (vapor por un motor Bolinder de 130 hp)

En marzo de 1897 fue militarizado. El 5 de ese mes, el Tabaré fue promovido a buque Jefe de la flotilla constituida por los vapores Tabaré, Enriqueta y República, embarcando tropas y armas con destino a la Colonia para participar en la Revolución de 1897 (segunda revolución del caudillo Aparicio Saravia). El vapor Tabaré era mandado por el Coronel don Jorge Bailey. (Tab 4)

El Tabaré inicialmente pertenecía a la naviera Cazenave, Rodríguez y C.ª. (Tab. 5), pero

[…] antes de cumplir los diez años de instalada vendió el “Tabaré” a la casa Lussich. (Tab. 6)

Es así que Antonio D. y Manuel Lussich comienzan a prestar servicios en dicha línea con el mismo “Tabaré”, reforzando el servicio en los casos de necesidad con otros vapores de la empresa, como el “Cabo Polonio” y el “Salvor”. (Tab. 7)

Según Varese, Antonio Serra ejerció como capitán de estas últimas embarcaciones (véase supra y referencia Tab. 8). Los ibicencos tenemos conocimiento razonablemente cierto de que Vicente Serra Bufí fue capitán de los vapores Tabaré y Cabo Polonio. (De hecho, el buque Cabo Polonio fue su último mando).

El vapor Tabaré en el puerto de La Paloma (Rocha). Fotografía de José D’Alto, cortesía de la Revista Histórica Rochense, reproducida con autorización de Alejo Alejandro Umpiérrez Cabrera

Por lo que concierne al Tabaré, el barco estuvo efectuando el trayecto Montevideo↔Punta del Este↔La Paloma muchos años desde finales de 1896 «[…] con gran mérito y puntualidad», detalla Varese. (Tab. 9) María Amelia Díaz de Guerra informa de que hacia 1900 el pasaje de primera clase entre Montevideo y Maldonado costaba 4 pesos. (Tab. 10) Hacia 1907, los pasajes de primera de Montevideo a La Paloma valían 6 pesos y los de segunda, 3,50 pesos. (Tab. 11)

Así describe el cronista Guillermo García Moyano el viaje en 1906:

Pero el viaje marítimo asustaba. Había de realizarse en el viejo vapor “Tabaré” de la flotilla Lussich —capitán el español San Vicente— acostumbrados uno y otro a desafiar los temporales del río y del océano. El viejo San Vicente sabía enfilar, entre rocas, la entrada difícil y peligrosa del pequeño puerto natural de La Paloma. El “Tabaré” hacía un servicio de cabotaje regular cada quince o veinte días —de carga y un número muy limitado de valerosos pasajeros—, hasta los puertos de Maldonado y La Paloma. Era un pequeño barco, muy marino, pero ya de muchos años, con una reducida cámara para el pasaje. Barquito seguro, que a través de los años no había tenido accidentes marítimos. Hacía breve escala en Maldonado (puerto de Punta del Este); y si el mar y los vientos eran propicios, en poco más de medio día llegaba, con la mayoría de su pasaje siempre muy mareado, hasta la Paloma.

En realidad era fundamentalmente un carguero, porque las cargas para Maldonado y Rocha llegaban ventajosamente a sus destinos, en la mitad de tiempo del que tardaban en llegar, por la vía terrestre, en carreta de bueyes o carretillas, cruzando sierras, pedregales, zanjas y arroyos desbordados.

El capitán San Vicente, viejo lobo de mar, era una garantía para todos. Los rochenses hablaban de él con una devota admiración. (Tab. 12)

(Hete aquí a Vicente Serra Bufí elevado a los altares y convertido en «San Vicente». «San Íker Casillas» fue canonizado socialmente como resultado de sus paradones en la Copa Mundial de Fútbol 2010 y «San Vicente» fue santificado colectivamente en virtud de su destreza al timón del vapor Tabaré).

El Capitán Vicente Serra y Bufí pilotaba el Tabaré desde, por lo menos, principios de 1899, según sostiene el Dr. Fernando Cairo: «El 10 de enero de 1899, había partido del puerto de Montevideo el vapor nacional “TABARE”, a cuyo frente se encontraba el Capitán don Vicente Serra, remolcando al queche “OCEANIA”». (Tab. 13) Ese día, el queche Oceanía se liberó de sus amarras y embicó en la playa Las Delicias de Maldonado; (Tab. 14) Vicente Serra participó en su rescate. A propósito: el propio vapor Tabaré se zafó solo en la punta de José Ignacio el 25 de Julio de 1909. (Tab. 15) Hay que hacer firmes esos cabos, si no la marea…

De acuerdo con Néstor Sabbatino,

[…] Serra era un hombre de gran confianza de don Antonio Lussich. Experimentado hombre de mar, se le encomendaron diversas tareas y misiones, hasta que se le destinó, definitivamente, para la navegación en las costas atlánticas: primero hasta Maldonado y luego hasta La Paloma.

En ocasión de trasladar al Este al Ingeniero Capurro, mano derecha del Presidente J. Batlle y Ordoñez, y su Ministro de Fomento, en su recordada e importantísima gira en 1903, Lussich informa a las autoridades para su tranquilidad: «…hice preparar el Tabaré en forma que el Sr. Ministro Capurro pueda hacer el viaje de la manera más cómoda posible. Haré también que su Capitán Don Vicente Serra ayude al Ministro en todo cuanto pueda haber aprendido en su larga navegación por las costas del Este…».

Todos los testimonios perfilan a Vicente Serra Bufí como un personaje muy apreciado y popular entre los lugareños de La Paloma, lleno de entusiasmo, bondad, simpatía, afabilidad y generosidad. Prosigue explicando Sabattino que, siendo Vicente Serra y Bufí muy conocido y popular también en Maldonado, su prestigio incita al cronista local del diario El Conciliador a no escatimar elogios para con el Capitán:

[…] satisfacción espontánea produjo entre nosotros la buena nueva de encontrarse otra vez, después de lamentable y forzosa ausencia en su puesto de comando a bordo del Vapor Nacional “Tabaré“, el experto lobo de mar, Don Vicente Serra, quien desde hace muchísimos años, navega en la carrera que actualmente sigue su barco. En los tres lustros que lleva de existencia esta hoja periódica, sus lectores habían tenido la oportunidad de encontrar por reiteradas veces, el nombre del modesto marino, ligado a algún hecho o acontecimiento que hacía resaltar sus méritos personales, y en el desempeño de su cargo, palabras justicieras por el denodado arrojo y serenidad con que afrontaba el peligro y conjuraba los efectos de la tempestad, llevando la mano firme que capitaneaba a puerto de salvación […].

Prosigue Sabattino:

Su forma de ser afable, divertida, de gran poder de comunicación, le permitió relacionarse rápidamente  en la zona, donde conformó a su alrededor, un grupo de amigos, lugareños y rochenses, que aprovechaban sus momentos libres o sus vacaciones, para reunirse en veladas propicias para la charla , el baile y las comidas, en una sana convivencia costera.

Acorde con la descripción del Dr. José Francisco França Caravia,

«[El Capitán del Tabaré], don Vicente Serra, oriundo de Las Baleares, llegó a ser muy conocido y estimado por los pobladores de La Paloma. En su vinculación con esta costa, fundó lo que podemos llamar el primer Club Social, en las que eran en aquella época (principios de siglo) las casillas de don Víctor Barrios y don Vicente Techera, sobre la playa de la Bahía, cerca del muelle y de la Aduana». (Tab. 16)

Este club social se denominaba «Villa Serra», precisa el Ac. Juan Antonio Varese. (Tab. 17)

Club social Villa Serra, fundado por Vicente Serra Bufí en La Paloma (Rocha, Uruguay). Al fondo, el vapor Tabaré. (Imagen copiada del post «Tabaré» con permiso de Fernando Rubén Pontolillo Benítez, enviada por Gabriel Rodríguez y tomada a su vez del libro La Paloma. una historia desde 1803 del Dr. José Francisco França Caravia)

De acuerdo con la nota del fallecimiento de don Vicente Serra firmada por Antonio Marí desde Montevideo y publicada en el Diario El resumen, Vicente Serra y Bufí desempeñó durante muchísimo tiempo el puesto de capitán

«[…] a bordo del vapor “Tabaré” pasando más tarde, ha [sic] hacerse cargo del comando, del lujoso vapor “Cabo Polonio” buque que capitaneaba al acometerle la enfermedad que debía conducirlo al sepulcro.

Su larga carrera por el Atlántico, Rio de la Plata, como también Uruguay y Panamá, diéronle una pericia y un conocimiento tan vasto, de los innúmeros escollos y de la infinidad de bancos que respectivamente encierran dichos sitios, siempre ávido[s] de vidas humanas, que no sin razón era considerado en Montevideo, como el más perito de los capitanes dedicados a la navegación fluvial.

En cuanto a su conducta, el testimonio más elocuente, es su hoja de servicio, la que mantuvo siempre inmaculada, como lo prueban los hechos de haber permanecido por más de 20 años en una de las más importantes agencias marítimas de Montevideo, como es la prestigiosa firma, Antonio D. y Manuel Lussich.

[…]

Y en punta del Este, rodeado de todos sus allegados exhaló su último suspiro, como los justos, como los buenos…

[…]

Todos los buques de la casa Lussich, surtos en este puerto, mantuvieron por espacio de tres días su pabellón a media asta, en señal de luto.

[…]

Antonio Marí

Montevideo, Diciembre 19, —914». (Tab. 18)

La noticia del fallecimiento de Vicente Serra Bufí tuvo trascendencia en Ibiza:

Periódico El Resumen (Ibiza) núm. 1188 (lunes, 25 de Enero de 1915), 2

Periódico El Resumen (Ibiza) núm. 1188 (lunes, 25 de Enero de 1915), 2

Necrológica de Vicente Serra y Bufí († 1914), Capitán de la Marina Mercante uruguaya

Este artículo ha sido leído

860

veces. Gracias por el interés

5 comentarios

Comenta ad líbitum
  1. Hola! Solo paso a comentar lo mucho que disfruté la nota. Hector Mogni Serra era mi tío materno y siempre trato de construir un poco la historia de mi genealogía y de conocer la de mi pueblo, La paloma, justamente marcada a fuego por el vapo “Tabare”. Cualquier cosa a las órdenes!
    Saludos desde Uruguay!

  2. ¡Genial! He escrito el artículo por vosotros, los de Uruguay, y por nosotros, los de España. Me parece muy simpático que, distando La Paloma (Rocha, Uruguay) e Ibiza (Islas Baleares, España) casi diez mil kilómetros en línea recta, y situados en dos continentes y en dos hemisferios del planeta diferentes, aquí estemos nosotros relacionándonos a través de nuestros ancestros. Por cierto, tu tío materno Héctor Mogni Serra y mi tía paterna Alicia Tur Serra estuvieron carteándose durante bastante tiempo. La siguiente generación ha retomado el testigo para que no se nos pierda el árbol genealógico.

    El artículo está en construcción porque lo voy completando a medida que nos vamos enterando de cosas. Muchas gracias por tu comentario. Y, lo mismo te digo: ¡A mandar! Afectuoso saludo desde España.

  3. Muchas gracias Ricardo por el artículo. Pronto viajare a Uruguay, concretamente a Montevideo y sentía curiosidad por nuestros familiares de allí. Podrías decirme el parentesco entre Vicente Serra y mi padre o el tuyo? Era su abuelo? Un abrazo y te animo a seguir adelante.

  4. Hola, Pilar:

    Como sabes, los parentescos son relacionales. Te contesto respecto a ti, por la línea de los Serra. Vas hacia atrás en el tiempo. Han fallecido todos, conque ya aludo casi a hechos de carácter histórico (nuestra historia familiar):

    — Ricardo Tur Serra, tu padre (y mi tío y padrino).
    — Rita Serra Serra, tu abuela paterna.
    — Antonio Serra Sala & Esperanza Serra Torres, tus bisabuelos, padres de la abuela Rita.
    — Juan Serra Bufí & Rita Torres Cardona, tus tatarabuelos, padres de la bisabuela Esperanza.

    Juan Serra y Bufí tenía varios hermanos; entre ellos, Vicente. Juan Serra y Bufí era tu tatarabuelo, y Vicente Serra y Bufí, tu tío-tatarabuelo. Juan y Vicente son los “fundadores” de la rama uruguaya de la familia, por así decir, porque fueron quienes emigraron al Uruguay desde Ibiza. Esta es la razón por la que nuestra común abuela paterna Rita, madre de tu padre y el mío, nació en Uruguay. Juan era torrero del faro de Punta del Este (fue uno de los cuatro fundadores de este balneario) y Vicente, capitán de la Marina Mercante uruguaya (vapor Tabaré, Cabo Polonio, &cétera).

    Tenemos los contactos de algunos primos en Uruguay, me enteraré de si alguien está en Montevideo y te los paso por privado. Son primos segundos nuestros, como Maribel, para que te hagas una idea.

    Besos, Ricardo.

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA *