FUNERAL BLUES (noviembre de 2015)

In memóriam de Beatriz (5 de enero de 1969-11 de noviembre de 2015, 3:30 AM)

«Vita enim mortuorum in memoria posita est vivorum» (M. Tulli Ciceronis: M. Antonium Oratio Philippica Nona)

 

W. H. Auden (1907-1973): Funeral blues

Parad todos los relojes, desconectad el teléfono,
impedid el ladrido del perro con un sabroso hueso,
callad los pianos y con ensordecido tambor
sacad el féretro, que se acerquen los dolientes.

Que los aviones, gimiendo, nos sobrevuelen en círculo
garabateando en el cielo el mensaje: Ella Ha Muerto;
rodead con crespones los blancos cuellos de las palomas de la plaza,
que los guardias urbanos usen guantes de algodón negro.

Fuiste mi Norte, mi Sur, mi Este y mi Oeste,
mi semana laboral y mi descanso dominical,
mi mediodía, mi medianoche, mi charla, mi canción;
creí que ese querer iba a ser para siempre, y me equivoqué.

Las estrellas no son deseadas ahora; apagadlas una a una;
envolved la luna y desmantelad el sol;
vaciad el océano y arrasad el bosque;
pues ya nada puede volver a traernos bien alguno.

 

 

 

Bea. Venecia, 1987. Viaje de estudios de COU. El jersey de lana azul turquesa que lleva se lo tejió ella misma con agujas de punto en la clase de Hogar

 

Josquin des Prés (1440-1498): Déploration sur la mort de Béatrice

Ninfas de los bosques, diosas de las fuentes,
chantres expertos de todas las naciones,
trocad vuestra voces claras y altivas
por gritos desgarradores y lamentaciones,
pues el maltrato de Átropos
a nuestra Beatriz con su rigor atrapa.

Verdadero tesoro de filosofía, pozo de sabiduría,
que del deceso, de ahora en adelante, ya no escapa,
del que gran daño es que la tierra obre.

Cubríos con hábitos de duelo,
Peter, Xico, Emma, Ana, Fina, Marisa, Ino, Ricardo…,
y llorad grandes lágrimas de los ojos:
hemos perdido a nuestra buena pareja, a nuestra buena hermana, a nuestra buena amiga del alma.

Descanse en paz. Amén.

 

 

A Bea le gustaba mucho El jardín de las delicias de Hieronymus Bosch, el Bosco.

 

Bea. Valencia, octubre de 1987. 1.º de carrera

 

Johann Jakob Froberger (1616-1667): Tombeau

 

Verano de 1989. Fotografía robada de Beatriz en Sant Antoni de Portmany (Eivissa, Illes Balears)

 

Monsieur de Sainte-Colombe (1640-1700): Concert à deux violes égales. «Les pleurs»

 

Bea. Octubre de 1991 en Lisboa. Qué poco le gustaba que le sacaran fotos…

 

Samuel O. Barber (1910-1981): Adagio for strings, opus 11

Beatriz falleció un 11-11. Qué mejor que el opus 11 de Samuel Barber para conmemorar tan infausta fecha. La elegía de Barber es, tal vez, la obra más triste escrita en la historia de la música occidental; y la versión que he colgado en el post de Bea —dirigida por Leonard Slatkin— es, probablemente, una de las interpretaciones más emotivas que se han hecho de la partitura. Nos va a permitir a Peter, a Fina, a mí y a quien lo necesite elaborar nuestro dolor. Va más allá de lo puramente psicológico: ese dolor se siente físico, como si te amputaran un miembro.

 

Bea. Marzo de 1993. Excursión a la albufera de Valencia con unos amigos.

 

Narciso Serradell Sevilla (1843-1910): La Golondrina

¿Adónde irá veloz y fatigada
la golondrina que de aquí se va?
No tiene cielo, te mira angustiada sin
paz ni abrigo que la vio partir.

Junto a mi pecho hallará su nido
en donde pueda la estación pasar.
También yo estoy en la región perdida
¡oh. cielo santo!, y sin poder volar.

Esta canción me la ha pasado mi mexicana amiga Mar. Se canta en su tierra  en las despedidas… en todo tipo de despedidas. Está interpretada con mucho portamento della voce, una manera de cantar que me gusta por su expresiva sentimentalidad.

Y esta foto corresponde a un viaje que hicieron Fina & Bea a París en verano (Bea era bastante viajera). Paseando por las fuentes del Trocadero. La imagen me la ha pasado Fina

 

Plantas y personas

Con su influencia y sus acciones, Bea hacía crecer y desarrollarse las cosas, fueran plantas o personas. Con las plantas tenía muy buena mano, y así de hermosas estaban. Con las personas, podría hablarse pedagógicamente del modelo botánico de Stumpf.

 

Abril de 2014. Así de hermosas tenía las suculentas de la casa

Rolf Løvland: You raise me up («Me elevas»)

Cuando estoy deprimido y, oh, mi alma, tan cansada;
cuando llegan los problemas y mi corazón tan agobiado;
entonces, me quedo quieto y espero aquí en silencio,
hasta que vengas a sentarte un rato conmigo.

Me elevas, así puedo resistir en las montañas;
me elevas, para caminar en mares tormentosos;
soy fuerte, cuando me apoyo en tus hombros;
me elevas… a más de lo que puedo ser.

 

 

Filippo Zamboni: Il bacio nella Luna & Mark Gee: Full Moon Silhouettes

Beatriz tenía una elevada sensibilidad estética. Disfrutaba contemplando el cielo nocturno, las estrellas y la Luna. Desde el hospital, esto era casi imposible. Durante los largos periodos de aislamiento en la habitación, Peter y yo nos dedicábamos a sacar instantáneas de la Luna llena, las cuales luego mostrábamos a Bea. Este era el aspecto de la Luna llena de julio de 2015. En el juego de manchas que aparece sobre el disco, se reconoce el beso en la Luna.

Julio de 2015. Luna llena

Copio un fragmento de la descripción que hace Filippo Zamboni en su obra Il bacio nella Luna. Pandemonio. Ricordi e bizzarrie (1912):

Dividiendo en dos partes iguales el redondel de la Luna, de arriba abajo, se aprecia, sin gran trabajo de la fantasía, de la mitad del campo hacia la derecha, el vasto perfil de la cabeza peluda de un hombre, mirando hacia la izquierda; su cuello poderoso y parte del gran pecho y, sobre él, una brillantísima estrella; ocupa y rellena la mitad derecha de la Luna. En el semicírculo opuesto se revela la redonda cabecita de la mujer, cubierta por la mitad del perfil de él. Está de cara, un poco inclinada, perdida entre un mar de cabellos. De ella se aprecia el ojo, la mejilla y un poco de sus labios acercándose a los de él (fragmento tomado de «El beso en la Luna», en Piero Tempesti [director]: El Universo. Enciclopedia Sarpe de la Astronomía. Madrid: Sarpe, 1982, vol. III, p. 1088. Dedicado a Peter & Bea).

Luna artistica.jpg

«Luna artistica». Con licencia ‘público dominio‘ de Wikisource

Y, para mi gusto, el siguiente es el más bello vídeo que existe de una salida de la Luna llena. Es del fotógrafo Mark Gee, con música de Dan Phillipson (Tenderness). La obra se titula Full Moon Silhouettes.

 

 

Auld Lang Syne

¿Deberían ser olvidadas las viejas amistades
y nunca ser traídas a la memoria?
¿Deberían ser olvidadas las viejas amistades
y los viejos tiempos? (= auld lang syne)

Estribillo:
Por los viejos tiempos, querida amiga,
por los viejos tiempos,
tomaremos una copa de cordialidad, finalmente,
por los viejos tiempos.

Y, seguramente, tú tomarás tu copa,
y, seguramente, yo la mía;
y tomaremos una copa de cordialidad, finalmente,
por los viejos tiempos.

Los dos hemos corrido por las laderas
y hemos cogido bellas margaritas,
pero hemos vagado mucho con los pies doloridos
desde los viejos tiempos.

Estribillo

Los dos hemos remado en la corriente
desde la luz matutina hasta la noche,
pero anchos mares han rugido entre nosotros
desde los viejos tiempos.

Estribillo

 

Navidades de 1988. Con una copa de cordialidad, brindo por los viejos tiempos, como brindamos aquel fin de año

Navidades de 1993. En la antigua casa de Fina, en la Illa Plana (Eivissa). Por los viejos tiempos, querida amiga, tomaremos una copa de cordialidad

 

IES Xarc

El IES Xarc de Santa Eulària des Riu (Eivissa, Illes Balears) era el instituto de educación secundaria en el que Bea daba clases de Filosofía. Han convocado un minuto de silencio para el día 16 de noviembre de 2015, tanto para los grupos de mañana (a las 10 horas en el patio) como para los grupos de tarde (a las 15:30 horas en la entrada del edificio principal). Bonito detalle.

Minuto de silencio en el IES Xarc de Santa Eulària des Riu para el 16 de noviembre de 2015

 

Ricardo Sanz: Para Beatriz (coda)

En el arte musical, una coda es la sección conclusiva de una pieza. A modo de conclusión, se me ha ocurrido componer una pequeña coda para cerrar, entre otras cosas, esta entrada de mi ciberbitácora. Naturalmente, dedicada a Beatriz. Dura poco más de siete minutos. Creé el primer tema en un momento de inspiración la noche del jueves 19 de noviembre. El segundo tema apareció la noche del sábado 21 de noviembre. La obra está concebida «en caliente»; los sentimientos que la música simboliza oscilan como una montaña rusa.

Hay una parte central verdaderamente apesadumbrada. Ese segundo tema es mi propia versión del bajo del llanto. El fragmento está repleto de durezze e legature, atormentadas disonancias y notas tenidas. Pero hay otras secciones más bien tiernas y nostálgicas, y hasta algún momento con carácter de digresión-divertimento. He escrito un remate apoteósico porque creo que es el final que Beatriz merece.

Para la composición de esta elegía he utilizado la técnica del bajo obstinado (basso ostinato). La última música de la que hablamos Bea y yo fue del Lamento della ninfa, un célebre madrigal de Claudio Monteverdi, basado en la repetición obstinada de un bajo de chacona o bajo del llanto. En los últimos tiempos, ese madrigal era una de las composiciones predilectas de Beatriz y, hace no mucho, me pidió que le grabara una selección de composiciones elaboradas con técnica de bajo obstinado (folías de España, lamentos, &cétera). Así pues, creo que mi obra resultaría de su agrado.

Shakespeare: «Mortal man may live», cita extraída de Enrique VI, parte III. La foto está tomada por la propia Beatriz durante un viaje que hizo con Fina a Londres. La sombra es la de Bea


 

(Actualización [10-06-2016].—Bea llevaba un tiempo diciendo que se encontraba extraordinariamente cansada. Hablamos por teléfono y le pregunté que cuánto tiempo había pasado desde que se hiciera el último análisis de sangre. Bastante. Por estas mismas fechas, hace ahora un año, le sugerí que se hiciera un análisis de sangre. Fue cuando le descubrieron la enfermedad.

Yo estaba a final de curso, impartiendo las últimas clases y corrigiendo exámenes muchas horas al día porque tenía que calificar nueve asignaturas de grado superior. Lo acojonante es que, siendo ella la que se estaba muriendo, aún seguía preocupándose de los suyos:

Mensajes de Whatsapp de esta semana hace ahora un año

Hablábamos por teléfono… A medida que fueron pasando los días y viendo el cariz que iba tomando el asunto… me pegué una panzada de evaluar exámenes finales, puse todas las notas, firmé las actas y me cogí un avión para Palma… Bea seguía haciendo uso de los emoticonos del Whatsapp… Beatriz me quería muchísimo y yo la adoraba. Cuánto la echo de menos y qué mierda de año llevo. Cuando estoy muy de bajón, a veces me ayuda psicológicamente escribir música. A este paso, me voy a especializar en elegías. Esta vez (11 de junio de 2016) me ha salido un siciliano en tono elegíaco. Yo no soy religioso, pero reconozco mucha influencia de la música religiosa (últimamente estoy escuchando música de órgano con lengüetería en batalla):

Fin de la actualización).

 

Este artículo ha sido leído

359

veces. Gracias por el interés

15 comentarios

Comenta ad líbitum
  1. Qué bonita era y cómo la vamos a echar de menos.
    Tremendamente conmovedor y hermoso Ric.

  2. Ricardo es genial. Es un recopilatorio estupendo y a la vez triste por no poder compartirlo con ella. Un beso.

  3. Gracias, Ricardo, era necesario algo así… cómo la hemos querido… No deja de asombrarme que todo continúe su ritmo habitual cuando alguien como Bea se detiene…

  4. Precioso y emotivo recorrido. Nosotros la encontramos en muchos rincones de nuestro pueblo y de nuestra casa. La añoramos.

  5. Es un recuerdo muy bonito. Un abrazo para todos sus amigos que la quisieron mucho.

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA *