MEDITERRÁNEO POR DENTRO Y POR FUERA (I. Julio-agosto de 2011)

Tabarca y el cabo de la Huerta con Aquanau

He estado practicando submarinismo estival (ya solo buceo en temporada) con la gente del centro de buceo Aquanau (Alicante) en el paraje de los Congrios y en la baliza cardinal sur de la reserva de la isla Plana o Nueva Tabarca, así como en el cabo de la Huerta.

Buceando en el paraje de los Congrios, al norte de la isla de Nueva Tabarca. Se pone de manifiesto la claridad de las aguas. Contrapicado y contraluz. Cortesía de Miguel Oliveira, magnífico fotógrafo submarino

Las inmersiones que hicimos en Tabarca tenían un perfil muy cuadrado. Desciendes en picado, haces todo el tiempo de fondo que puedas en torno a unos 25-30 metro de profundidad y emerges. Un perfil de libro. Puesto que íbamos a realizar dos inmersiones sucesivas de ese tipo, para más seguridad me llevé dos computadores de buceo. El personal del centro hizo hincapié en controlar y avisar cinco minutos antes de entrar en deco.

Perfil de la inmersión en el paraje de los Congrios de la isla Plana (Alicante) con Aquanau

Buceando con aire —como era el caso—, la tabla de PADI establece en 20 minutos el límite de no descompresión para -30 metros, y la tabla II de las Normas de seguridad ministeriales limita a 25 minutos el tiempo en el fondo para -30 metros (en estos casos es fácil comprender la ventaja que supondría bucear con Nitrox I (EAN32) o incluso con el menos común EAN34; solo puedes bajar de -31 metros excavando un pozo).

Nada sorprendentemente, en el minuto 23 de la inmersión —ni pa’ ti ni pa’ mí— de acuerdo con una computadora me metí un poquito en deco, pero bueno, ascendiendo unos metros el ordenador me la limpió a los pocos minutos (admirable efecto de los algoritmos de descompresión modernos). No obstante, como ese computador de buceo aplica una versión radical del conductismo, me plantificó «un negativo» (una crucecita, ahí, en toda la pantalla) para que no vuelva a salirme de la curva de seguridad. Así, cada vez que revisas el logbook del ordenador para examinar esa inmersión aparece la x delatora y de esta manera te expones a la vergüenza pública submarina.

Mi cascado descompresímetro digital (vulgo computadora de buceo) conductista poniéndome una x por osar hacer una antideportiva, vedada y delictiva —si no criminal— deco dive

En mi defensa apuntaré que el otro computador no me marcó parada de descompresión en ningún momento (es más fino —es el nuevo— o, quizá, más tolerante).

Isla Plana y fondo plano. Todos en formación y respetando la regla del compañero. ¡Mira qué trimado más bueno llevo! (me ha sorprendido). Cortesía de Miguel Oliveira

De modo que para la segunda inmersión íbamos todos «levemente» cargados de nitrógeno. Aunque descansamos y dejamos un buen intervalo de tiempo en superficie, dio un poco lo mismo porque, en principio, el tiempo máximo de fondo sin descompresión de la inmersión sucesiva no pasaba de 12-13 minutos en mi caso. Pues vaya, mal empezamos.

19 minutos de inmersión repetitiva con un comportamiento socio-submarinamente adaptado («nodeco»). Parece haber esperanza en cuanto a mi reinserción socio-subacuática

Para colmo, la segunda inmersión tenía 1 metro más (¡«horreur», la segunda inmersión más profunda que la primera: -31 m!). El resultado fue que, la segunda vez que entré en el agua, el ordenador «conductista» me puso dos «negativos» dos: una x por hacer la «inmersión repetida más profunda que la precedente» (la segunda a -31 m y la primera a -30 m, ya ves) y otra x por volver a entrar en deco. De esta manera aprenderé a no hacer cosas que al ordenador «no le gustan». Dos cruces para siempre en el logbook (ya se ve que voy de mal en peor, si es que soy un inconsciente y no me enmiendo).

Reincidencia delictiva, ahora en el minuto 20 de la segunda inmersión. No hay redención para mí.

Matizaré que, como había una termoclina, cuando consideré que ya me había enfriado lo suficiente avisé a mi buddy y ascendí unos metros buscando el cuerpo de agua más caliente (acción que mis ordenadores gratificaron con una significativa reducción de mi tiempo de deco).

Perfil de la inmersión en la baliza cardinal sur de la reserva de Nueva Tabarca con Aquanau

No sucedió lo mismo con otros buceadores menos frioleros y poseedores de computadores bastante conservadores. Alguno se comió una deco de 12 minutos (+ 3 de parada de seguridad = 15 minutos agarrado al cabo del ancla). Aunque yo ya estaba listo, aleteé por ahí dando vueltas y haciendo compañía (para marearme en el barco, mejor en el agua). Todos teníamos aire y, por si alguien era un gran bebedor, el personal de Aquanau había preparado una botella de seguridad con varios reguladores colgada a -5 m. Así que nada: paciencia y a desnitrogenarse.

Las dos inmersiones del cabo de la Huerta se llevaron a cabo como actividades de voluntariado de la Red Mediterránea de Control de la Posidonia oceanica (Posimed). Esta red está coordinada por el Instituto de Ecología Litoral de El Campello (Alicante). En las zonas de control en las que estuvimos llevan haciendo un seguimiento de las praderas de posidonia desde hace 8 años. En la primera inmersión el ordenador me marcó una profundidad máxima de 14 m y en la segunda de 6 m, correspondientes a los lugares donde se realizaban las mediciones. El biólogo comentó que, prima facie, las praderas no parecían haber empeorado con respecto a los años anteriores (esto pese a la presión antrópica, la invasiva alga Caulerpa racemosa, etc.). Ya va bien.

Como anécdota, en el cabo de la Huerta oímos el yate de Florentino Pérez (¿sería el Pitina II?) llamando por radio al puerto de El Campello. Lo captamos porque se comunicaban a través del canal 16 (el de llamadas y tráfico de socorro), pero no escuchamos el «mayday, mayday, mayday; aquí…». En consecuencia, no socorrimos a nadie. Tengo entendido que los puertos deportivos y marinas están a la escucha en el canal 9 y no en el 16, pero yo no estoy en posesión de titulación náutica, de modo que hablo de oídas y puede que me equivoque.

En resumen, la gente de Aquanau se portó de maravilla. El centro lleva poco tiempo funcionando; por consiguiente, su personal está ilusionado (y no quemado) y las instalaciones y el material son muy nuevos y de calidad. Se me rompió el manómetro de la cámara de alta en la embarcación y me dejaron uno gratis et amore (pude bucear: gracias, Mercedes).

En relación con los miembros del centro con los que tuve más contacto, mencionaré que Mercedes supervisa y está pendiente de todo; Xavi te da unos briefings muy detallados y correctas recomendaciones (por ejemplo, usar gorro y un chaleco de calor; gracias, Xavi); Rui te ofrece opciones y facilidades todas (gracias, Rui) y me dio la impresión de que Jorge y yo teníamos una manera de concebir el buceo semejante («en las inmersiones profundas, estás tú y tu regulador») y buceé muy a gusto (gracias, Jorge). Todos manifiestan gran profesionalidad y un acentuado respeto por las normas de seguridad, con actuaciones de manual. Hay que ir con cuidado con Xavi: empezó tratándome de usted y, ganando confianza, acabó vacilándome (¡creo que caí en todas sus chanzas y bromas sin excepción!).

Por si no tenía bastante con los dos divemasters —uno abriendo y otro cerrando el grupo—, de buddy me pusieron a Raquel, una instructora (OWSI). Nos entendimos bien de compañeros, de modo que todo excelente.

De charleta con Raquel, mi compañera de inmersión. Cortesía de Aquanau

El buceo es calmado (nadie se pone a dar aletas como un poseso ni cosas así) y había vida en la zona (congrios, morenas, algún pulpo, algún cangrejo ermitaño…). No llegas al centro y ya te empiezan a presionar («¡el equipo!, ¡a vestirse!, ¡rápido, al barco!») sino que comienzas la jornada con calma y tomándote tu café (algo digno de agradecer en vacaciones). Todo se organiza sin pausa pero sin prisa.

En resolución: un centro, a mi juicio, muy recomendable para bucear en Alicante. Repetiré en el futuro.

[Sigue en la entrada «Mediterráneo por dentro y por fuera (II. Agosto de 2011)»].

Este artículo ha sido leído

387

veces. Gracias por el interés

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA *