VIZCONDADO DE CARLADÉS (julio de 2017)

En esta periégesis actual recojo la información relativa a la geografía, historia, arte, costumbres… y relato las experiencias y observaciones del viaje de más de dos mil kilómetros que he realizado en motocicleta a finales de julio de 2017 con destino al Carladés (departamentos de Cantal y Aveyron, Auvernia y Occitania, Francia). El Carladés, otrora denominado Vizcondado de Carlat o Vizcondado de Carladés, estuvo bajo dominio del antiguo Reino de Mallorca durante los siglos XIII y XIV, siendo el territorio más septentrional de la colección de demarcaciones sobre las que la monarquía mallorquina ejerció su soberanía.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat

 

Mototurismo cultural

Como es de público conocimiento, con frecuencia dedico mi tiempo de ocio al mototurismo cultural. Soy profundamente bemeuvero; por ende, me gusta conducir. Bueno, eso creo que ha quedado desfasado; lo que se lleva ahora es BMW Make Life a Ride, «Hacer de la Vida una Cabalgada».

 

De acuerdo con solomoto.es,

BMW Make Life a Ride es el nombre de la nueva película de BMW Motorrad España que tiene como objetivo que todos sus seguidores la tomen como una filosofía de vida. El film está hecho por y para riders. Para el rodaje, los riders tuvieron la posibilidad de ayudar al protagonista a empezar a vivir como un día lo hizo, aportando sus experiencias y anécdotas a los lomos de sus BMW.

O sea: si lo he entendido bien, tenemos a Sócrates, Platón, Aristóteles, los cirenaicos, los cínicos, los estoicos, los epicúreos, los escolásticos, Descartes, Spinoza, Leibniz, los empiristas ingleses, los ilustrados franceses, Kant y los idealistas alemanes, los positivistas, Marx, los vitalistas, los pragmáticos, la fenomenología, la axiología, los oxonienses, los existencialistas y BMW Motorrad España. Dios nos asista.

Conforme a esta última perspectiva «filosófica», con el tiempo mi barba ha empezado a poblarse de canas, tomo mucho café de máquina y repito monótonamente los mismos comportamientos laborales una y otra vez. Aparentemente, hice en el pasado alguna clase de juramento respecto a mi ideal del yo maduro del que me he apartado. Según se desprende del contenido del vídeo, mi motocicleta tiene conciencia, pensamiento y lenguaje; hasta me habla. Mi motocicleta BMW lleva a cabo todas estas funciones biopsicológicas sin sistema nervioso y sin neocórtex. Interpretación alternativa: yo tengo alucinaciones auditivas verbales, un signo de esquizofrenia.

Mi motocicleta BMW no solo me habla, sino que, además, va a «rescatarme» de mi presente gris. Acontece que un día los caminos nos convirtieron a mi moto y a mí en leyenda, conduciéndonos mutuamente a la aventura. Adviértase que, según los fértiles «creativos» de BMW Motorrad España, mi motocicleta, un vehículo mecánico, experimenta biopsicológicas manifestaciones de felicidad sin sistema límbico, qué cosas. Sea como fuere, con mi piel ajada por el frío y el tiempo, me reencuentro con el asfalto y el paisaje, realizando una gran gesta. La carretera es comprensible y paciente; así pues, un objeto falto de vida y sin conciencia manifiesta propiedades intelectuales y éticas, ahí es nada; aparte de que se confunde comprensible y comprensiva. Finalmente, yo, que siento pasión por las dos ruedas, vuelvo a vivir sobre ellas, porque la vida está ante mí: debo ir a por ella.

En resolución: la posmoderna sarta de paridas de los comerciales publicitarios de BMW Motorrad España no tiene parangón. Mejor lo dejamos en que me gusta pilotar mi motocicleta y ya está. Eso, por la parte del motociclismo.

Por la parte cultural, soy oriundo de Ibiza (Islas Baleares), un territorio que perteneció a la Corona de Aragón y al Reino de Mallorca. En el colegio y en el instituto estudiábamos la historia y avatares de la Corona de Aragón y del Reino de Mallorca, Jaime I el Conquistador, Pedro III de Aragón, Jaime II de Mallorca y el resto de la parentela. El Vizcondado de Carladés fue el dominio de la monarquía mallorquina más septentrional y alejado de las islas. Conque me propuse combinar mototurismo e investigación histórica de campo, conociendo el Carladés de primera mano.

 

Historia del Carladés

1. Sobre cómo llegó el Vizcondado de Carladés a manos de Jaime I el Conquistador

Por matrimonio con Ramón Berenguer III el Grande, conde de Barcelona, Dulcia Aldonza I de Provenza (Douce d’Arles, Douce de Gévaudan o Douce de Carlat) cedió a su marido sus derechos sobre el Condado de Provenza (continuación del Condado de Arlés) y los vizcondados de Millau, Gévaudan (Gavaldá) y Carlat (el vizcondado carladense o Carladés) el 13 de enero de 1113 (principios del siglo XII).

El Carladés pasó a uno de los hijos del matrimonio, Berenguer Ramón I de Provenza (hermano de Ramón Berenguer IV el Santo, conde de Barcelona, el que se casó con Petronila de Aragón) en 1130.

Berenguer Ramón I de Provenza murió en 1144. Su hijo Ramón Berenguer había nacido hacia 1135-1136; este era menor de edad en el momento del fallecimiento de aquel. De resultas, se instauró un periodo de regencia entre 1144 y 1162. El regente fue el tío y tutor del menor, Ramón Berenguer IV de Barcelona, quien se intituló marqués de Provenza (Ramón Berenguer II de Provenza). Gobernó el marquesado de Provenza hasta su muerte, mientras su sobrino y protegido se titulaba como conde de Melgueil (no como conde de Provenza). El Condado de Melgueil (antiguamente, Condado de Magalona) era herencia de su madre, Beatriz de Melgueil.

Tras la regencia de Ramón Berenguer II de Provenza (IV de Barcelona), Ramón Berenguer III de Provenza devino en vizconde de Carladés. Ha de aclararse que el patrimonio provenzal que se iba transmitiendo de padres a hijos incluía el Condado de Provenza y los vizcondados de Millau, gavaldanense y carladense en el «pack».

Ramón Berenguer III de Provenza casó con Riquilda de Polonia en 1161, sobrina del emperador Federico Barbarroja. Fruto del matrimonio nació una niña, conocida como Dulce II de Provenza o Dulce de Carlat. Dulce II de Provenza o de Carlat sucedió a su padre Ramón Berenguer III a la muerte de este, acaecida en el sitio de Niza en 1166.

Alfonso II de Aragón el Casto o el Trovador era tío segundo de Dulce II de Provenza o de Carlat. Argumentando que Ramón Berenguer III de Provenza, su primo hermano, no tenía heredero varón, hizo valer sus derechos reivindicando y anexionándose la herencia provenzal en 1167. El Vizcondado de Carladés pasa a manos de Alfonso II de Aragón. La ingesta del pastel provenzal por parte de Alfonso II de Aragón conllevó la indigestión de Raimundo V (VII) de Tolosa, quien también deseaba la Provenza y la aneja colección de vizcondados (Millau, Gévaudan y Carlat). Ello implicó constantes enfrentamientos entre el rey aragonés y el conde tolosano. Las diferencias fueron resueltas en una entrevista mantenida en la isla fluvial de Guernica* (en el Ródano, entre Beaucaire y Tarascon) el 18 de abril de 1176. Raimundo V de Tolosa renunció a sus pretensiones en favor de Alfonso II de Aragón por la suma de 3100 marcos de plata.

* La isla de Guernica no existe en nuestros días. Quedó unida a la parte baja de Tarascón por aterramiento.

Afinando más, es necesario apuntar que Dulce I de Provenza solo poseía la mitad del Carladés. La vizcondesa propietaria de todo el Carladés era su abuela, Adela de Carlat (Adyle o Adèle de Carlat), también heredera del Vizcondado de Lodève. Adèle de Carlat casó hacia 1050 con Bérenger II de Millau-Gévaudan. De este modo, los cuatro vizcondados (Millau, Gévaudan, Carlat y Lodève) fueron transmitidos a sus descendientes.

En particular, el Vizcondado de Carlat se dividió entre Gilbert y Richard, descendientes del matrimonio constituido por Berenguer II de Millau-Gavaldá & Adela de Carlat-Lodeva. Dulce I de Provenza era hija de Gilberto I de Gavaldá, razón por la que recibió la mitad del Carladés. La otra mitad recorrió la siguiente línea sucesoria: Richard de Rodez, primer conde de Rodez desde 1112, vizconde de Lodève y vizconde propietario de parte del Carladés → Hugues I de Rodez (conde de Rodez y vizconde de Lodève y en parte de Carlat, 1134) → Hugues II de Rodez (1154) → Alfonso II de Aragón (1167).

Conviene poner de relieve que Hugues I de Rodez realizó el homenaje feudal por el dominio de parte del Carladés a Ramón Berenguer II de Provenza (IV de Barcelona) en el Castillo de Carlat en 1150. La razón radicaba en que el Castillo de Carlat pertenecía al lote de Dulcia I de Provenza y, por ende, de sus herederos directos. En otras palabras: la cabeza histórica del vizcondado y el castillo principal estaban vinculados a la casa de Barcelona-Provenza, no a la rama de Rodez.

Por su parte, Hugues II de Rodez se alió con Alfonso II de Aragón y otros señores de Provenza y Occitania contra Raimundo V de Tolosa. El conde Hugues II donó al rey Alfonso II la mitad del Vizcondado de Carlat de que disfrutaba. Alfonso II lo acepta y se lo restituye acompañado de la otra mitad (la proveniente de Dulce I de Provenza), reservándose el homenaje feudal por todo el vizcondado. De esta forma, el conde de Rodez recibe el Castillo de Carlat y el Vizcondado de Carladés íntegro como concesión feudal del rey de Aragón, bajo condición de fidelidad y vasallaje.

Alfonso II de Aragón fue padre de Pedro II de Aragón el Católico y abuelo de Jaime I de Aragón el Conquistador. Es así como, tras no pocas vicisitudes, el Vizcondado de Carladés llegó a manos del rey Jaime I de Aragón el Conquistador proveniente de la herencia de Dulce I de Provenza. El 18 de enero de 1237, el conde de Rodez Hugues IV (1212-1274) rinde homenaje al rey de Aragón Jaime I el Conquistador en Montpellier por el Vizcondado de Carlat. En otro sitio he leído que el homenaje tuvo lugar en 1232. Puede que se celebraran dos ceremonias en sendos momentos diferentes.

Adviértase que el Carladés constituía el territorio más septentrional de la Corona de Aragón, pues la comuna de Carlat está situada al norte del paralelo 44º.

 

2. El testamento de Jaime I de Aragón el Conquistador

El rey Jaime I el Conquistador otorga su último testamento en Montpellier el 26 de agosto de 1272. El monarca soberano de la Corona de Aragón reitera y confirma la división de sus reinos y estados entre sus hijos varones Pedro y Jaime, acrecentando el Reino de Mallorca con el Vizcondado de Carladès (Carlat, Cantal, Auvernia).

Item, prefatum infantem Jacobum filium nostrum instituimus heredem nostrum similiter post dies nostros in regno Maiorice et insulas Minorice et Evisse et in comitatibus Rossilionis, Ceritanie et Confluentis, et in omnibus feudis qui comes Fuxencis et comes Impuriarum et alii etiam ibi tenent et tenere debent pro nobis, et in Caucolibero et Montepesullano, et toto dominio suo, et castris eiusdem, et in pleno dominio, et omnibus iuribus et pertinentiis suis, et in iure et dominio que habemus et habere debemus in vicecomitatu de Carlades, qui filii nostri proximo prenominati predicta omnia eis legata habeant iure institutionis, prout in instrumentis particionis seu hereditamenti que fecimus inter ipsos plenius et lacius continentur [cursiva mía].

Así pues, Jaime II de Mallorca devino en rey de Mallorca (el Reino de Mallorca incluía también las islas de Menorca, Ibiza, Formentera e islotes adyacentes), conde de Rosellón y Cerdaña (junto con las dependencias tradicionales anexas de Conflent, Vallespir, Capcir y el puerto-fortaleza de Colliure), señor de Montpellier, barón de Omeladés y vizconde de Carladés. La siguiente imagen representa el conjunto de territorios que Jaime II de Mallorca heredó a raíz de las disposiciones testamentarias de su padre Jaime I el Conquistador:

Wikimedia Commons contributors (Lliura): Mapa de la Corona de Mallorca (en línea). Disponible en Internet: (consulta del 22 de julio de 2017)

El término corona designa el patrimonio real. En este sentido, la expresión Corona de Mallorca se utiliza para denotar la colección de estados medievales que confluían bajo el dominio de los reyes de Mallorca, distinguiendo así el reino insular propiamente dicho del conjunto insular-continental. Sin embargo, me parece que este es un uso propio de la historiografía contemporánea. En los documentos originales que he leído, generalmente las alusiones se hacen al Reino de Mallorca (Regnum Maiorice) o, más frecuentemente aún, al Reino de Mallorcas (Regnum Maioricarum, Regne de Mallorques, en plural), no a la Corona de Mallorca, incluso para referirse al conjunto de la herencia. En cambio, sí he constatado muchas alusiones a la Corona de Aragón (Corona Aragonum, Coròna de Aragó, Coròna Rèal de Aragó). Por el motivo aducido, yo no suelo utilizar la fórmula Corona de Mallorca, pero, bueno, se entiende perfectamente.

 

3. El Vizcondado de Carladés en el Reino de Mallorcas

El reparto territorial del patrimonio real de Jaime I el Conquistador (1208-1276) suscitó grandes tensiones entre sus hijos Pedro y Jaime, pues fragmentó la Corona de Aragón en dos entes políticos independientes. Desde luego, no era intención de Jaime I el Conquistador que el Reino de Mallorcas mantuviera dependencia o vinculación feudal alguna con la Corona de Aragón: tanto el monarca aragonés como el mallorquín ejercían de iure idéntico grado de soberanía sobre sus dominios. Mas esta situación no duró sino tres años; el soberano Regne de Mallorques surgido en 1276 queda como reino privativo enfeudado en 1279, tras el tratado de enfeudación que Pedro de Aragón impuso a Jaime de Mallorca.

Aportaré la visión del asunto de un ibicenco. El derecho foral pitiuso tiene instituida la figura de l’hereu o hereva. Aunque era frecuente, en las Pitiusas la elección del heredero no estaba obligatoriamente ligada a la primogenitura o a la preferencia por el varón, sino que se designaba como heredero el que millor convengués: podía ser chico o chica, el mayor o cualquier otro hijo. En otras palabras: el heredero o heredera era de libre designación. La mayor parte del patrimonio familiar era recibido por este heredero, y los demás hijos se conformaban con la legítima. El objetivo de esta institución social y jurídica era evitar la excesiva fragmentación de dicho patrimonio.

El objetivo de Jaime I el Conquistador fue acomodar como reyes a sus hijos varones, excluyendo a Sancho, quien tomó los hábitos y devino en arzobispo de Toledo. La consecución de este objetivo pasaba por la partición de la herencia. Es decir, Jaime I hizo lo mismo que, por ejemplo, Alfonso VII de León el Emperador (1105-1157) quien, siendo rey de León y de Castilla, y hasta Imperator totius Hispaniae, dividió sus estados entre sus hijos Sancho (Sancho III, rey de Castilla) y Fernando (Fernando II, rey de León). Naturalmente, las hostilidades y conflictos entre Castilla y León se sucedieron generación tras generación hasta la reunificación de la corona por medio de la Concordia de Benavente (Fernando III el Santo, 1230), disturbios internos ocasionados por la nobleza aparte.

Con todo, alrededor del 89 % del territorio de la Corona de Aragón fue a parar a Pedro III de Aragón el Grande (1240-1285), quedándose Jaime II de Mallorca (1243-1311) con el 11 % restante (grosso modo, he calculado unos 103 000 kilómetros cuadrados para la Corona de Aragón y unos 11 800 kilómetros cuadrados para el Reino de Mallorcas). Así pues, Pedro III de Aragón fue l’hereu Eivissa’s pagès style, esto es, quien recibió el patrimonio real en su mayor parte. En otras palabras, en la repartición de los reinos y otras tierras se aplicaron criterios de naturaleza patrimonial y consuetudinaria, más que de índole puramente política (un criterio tal hubiera contribuido a robustecer y a mantener la unidad de la Corona de Aragón, no a desmembrarla).

Aun habiendo aceptado el testamento de su padre formalmente, nunca estuvo en el ánimo del infante Pedro contemporizar, y hasta formuló protestas secretas en las que plasmaba su desacuerdo con el testamento. La separación del Reino de Mallorca de la Corona de Aragón también suscitó protestas entre los barones feudales aragoneses y catalanes.

El 3 de junio de 1278, Pedro III de Aragón, resolviendo despojar a su hermano Jaime II de Mallorca de sus dominios, citó al conde de Rodez Henri II (1236-1304) a su corte, para exigirle el homenaje por el Vizcondado de Carlat que retiraba al rey mallorquín.

Toda esta situación concluyó en un convenio o contrato sinalagmático, celebrado en Perpiñán el 20 de enero de 1279, por el que Jaime II de Mallorca reconoce recibir sus dominios como tenencia feudal honoraria (in feudum honoratum, el honor de la Corona de Aragón) del rey Pedro II de Aragón. Según Jaime, este convenio lo hace «por conservar el amor fraterno y el vínculo entre hermanos» y «por voluntad espontánea». O sea: por temor a ser violentamente privado de toda su herencia manu militari y debidamente coaccionado. En lo que atañe al tema de esta entrada de mi blog, en dicho convenio se menciona específicamente el Vizcondado de Carladés:

Item, sine prejudicio juris alieni, recepimus in feudum a vobis et vestris, secundum modum superius et inferius comprehensum, vicecomitatum Homeladesii et vicecomitatum de Carladesio cum omnibus villis et castris eorumdem vicecomitatuum, […].

Jaime II de Mallorca se reconoce feudatario de Pedro II de Aragón y traslada a sus descendientes el deber de realizar el homenaje a los monarcas aragoneses, si bien él mismo queda exento de esta obligación durante toda su vida. La enfeudación fue renovada por el Acuerdo de Argilers de 1298, suscrito entre Jaime II de Aragón el Justo (1267 [?]-1327) y Jaime II de Mallorca. A raíz de estos acuerdos, el conde de Rodez Henri II se dispone a rendir homenaje al rey de Mallorca por el Vizcondado de Carlat en 1299. El Vicecomitatum de Carladesio o la Vicomté de Carlat adquiere la condición de arrière-fief de la Corona de Aragón vía Reino de Mallorca.

Fenecido Jaime II de Mallorca en 1311, en julio de 1312 Sancho I de Mallorca el Pacífico (1277-1324) ratifica la infeudación de sus reinos, condados, vizcondados, señorías y baronías ante Jaime II de Aragón el Justo. En 1321, Sancho de Mallorca suscribe un nuevo arreglo de los deberes feudales que este debía mantener con el rey Jaime de Aragón. Se presentó a las Cortes catalanas de Gerona y quedó eximido de futuras obligaciones al respecto, no sin antes aportar 20 galeras y 25 000 libras barcelonesas como contribución a la operación de conquista de Cerdeña.

En marzo de 1322, el rey de Aragón Jaime II hace valer sus derechos sobre Montpellier, Omeladés y Carladés frente al rey Carlos IV de Francia, indicando a sus embajadores en Francia, Otón de Montcada y Ramón Vinader, que «li diguen com les baronies de Omelades et de Carlades son tengudes en feu per lo rey d’Arago, de qui son alou, lesquals te per ell lo rey de Malorcha».

El 10 de agosto de 1323, Jaime II de Aragón y Sancho I de Mallorca concluyen un acuerdo secreto según el cual el primero dona al segundo —además de la Señoría de Montpellier y la Baronía de Omeladés— el dominio directo y alodial del Vizcondado de Carladés que hasta el momento Sancho tenía en feudo, al objeto de facilitar la venta o intercambio de estos territorios. Por la cesión de los derechos sobre Montpellier, Omeladés y el Carladés, el monarca mallorquín se comprometió a pagar al aragonés la suma de cien mil libras en el caso de que estos feudos fueran adquiridos por el rey de Francia en el plazo de dos años.

Isabeau/Isabelle de Rodez/de Carlat, hija única de Henri II de Rodez y vizcondesa de Carlat, renunciando a algunas partes de Carlat en beneficio de Bertrand & Bernard de la Tour para satisfacer una renta asignada de 200 libras, declaró en 1324 que «le tout relevoit du roi de Majorque» (M. Chabrol, Conseiller d’État: Coutumes locales de la Haute et Basse Auvergne. Tome IV. À Riom: Chez Martin Dégoutte, Imprimeur-Librairie, 1786, p. 649). Que la totalidad del Vizcondado de Carladés caía bajo la jurisdicción del rey de Mallorca fue declarado por la propia vizcondesa de Carlat en el siglo XIV.

Sancho I de Mallorca murió sin descendencia en Formiguères (Alta Cerdaña) el 4 de septiembre de 1324. Hubo sus tensioncillas con el rey Jaime II de Aragón, quien trató de adueñarse del Reino de Mallorca por las buenas o por las malas (por vía diplomática o, llegado el caso, por vía militar, invadiendo el Rosellón y la Cerdaña y demás. A propósito: Jaime II de Aragón le echó bastante morro porque alegaba que como Sancho I de Mallorca la había palmado sin heredero varón directo, pues el Reino de Mallorca para él, y que eso de que la herencia pasara a un sobrino no valía. Pero estaba el pequeño detalle sin importancia de que él mismo tampoco era hijo de Alfonso III de Aragón —quien también se fue al otro mundo sin descendencia—, sino su hermano. O sea: doble vara de medir total). El papa Juan XXII y Sancha de Mallorca, hermana de Sancho I y reina de Nápoles por su matrimonio con Roberto I de Anjou-Sicilia, intervinieron para detener el operativo militar. Su mediación tuvo efecto; Jaime II de Aragón reculó tras untarle debidamente —poderoso caballero es don Dinero—, las hostilidades cesaron y, al final, Jaime III el Temerario sucedió a su tío Sancho I el Pacífico en el trono de Mallorca. El acuerdo por el que Jaime III de Mallorca reconoce recibir en feudo el Reino de Mallorca de manos de Jaime II de Aragón data del 1.º de octubre de 1327:

Acuerdo de enfeudación del Reino de Mallorca suscrito entre Jaime II de Aragón el Justo y Jaime III de Mallorca el Temerario el 1.º de octubre de 1327 (Source gallica.bnf.fr / Bibliothèque nationale de France)

Jaime II de Aragón pasó a mejor vida en noviembre de 1327 y Carlos IV de Francia le siguió unos meses después, en febrero de 1328. El quid de todo este rollo es que la venta del Vizcondado de Carladés al rey de Francia no se llegó a producir por fallecimiento de los tres monarcas: el mallorquín, el aragonés y el francés, y el asunto se dejó aparcado durante algún tiempo. El Vizcondado de Carladés continuó formando parte de la colección de territorios del Reino de Mallorca:

Acuerdo de enfeudación del Reino de Mallorca suscrito entre Jaime II de Aragón el Justo y Jaime III de Mallorca el Temerario el 1.º de octubre de 1327 (Source gallica.bnf.fr / Bibliothèque nationale de France)

Lo que pasó después es bastante difícil de resumir, porque parece una precuela de Juego de Tronos. Los protagonistas del culebrón familiar fueron Jaime III de Mallorca y Pedro IV de Aragón, con Felipe VI de Valois (Francia) de estrella invitada. Aclaración: Jaime III era tío tercero de Pedro IV y, simultáneamente, cuñado de este por su matrimonio con Constanza de Aragón y Entenza, hermana de Pedro IV (= Pedro de Aragón y Entenza). A su vez, Pedro IV de Aragón era tío carnal de los hijos habidos de ese matrimonio: los infantes Jaime e Isabel de Mallorca. Todo quedó en casa.

Abreviando mucho, Jaime III quien, al parecer, era más chulo que un ocho, no calculó bien y consiguió tocarle la moral a los soberanos de uno y otro lado de los Pirineos. Aliancitas por aquí, secretitos por allá, embajador p’arriba, cartita p’abajo. La cosa se lió todavía más porque estalló la guerra de los Cien Años entre los reinos de Francia e Inglaterra. A río revuelto, ganancia de pescadores: Jaime, ya apoyaba al rey francés, ya negociaba subrepticiamente con el rey inglés, Eduardo III Plantagenet. Pedro tampoco es que estuviera rezando el santo Rosario todo el tiempo: anda que no era intrigante ni nada, el muchacho. Todos con dobles juegos, espías y contubernios entre manos.

En resumidas cuentas, a Felipe VI de Francia se le acabaron hinchando las narices y mandó la caballería para el Vizcondado de Carladés, incautándolo por la fuerza en la primavera de 1341. Jaime III de Mallorca el Temerario requirió la ayuda (= valença) de su cuñado y sobrino lejano Pedro IV de Aragón el Ceremonioso, de quien era vasallo, para hacer la guerra al rey francés por haberle expoliado el vizcondado carladense y otros territorios. Jaime recibió un «sí-pero-no», «ya lo vamos viendo, si eso», «vuelva usted mañana», «tengo prisa, me espera una partida de caza», «no puedo atenderte, he de ir a rezar al Monasterio de Poblet» y similares respuestas de Pedro. ‘Y ya que estamos, y aprovechando la coyuntura de que has caído en desgracia ante el rey de Francia y te has quedado sin apoyos, el que te va a hacer la guerra soy yo a ti, pringao, y voy a usurparte el Reino de Mallorca’, pensó el maquiavélico soberano aragonés para sí (repárese en mi aguda capacidad de penetración psicológica, haciendo teoría de la mente de Pedro IV de Aragón).

Tras una serie de misivas y acuerdos más o menos confidenciales entre los reyes de Francia y Aragón, Felipe VI levantó el embargo que pesaba sobre el Vizcondado de Carladés el 17 de enero de 1342. Hay que subrayar que el propio rey francés reconocía la soberanía de Pedro IV el Ceremonioso sobre el Carladés: «Si vos mandons à cascun de vous que, se par vous ou par autres de noz gens nostre main estoit mise en terre qui soit tenue de nostre dit cosin le roy d’Arregon, soit ez dictes viscontez ou ailleurs, voz tantost enlevés e ostés nostre dite main, […]» (Carta de Felipe VI a los senescales de Tolosa y Carcasona dada en Saint-Germain el 17 de enero de 1342). También hay que poner de relieve que, respecto al Carladés, los implicados en los acuerdos eran Felipe VI de Francia y Pedro IV de Aragón; Jaime III de Mallorca quedó al margen de estas negociaciones. Jaime hizo un último intento de reconciliación con el rey francés, rindiéndole homenaje y recuperando Montpellier en mayo de 1342. Felipe VI no fue más allá, y dejó que los cuñados se las compusieran ellos solos.

Y dio comienzo formalmente el affaire Pedro vs. Jaime o, dicho de otro modo, un Barça-Mallorca con el Fútbol Club Barcelona jugando en casa y con el Real Club Deportivo Mallorca en el pozo de la Segunda División B. Hay que señalar que la hinchada mallorquina insular y continental siguió apoyando la causa de Jaime; por lo menos, en los momentos iniciales del litigio. Con todo, viendo los oscuros nubarrones que se cernían sobre el horizonte, Jaime —muy previsor él— redactó su primer testamento el 14 de julio de 1342.

Pedro IV le buscó a Jaime III las vueltas. Utilizando las rebuscadas imputaciones y las mauvaises chicanes de que en el Rosellón corría moneda diferente a la acuñada en Barcelona y que, peor aún, Jaime III de Mallorca batía moneda propia en la ceca de Perpiñán, qué horror y qué crimen más vil y repugnante, Pedro IV de Aragón el de la Puñalada Trapera acusó formalmente a su cuñado el 27 de febrero de 1342, abriéndole un proceso judicial convenientemente amañado.

Respecto a los cargos, podemos conceder que tenían una gota de verosimilitud en el sentido siguiente: es cierto que Jaime I el Conquistador dispuso en su testamento que «in comitatu Rossilionis et in Caucolibero, et in Conflent, et in Ceritania, et in Valespiri, currat moneta Barchinone de terno perpetua que nunc est in perpetuum»; la autorización para batir moneda propia se limitaba al Reino de Mallorca propiamente dicho, esto es, a las islas, no a la parte continental. Sin embargo, 1) perteneciendo el Rosellón al Reino de Mallorca, por un lado; y 2) estando geográficamente a caballo entre Cataluña y Francia, por otro lado, es fácil comprender que circulara moneda mallorquina, barcelonesa y francesa en el territorio continental por razones de comercio internacional y de orden práctico.

Ya ves, pues como en Suiza o Noruega, países donde las monedas de curso legal son el franco suizo y la corona noruega, respectivamente, pero no es raro pagar en euros y que te los acepten, devolviéndote el cambio en moneda local. Hace no mucho, hubo un periodo en que la ceca de Madrid (Real Casa de la Moneda/Fábrica Nacional de Moneda y Timbre) acuñaba pesetas y euros a la vez. Eso por no mencionar que, en el momento de redactar estas líneas, en mi bolsillo hay una moneda de 1 euro de Portugal, dos monedas de 50 céntimos de Austria y de Portugal, y una moneda de 10 céntimos irlandesa con el arpa céltica; cositas del eurosistema. Soy consciente de la impertinencia de mis analogías por anacronismo y otras razones, pero trato de mostrar que la casa de la moneda puede estar en un sitio y la moneda batida circular en otro. Además, la cláusula testamentaria de Jaime I el Conquistador establecía que en los condados continentales mallorquines corriera la moneda de terno barcelonesa, pero yo no leo la palabra solo (= «que solo corriera la moneda barcelonesa») por ninguna parte. El punto es que el fundamento de la acusación fue al principio bastante endeble, mas ya se encargaron Pedro IV y sus secuaces de engordar los cargos creating a snowball effect; al final del proceso, diríase que Jaime III tenía cuernos y rabo, y olía a azufre. Encuentro que tiene su gracia leerse la trama contada directamente por el del Punyalet, pues mezcla hechos reales, fantasías y ficciones varias, constructivismo radical & pragmatismo de baja estofa, un cortejo de testigos aduladores y/o pelotilleros, paranoia (incluyendo ideas de envenenamiento y secuestro) y delirios de grandeza varios. Se me ponen los pelos de punta cada vez que pienso que estos sujetos con mucho imperio y poder, escasa autoridad y a cual más tarado han sido históricamente nuestros «líderes».

El 21 de febrero de 1343 se dictó sentencia condenatoria contra Jaime III, sentencia que implicaba, of course, despojar a este de sus territorios, usando la fuerza, armas y lo que se terciara. Anda que si Jaime I de Aragón (tatarabuelo de Pedro IV y bisabuelo de Jaime III) llega a levantarse de la tumba y contempla el plan familiar, se pega un tiro.

El 24 de mayo de 1343 el rey Pedro desembarca con sus tropas en Paguera (Mallorca); las huestes de Jaime solo pueden ofrecer débil resistencia y son vencidas. Pedro entra en Palma o Ciudad de Mallorca el 31 de mayo de 1343. El Castillo de Bellver capitula. El rey Jaime no aparece; ha huido de la capital. Primero, se guarece en el interior de la isla; más tarde, navega hacia el continente para refugiarse y tratar de salvar los condados de Rosellón y Cerdaña.

El rey Pedro IV de Aragón el Ceremonioso, también conocido de vez en cuando en las Islas Baleares como Pedro IV de Aragón el Usurpador, ja, ja, ja (el temita todavía colea ¡en el siglo XXI y tras siete constituciones!), devino en Pedro I de Mallorca de facto. A principios de junio de 1343, el monarca aragonés manda a su cancillería fabricar sellos nuevos en los cuales se intitulaba y mencionaba el reino de Mallorca entre los títulos de los demás reinos, ordenados de esta forma: «En Pere, per la gracia de Dèu, rèy de Aragó, de Valencia, de Mallorques, de Sardenya, de Córsega e còmte de Barcelòna» (Antonio de Bofarull: Crónica del rey de Aragón D. Pedro IV el Ceremonioso ó del Punyalet. Barcelona: Imprenta de Alberto Frexas, 1850, p. 149). El 22 de junio de 1343 proclama la unión perpetua y definitiva del Reino de Mallorca a la Corona de Aragón. Pronto las islas de Menorca e Ibiza son traídas de vuelta a la Corona aragonesa (Formentera no estaba habitada en aquel tiempo).

Para hacer frente a los gastos de la guerra que estaba sosteniendo con su cuñado, Jaime de ex-Mallorca trató de vender el Vizcondado de Carladés, la Baronía de Omeladés y el Señorío de Montpellier al rey de Francia, pero Pedro de Aragón hizo valer sus derechos feudales y abortó la transacción con las alegaciones de que, en última instancia, dichos territorios le pertenecían por vínculos de vasallaje; todo ello acompañado de una intensa campaña de desprestigio internacional de Jaime. De todas formas, el monarca francés no estaba receptivo, y la operación se dejó correr.

En primavera de 1344 dio comienzo la campaña militar del Rosellón. Tras diversas batallas, la tarde del jueves 15 de julio de 1344 Jaime se rindió. Así lo cuenta Pedro IV (Antonio de Bofarull: Crónica del rey de Aragón… op. cit., p. 215):

[…] y en tal ocasión entró En Jaime de Mallorca, completamente armado menos la cabeza. Al verle cerca de Nos, nos levantámos en pié, y así que él se hubo aproximado, hincó la rodilla en tierra, y Nos lo tomámos de la mano para levantarla, mas entónces él, contra nuestra voluntad y casi forzándonos, nos besó la nuestra; luego de lo que Nos le levantámos en alto y le besámos en la boca.

Pedro ocupa el castillo y la villa de Perpiñán a la mañana siguiente. Las restantes fortalezas capitulan en los días sucesivos. El jueves 22 de julio de 1344 se lleva a cabo una ceremonia solemne de anexión de los condados de Rosellón y Cerdaña a la Corona de Aragón en la Iglesia de San Juan el Viejo de Perpiñán ante todo el pueblo.

En lo referente a la suerte del acusado, es trasladado a Cataluña. Por concesión graciosa de su cuñado, en manos del destronado Jaime solo quedan los pequeños territorios de Carladés, Omeladés y Montpellier, para poder afrontar sus gastos personales y los de su familia con las rentas de estos feudos (en esta época, unos trabajan y otros no hacen sino chupar del bote porque ellos lo valen. De qué me sonará a mí esto). Se requiere a Jaime que renuncie a su dignidad real, pero este protesta y no traga. Jaime acaba trasladándose a sus dominios de Montpellier, sin que Pedro se oponga a su marcha (a fin de cuentas, las fortalezas importantes de los condados de Rosellón y Cerdaña estaban bajo el control de Pedro, y el rey de Francia estaba de parte del monarca aragonés; las limitadas posibilidades de acción de Jaime de Montpellier (ex-rey de Mallorca) no suponían ninguna amenaza en principio).

El caso es que Jaime seguía contando con un no despreciable número de fieles adeptos, tanto en las islas como en el continente. Desde su base en Montpellier, Jaime se dedicaba a organizar escaramuzas e incitar revueltas en los territorios recién anejados por su cuñado manu militari. Estas refriegas no pasaban de ser meras picaduras de mosquito en el cuerpo de la Corona de Aragón: los levantamientos eran sofocados, los rebeldes ejecutados y prosigamos con lo nuestro; lo único que Jaime conseguía era acumular más bajas entre sus partidarios. Con más moral que el alcoyano, Jaime estaba resuelto a proseguir la lucha contra Pedro al objeto de recuperar su reino; a mi juicio, Jaime no hubiera ganado el Campeonato Mundial de Realismo. Necesitado de recursos para reemprender la guerra, el 18 de abril de 1349 cede al rey de Francia la propiedad del palacio, la villa y la bailía de Montpellier, así como el Castillo de Lattes con toda su castellanía y dependencias por la suma de 120 000 escudos de oro. (En el contrato de compra-venta no estaba incluida la Baronía de Montpellier, que incluía 38 pueblos. El Señorío de Montpellier tenía una estructura feudal bastante complicada). De paso, procede a aclararse la cuestión de los vizcondados de Omeladés y Carladés, tierras que Jaime alega tener en franco alodio. Para no liarla —no es que estuviera en una posición de fuerza, precisamente—, Jaime se reconoce vasallo de Felipe VI de Francia respecto a los pequeños feudos que le restaban en territorio francés, a saber: la Baronía de Montpellier, Frontignan, Mireval, Castelnau, el Vizcondado de Omeladés y el Vizcondado de Carladés. Vemos como el Vizcondado de Carladés fue posesión de Jaime hasta el final de sus días.

Con el dinero obtenido por la venta de Montpellier, Jaime ex-rey de Mallorca ex-señor de Montpellier (el Reino de Mallorca se iba deshaciendo a pedazos) equipa una flota con la que reconquistar la isla de Mallorca. Embarca con su parentela y un dispositivo militar compuesto por 11 000 soldados de infantería y 1500 de caballería a principios de octubre de 1349. La tropa aragonesa le estaba esperando en Mallorca con 20 000 infantes y 800 caballeros. Resultado: la cabeza de Jaime III de Mallorca el Temerario acabó separada del resto de su cuerpo en la batalla de Llucmajor el día 25 de octubre de 1349. La familia real mallorquina fue hecha prisionera. A la sazón, los miembros de la familia real mallorquina eran su segunda esposa Violante de Vilaragut y los hijos habidos del primer matrimonio con la hermana de Pedro, Constanza de Aragón y Entenza: los infantes Jaime (Jaime IV, digamos) e Isabel de Mallorca. Las mujeres fueron liberadas al poco tiempo y regresaron a Francia, pero el infante Jaime permaneció cautivo en penosas condiciones bajo el yugo de Pedro entre octubre de 1349 y mayo de 1362, año en que consiguió huir hacia Nápoles. El honorable pretendiente Jaime IV reclamó el trono de Mallorca, sin éxito.

Muerto Jaime III, con la excusa barata de «defender» los derechos que pudieran corresponderle al retenido Jaime IV, Felipe VI de Francia secuestra los pequeños feudos franceses restantes, singularmente el Vizcondado de Carladés. Como era de esperar, Pedro IV de Aragón reclamó los territorios para sí. Se entablaron negociaciones, las cuales dieron comienzo a principios de 1350. Pero Felipe VI de Francia murió el 22 de agosto de 1350, siendo sucedido por Juan II de Francia el Bueno.

Por una concordia firmada entre los embajadores del rey Pedro IV de Aragón el Ceremonioso y de Juan II de Francia el Bueno el 8 de febrero de 1352, y confirmada posteriormente por los monarcas, Pedro de Aragón renunció a sus derechos sobre el Vizcondado de Carladés en favor del rey francés: «Con esto se cõcordo, que el rey renunciasse en el rey de Francia qualquiere derecho que le competia en las villas de Monpeller, y de Lates, y en la baronia de Monpeller, y en el vizcondado de Omeladés, y Frõtinian, y en el feudo de Carladés […]» («De la cõcordia que se trato entre el rey de Aragon, y Juan rey de Francia, mediante el matrimonio de Luys cõde de Anjous y de la infanta doña Ioana, sobre la baronia de Monpeller, y los estados que el rey de Mallorca tenia en el reyno de Francia», en Los cinco libros postreros de la primera parte de los Anales de la Corona de Aragon, cõpuestos por Geronymo Çurita chronista del reyno, f. 182). Con esta concordia se pone fin al dominio barcelonés-aragonés-mallorquín sobre el Vizcondado de Carladés, que pasa a Francia de pleno derecho. En total fueron unos 239 años de jurisdicción sobre el vizcondado (1113-1352), de los cuales la preeminencia mallorquina se extiende en el periodo comprendido entre 1276 y 1349.

 

Características del Vizcondado de Carladés

El Vizcondado de Carlat es denominado también vizcondado carladense, Vizcondado de Carladés, el Carladés, le Carladès (en occitano o lengua de oc) o le Carladez (en francés o lengua de oíl). [Nota: Los topónimos bailan un poco porque los estoy poniendo, ora en castellano, ora en catalán, ora en occitano, ora en francés, según me da]. En esta época, la comarca francesa del Carladés se ha constituido aproximadamente sobre el vizcondado histórico. Sus límites no están bien definidos y variaron con el tiempo, pero se extendía más o menos al sur de los montes de Cantal (en el centro-oeste del macizo Central, en el Parque Natural Regional de los Volcanes de Auvernia) entre los ríos Truyère al Este y más allá del Cère al Oeste. El Vizcondado de Carlat se asentaba en gran parte en la región de Auvernia, pero con el sector oriental situado en Rouergue. En otras palabras: un fragmento de Auvernia y un fragmento de Rouergue se amalgamaron para constituir la unidad político-jurídica histórica del Vizcondado del Carladés. Modernamente, el Carladés cabalga entre los departamentos de Cantal (región de Auvernia-Ródano-Alpes) y Aveyron (región de Occitania). No obstante, sí se constata cierta unidad cultural en la comarca. Por el Sur, el territorio se extendía hasta el río Lot. El río Cère es un afluente del río Dordoña; el río Truyère es un afluente del río Lot por la derecha. Este último confluye con el Garona en el departamento de Lot y Garona.

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Río Truyère

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Río Truyère, límite oriental del Carladés

Desde el punto de vista geomorfológico, los montes de Cantal constituyen las huellas del mayor estratovolcán de Europa. El Puy Mary es un Grand Site de France, vale decir, un lugar natural excepcional: en el Puy Mary se hace reconocible el cono del volcán. Como encima llueve mucho en la zona, todo está muy verde. Pese a ser de moderada potencia, los relieves volcánicos, los bosques, la abundancia de prados y vacas —hay vacas por todos los sitios—, los valles glaciares y hasta el establecimiento de estaciones de esquí confieren al paisaje una fisionomía alpina Heidi & abuelito style.

La antigua actividad volcánica que tuvo lugar en diferentes fases eruptivas millones de años antes de nuestra era se comprueba empíricamente en las coladas de lava que se hallan diseminadas por el territorio. Como las que me encontré en Lacroix-Barrez (Aveyron):

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Lacroix-Barrez. Colada de lava

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Lacroix-Barrez. Colada de lava

 

Organización territorial del Vizcondado de Carladés

En épocas pasadas, el Vizcondado de Carladés se organizaba territorialmente en castellanías. En español, una castellanía es un «territorio o señorío con leyes particulares y jurisdicción propia» (RAE dixit). Cada castellanía carladense estaba presidida por su correspondiente castillo: Castillo de Carlat → castellanía de Carlat; Castillo de Cromières → castellanía de Cromières; Castillo de Muret → castellanía de Muret; &cétera.

Inicialmente, el Vizcondado de Carladés estaba constituido por diez castellanías: ocho en Auvernia y dos en Rouergue (en nuestros días, departamentos de Cantal y Aveyron, respectivamente), además de un par de enclaves y otros señoríos vasallos. Las castellanías auvernesas eran las siguientes: Carlat, Vic, Muret, Boisset, Cromières, Calvinet, Vigouroux y Turlande. Las castellanías rouergates eran Mur de Barrès (con el mandement de Barrès: Lacapelle-Barrès, Malbo y Narnhac) y La Vinzelle. Las castellanías podían coincidir con el territorio eclesiástico de una parroquia o subdividirse en varias parroquias.

No obstante, con el tiempo algunos territorios se sacudieron el dominio carladense, pasando a la Abadía de Aurillac o a diversos señores feudales. Las castellanías propias del Vizcondado de Carlat quedan reorganizadas y reducidas a siete, a saber:

  • Carlat;
  • Vic;
  • Boisset;
  • Cromières (Raulhac);
  • Caylus-en-Carladès (Roussy);
  • Muret (Thiézac);
  • Mur-de-Barrez.

Mur-de-Barrez pertenece al departamento de Aveyron. El resto de castellanías están situadas en el departamento de Cantal.

En el departamento de Cantal (Auvernia) prefieren la denominación Carladès, con s y acento grave; en el departamento de Aveyron (Occitania) se refieren al Carladez con z. Estas variantes ortográficas se explican por la coexistencia en el mismo territorio de las lenguas de oc y de oíl. En la práctica, la distinción ortográfica ès/ez se emplea en los documentos escritos para distinguir entre el Carladés de Cantal (Carladès) y el Carladés de Aveyron (Carladez). La presencia del artículo determinado también es titubeante: le pays du Carladez, la Vicomté de Carladez. En catalán se dice Carladès, y en castellano, Carladés. He de advertir que, en esta entrada de mi ciberbitácora, los topónimos aparecen reflejados alternativamente en cinco idiomas: latín, castellano, catalán, occitano y francés.

Para hacer el tour du Carladès me planifiqué una ruta circular que, girando en sentido antihorario y partiendo de 1) la castellanía de Carlat (Carlat), pasaba sucesivamente por las castellanías de 2) Caylus-en-Carladez (parroquias de Labrousse → Teissières-les-Bouliès → Leucamp → [Bancarel, lugar] → Vezels-Roussy), 3) Mur-de-Barrez (Lacroix-Barrez → Vallon → Peyrat → Mur-de-Barrez), 4) Cromières (Raulhac → Jou-sous-Monjou), el puerto de Curebourse, 5) la castellanía de Muret (Thiézac → [Le Lioran, lugar] → Saint-Jacques des Blats → Thiézac) y finalizaba en 6) la castellanía de Vic (Vic-sur-Cère → Polminhac). La castellanía de Boisset está situada en el extremo sur-sudoeste del vizcondado. Me quedaba un poco a trasmano, así que no la visité.

Francia. Auvernia. Cantal & Aveyron. Vizcondado de Carladés. Ruta circular por las castellanías y parroquias del vizcondado. Planificada com TomTom Rider

Aparte, y salvo las cabezas de las castellanías, que están más o menos claras, hay ciertas vacilaciones acerca de qué parroquias englobaba cada castellanía. Como muestra, un botón: ciertos autores incluyen la parroquia de Leucamp en la castellanía de Cromières, no en la de Caylus. Se dan otras vacilaciones, que deben ser resueltas por los especialistas en historia medieval (yo no paso de amateur, lo mío es pura afición. Aclaración: Cuando digo especialistas, me refiero a especialistas de verdad, no a las chorradas confusas, tergiversadas, incompletas, sesgadas, tendenciosas, politizadas, &cétera, que leo habitualmente sobre temas de historia).

En este post de mi ciberbitácora, las castellanías, castillos, parroquias e iglesias se presentan en el orden en que efectué la ruta.

 

Carlat (Cantal)

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat. Aparcamiento

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat. Commune de Carlat

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat. Mairie

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat. Rocher de Carlat

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat. Rocher de Carlat

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat. Rocher de Carlat

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat. Rocher de Carlat. Escaleras de acceso

El Castillo de Carlat llegó a estar considerado como «la plus forte forteresse de la France».

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat. Castillo de Carlat (maqueta)

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat. Castillo de Carlat (maqueta)

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat. Castillo de Carlat (maqueta)

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Carlat. Castillo de Carlat (maqueta)

 

Castellanía de Caylus-en-Carladès (Cantal)

El Castillo de Caylus-en-Carladez, situado en Auvernia, dominaba sobre las parroquias de Labrousse, Teissières-les-Bouliès, Leucamp, Vezels-Roussy y otros lugares anejos. En nuestros días, cada una de esas parroquias ha dado lugar a una comuna francesa. El municipio más poblado es Labrousse, con 469 habitantes, y el menos poblado es Vezels-Roussy, con 143 habitantes.

Se trata de una comarca boscosa y muy accidentada, una tierra gibosa. La carladense castellanía de Caylus constituía el coto de caza de los vizcondes de Carlat. En la zona abundan los castañares; tanto, que una de las regiones naturales del departamento de Cantal se llama Châtaigneraie (Castañar). Las castañas eran utilizadas para la alimentación humana y la madera de los castaños, para la construcción y la fabricación de carbón.

 

Labrousse

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Labrousse

Labrousse limita con la comuna de Carlat por el Norte. El pueblo tiene una estructura lineal. Se extiende a lo largo de la carretera departamental 6, la cual lo atraviesa de un extremo al otro, de Noroeste a Sudeste:

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Labrousse. Travesía

En el centro del pueblo destaca la cuidada plaza de la Fuente (place de la Fontaine). En dicha plaza están instalados la fuente que le da nombre y el monumento a los muertos erigido para conmemorar a los soldados caídos por Francia en las últimas guerras. Sobre el asunto de este tipo de monumentos funerarios volveré más adelante.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Labrousse. Place de la Fontaine

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Labrousse. Place de la Fontaine

El obelisco funerario está rodeado por cuatro proyectiles de artillería. Mi fallecido tío-padrino, general de artillería del Ejército de Tierra, tenía un ornamental obús junto al piano (el cual, por cierto, un día se le cayó a mi tía sacándole el polvo y le rompió el pie). Conque comprendo el valor decorativo, simbólico y referencial de la munición artillera:

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Labrousse. Place de la Fontaine

Los atrios de los templos carladenses están presididos por un crucero. Muchos de ellos son decimonónicos, pues en los pedestales se lee la fecha de erección, que suele ser el año mil ochocientos y pico. Este que se muestra es de 1887:

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Labrousse. Atrio de la Iglesia de San Martín. Crucero (1887)

El aspecto general de la Iglesia de San Martín de Labrousse, ya se ve, es bastante rústico, con fábrica de sillarejo de hiladas irregulares. Sin embargo, las arquivoltas de la puerta lateral, orientada a Mediodía, están resueltas con sillares cuidadosamente labrados. Resultado de diversas reconstrucciones, la iglesia actual de Labrousse data de los siglos XVI o XVII; pese a las formas góticas de los vanos, la portada con arcos apuntados que apoyan sobre columnas con bases prismáticas se ha fechado en 1653. Por consiguiente, se trata de un gótico muy tardío.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Labrousse. Église Saint Martin. Portada

El muro oeste que soporta el clocher-peigne es vestigio de una iglesia románica anterior, como demuestra el aparejo netamente diferente. Las iglesias del Carladés se caracterizan por la existencia de un peculiar clocher-mur o clocher-peigne, tradicional en la región de Auvernia. Consiste en una estructura arquitectónica vertical y plana, situada a los pies del templo, con cubierta y alero, en cuyo cuerpo se abren vanos para recibir las campanas (típicamente, cuatro). En la siguiente imagen, se aprecia el clocher à peigne de la Iglesia de San Martin de Labrousse:

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Labrousse. Église Saint Martin

Son más bonitas algunas casas particulares —la casa de la place de la Fontaine, por ejemplo, con sus múltiples mansardas— que el edificio del ayuntamiento, bastante soso:

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Labrousse. Mairie (Casa Consistorial)

 

Teissières-les-Bouliès

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Teissières-les-Bouliès

A la entrada de la población de Teissières-les-Bouliès hay un colorido mosaico alusivo, principalmente, al agua mineral gaseosa natural de Teissières, la industria local. Otros elementos que aparecen en la composición aluden a rasgos característicos carladenses: el campanario à peigne, el castaño, los bosques y las montañas, los prados, los paysans y las vacas perennes… El mosaico es obra de Laetitia Bastein, del taller LM-Créations, y fue inaugurado en 2013.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Teissières-les-Bouliès. Laetitia Bastien (Atélier LM-Créations): Mosaïque-vitrail (2013)

La fuente de agua gaseosa minero-medicional de Teissières-les-Bouliès fue descubierta en 1821 por el doctor Reygasse. Filtrada a través del terreno granítico, zócalo cristalino del macizo Central francés, el agua manaba fría y gaseosa directamente de la fuente.

El doctor Reygasse procedió a embotellarla y comenzó su comercialización, siendo autorizada por el Estado francés en 1847. Esta agua fue premiada en la Exposición Universal de París de 1900. El agua de mesa de Teissières estaba indicada para todo: dolencias de estómago, intestino, hígado, riñones, vías urinarias, diabetes, obesidad, etcétera.

En la década de 1920-1930, la producción alcanzaba 80 000 botellas al año. Por esa época, los hijos del doctor Reygasse vendieron la fuente. Con el tiempo, la explotación fue abandonada.

En los años ochenta del siglo pasado, la municipalidad de Teissières estudió la viabilidad de volver a poner en marcha la industria, pero no resultó rentable. En revanche, los estudios geológicos llevados a cabo descubrieron un nuevo manantial de agua de gran pureza —en esta ocasión, de agua sin gas—. En nuestros días esta agua de Teissières se embotella en garrafas de 18,5 litros y se comercializa en empresas.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Teissières-les-Bouliès. Laetitia Bastien (Atélier LM-Creations): Mosaïque-vitrail (2013). «EAU NON POTABLE»

Encuentro un tanto paradójico, por no decir un poco triste, que con este «acuoso» pasado y presente de Teissières, un cartel que reza «EAU NON POTABLE» esté situado al pie del surtidor.

La Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora de Teissières-les-Bouliès presenta el consabido crucero y el tradicional clocher à peigne cubierto en el que se abren cuatro vanos con arcos apuntados para las campanas. En comparación con el de Labrousse, el clocher-mur del templo de Teissières resulta más elaborado: los contrafuertes son más vistosos y en el cuerpo inferior se ejecutó una ventana coronada con primitiva tracería gótica.

La puerta de acceso al interior del templo se practicó en el muro meridional. Cuenta con cuatro arquivoltas apuntadas; la más externa protege la entrada a manera de guardapolvo. Las arquivoltas están constituidas por baquetones y escocias y apoyan sobre jambas o columnas.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Teissières-lès-Bouliès. Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora

El Ayuntamiento de Tessières-les-Bouliès ocupa el edificio destinado anteriormente a escuela de niños y de niñas. He observado que, en el Carladés, es frecuente que los edificios de antiguas escuelas sean reutilizadas como Casa Consistorial. Supongo que, tratándose de poblaciones envejecidas, en estas comunas no deben de abundar los críos.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Teissières-lès-Bouliès. Mairie (Casa Consistorial)

Vista panorámica de los alrededores de Teissières-les-Bouliès, con abundancia de tierras de cultivo, prados, castaños, bosques, montañas y demás:

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Labrousse. Vista panorámica de los alrededores de Teissières-les-Bouliès

 

Leucamp

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Leucamp

Vista panorámica de los alrededores de Leucamp, con abundancia de prados, castaños, bosques, montañas y demás:

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Leucamp. Vista panorámica del entorno

El Ayuntamiento de Leucamp también ocupa el edificio destinado a escuela:

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Leucamp. Mairie (Casa Consistorial)

Aprovechando el cultivo del centeno que se daba por la zona, en la Alta Auvernia los tejados de las casas rurales tradicionales eran de paja. Las cubiertas de paja perduraron hasta mediados del siglo XIX. Los cambios en la agricultura, el riesgo de propagación de incendios y hasta cuestiones de prestigio social (las coberturas de paja eran «de pobre») motivaron que, con el tiempo, los tejados de paja fueran sustituidos por los toits de lauzes (= tejados de lanchas o lajas).

Los tejados de lanchas o lajas devinieron en un símbolo de la arquitectura típica de los pueblos auverneses de montaña. Las lanchas eran talladas de un tamaño bastante grande (hasta 80 centímetros de ancho) y encajadas unas con otras como las escamas de un pez. El peso de las cubiertas era enorme, alcanzando las veinte toneladas de media, lo que requería un armazón estructural muy fuerte, el cual se realizaba con troncos enteros de árboles; con frecuencia, con troncos de castaño. Los aleros sobresalían de los muros para protegerlos y desviar el agua de lluvia.

Si en Guadalajara (España) la elección de la pizarra para los tejados de lajas ha dado lugar a la arquitectura negra, las piedras de elección para las lajas de los tejados carladenses fueron el esquisto y el fonolito, una roca magmática volcánica abundante en la zona. La denominación fonolito (= piedra sonora) proviene de que resuena con un sonido claro cuando una laja es percutida. También empezó a utilizarse progresivamente la pizarra —más ligera y fácil de tallar y manipular—, al igual que en la arquitectura negra alcarreña.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Leucamp. Casa tradicional carladense con tejado puntiagudo de lanchas de fuerte pendiente

Los antiguos tejados de paja se resolvían con una fuerte pendiente. La paja fue sustituida por las lajas o pizarras, pero la pendiente subsistió, dando lugar a tejados puntiagudos, afilados. Nótese que nunca se emplea teja curva o acanalada, tan frecuente en la arquitectura vernácula ibérica, sino la lancha plana.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Leucamp. Les Mineurs de la Châtaigneraie. Museo de la Mina con tejado puntiagudo de lanchas

La imagen anterior corresponde al Museo de la Mina Les Mineurs de la Châtaigneraie. El museo reproduce por medio de una maqueta la mina de wolframio (tungsteno) y recuerda la historia de los mineros de Leucamp. La mina de wolframio de Leucamp fue explotada en dos periodos diferentes: primero, entre 1916-1919. Posteriormente, se reabrió durante la Segunda Guerra Mundial (1941). La coincidencia con los periodos de guerra no es fortuita: el wolframio es un mineral estratégico con muchos usos tecnológicos militares. Las actividades mineras se extendieron hasta 1959, pues a partir de 1957 la competencia china comportó el declive y el cierre de la industria.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Leucamp. Iglesia (siglo XII)

La Iglesia de Leucamp, gótica del siglo XII, es de planta de cruz griega.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Leucamp. Iglesia (siglo XII)

A diferencia de los vistas anteriormente, el clocher à peigne se ubica en el crucero, en la intersección de la nave principal y el transepto.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Leucamp. Iglesia (siglo XII)

Por supuesto, el templo está señalizado con el crucero de rigueur:

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Leucamp. Crucero

Roger, el dueño del Café de la Place de Leucamp, es un personaje de extremado buen gusto. Solo deja aparcar en su propiedad vehículos BMW. Por esta razón, merece un reconocimiento en mi ciberbitácora.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Leucamp. Café de la Place-Chez Roger

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Leucamp. Café de la Place-Chez Roger. BMW PARKING ONLY

Siendo yo bemeuvero devoto, en comprobando el honroso modo en que los bemeuveros éramos tratados en el Leucamp carladense, de los meos ojos tan fuerte mientre lorando… espero que declaren oficialmente los Mercedes-Benz y a los Audi, y todas las motos japonesas y las Harley-Davidson vehicula non grata, ja, ja, ja…

 

Vezels-Roussy

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Vezels-Roussy

Aquí me equivoqué, porque en realidad no llegué a estar en Roussy, sino en Vezels (antiguamente, Vezeils). Me he enterado después que Roussy es una aldea de la comuna de Vezels-Roussy. Se supone que Roussy era la cabeza de la comuna, y Vezels, uno de sus lugares. Sucede que Vezels ha crecido más que Roussy, deviniendo en cabeza del municipio (la Casa Consistorial de Vezels-Roussy está en Vezels, no en Roussy) y provocando el cambio de nombre de la comuna de Roussy a Vezels-Roussy.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Vezels-Roussy. Mairie (Casa Consistorial)

Da igual, porque, al fin y al cabo, realizaba una ruta por todo el Carladés sin entrar en grandes profundidades; meramente, para hacerme una idea global del territorio. Si acaso, las ruinas del Castillo de Caylus-en-Carladez constituían el deseable objetivo de la visita al municipio.

El Castillo de Caylus-en-Carladez auvernés, que hogaño estaría situado en la comuna de Vezels-Roussy, pertenecía a los vizcondes de Carlat y daba nombre a la castellanía de Caylus. También había una iglesia con el nombre de Caylus, razón por la cual se habla de castellanía o parroquia.

El caso es que estuve muy cerca de las ruinas del Castillo de Caylus que pueden contemplarse en la actualidad. Al parecer, el sendero que conduce a los vestigios del castillo sale, precisamente, del puente del ruisseau des Maurs, en la torcedera y mala carretera que conecta Leucamp con Vezels-Roussy pasando por Bancarel.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Carretera de Leucamp a Vezels-Roussy por Bancarel

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Límite entre Leucamp y Vezels-Roussy. Ruisseau des Maurs, aguas arriba

Improvisando, y sin tener ni idea, tomé justamente ese camino y me detuve exactamente en ese puente (casualidad o intuición, vaya usted a saber). Realicé un par de fotografías del ruisseau des Maurs, un arroyo afluente del Goul, afluente del Truyère, afluente del Lot, afluente del Garona, el cual, en ese punto, hace de límite entre las comunas de Leucamp y Vezels-Roussy.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Límite entre Leucamp y Vezels-Roussy. Ruisseau des Maurs, aguas abajo

Bueno, me conformo con saber que pasé por el corazón de la castellanía de Caylus, de acuerdo con la antigua división territorial del viejo Vizcondado de Carladés.

La primera sorpresa que me dio la carladense localidad de Vezels-Roussy fue que en ella hallé un Relais Motards:

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Vezels-Roussy. Relais Motards

Relais Motards es una selección de establecimientos de mototurismo (restaurantes, hoteles, bares, casas de huéspedes, etcétera) de Francia. Estos establecimientos mototurísticos desean recibir moteros y aplican la carta de acogida del motero y su moto publicada en el Journal des Motards, una revista francesa especializada en viajes en moto y mototurismo.

La carta de acogida del motero no es que sea el protocolo contenido en las Leyes Palatinas de Jaime III de Mallorca, pero, bueno, obliga al establecimiento a tener algunos detalles concretos para con los motoristas, como, por ejemplo: disponer de un aparcamiento específico para motos, habilitar un lugar vigilado para dejar el casco y la mochila, ofrecer un espacio al motorista para secarse y cambiarse si llega chorreando porque le ha caído el diluvio universal encima —esto es muy necesario, si lo sabré yo…— y otros por el estilo. Ceteris paribus, en cuanto motero siempre te van a tratar un poco mejor en los establecimientos afiliados a Relais Motards.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Vezels-Roussy. Hôtel-Restaurant La bergerie, albergue motero

Francia tiene una extensión continental de 551 695 km². Hay 510 albergues moteros en el territorio. Es decir: hay un relais motards cada mil kilómetros cuadrados, à peu près. Me sorprende porque, sin buscarlos, me los voy encontrando en la ruta. Mi hipótesis es que, intuitivamente, recorro rutas muy moteras. Desde luego, las autopistas procuro no pisarlas. Las bicicletas son para el verano y las autopistas, para los enlatados.

Lo demás, pues como en el resto de los pueblos de la zona: el consabido crucero…

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Vezels-Roussy. Crucero

… la iglesia, que tiene pinta de ser relativamente moderna (el templo histórico está en Roussy, no en Vezels)…

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Vezels-Roussy. Iglesia (Vezels)

… y el cenotafio-monumento a los caídos por Francia durante las grandes guerras del siglo XX.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Vezels-Roussy. Cenotafio

Estos monuments aux morts erigidos en conmemoración de los soldados —chocantes para un español, puesto que la nación española no fue estado beligerante en ninguna de las grandes guerras mundiales; lo nuestro fue un conflicto interior— se repiten en todos los pueblos. Tocaré el asunto en una sección independiente.

 

Castellanía de Mur-de-Barrez (Aveyron)

La castellanía de Mur-de-Barrez tomaba su nombre del Castillo de Mur-de-Barrez, enclavado sobre un promontorio situado en la comuna y población del mismo nombre.

De acuerdo con lo señalado en la página web de la Communauté de Communes de Carladez en Aveyron, en la actualidad el Carladés aveyronés agrupa seis comunas, herederas de las veintitrés parroquias que configuraban el Vizcondado de Carladés en territorio de Aveyron. Las comunas aveyronesas-carladenses están situadas entre los valles del Truyère y del Goul, y son, de Sur a Norte, las siguientes: Murols, Lacroix-Barrez, Taussac, Mur-de-Barrez. Brommat y Thérondels. De todas estas comunas, pasé por el bosque de Murols y me di una vuelta por Lacroiz-Barrez y el cercano Castillo de Valon, lugar del mismo término municipal; visité la capilla de Peyrat, núcleo perteneciente a la comuna de Taussac; y paré a tomar algo en Mur-de-Barrez.

 

Murols

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Comuna de Murols

 

Lacroix-Barrez

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Lacroix-Barrez

 

Valon

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Lacroix-Barrez. Valon

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Lacroix-Barrez. Valon. Castillo de Valon (siglo XII)

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Lacroix-Barrez. Valon. Castillo de Valon (siglo XII)

 

Peyrat (Taussac)

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac et Carladez. Taussac. Peyrat

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Taussac. Peyrat

Vista panorámica de Peyrat (Taussac), con las tierras de cultivo, los verdes prados, las vacas, los bosques y demás:

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac et Carladez. Taussac. Peyrat. Paisaje rural con vacas

El crucero de Peyrat recuerda a los cruceros gallegos: una cruz de piedra sobre pedestal cuadrangular situado enfrente de la iglesia y junto al camino. La cruz presenta un Cristo crucificado en su cara anterior y una Virgen María en su cara posterior (mirándolo desde el templo). Desde luego, no es decimonónico como los otros.

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac et Carladez. Taussac. Peyrat. Crucero. Cristo crucificado

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac et Carladez. Taussac. Peyrat. Crucero. Virgen María

Aunque pertenece a la comuna de Taussac, el núcleo de población de Peyrat está contiguo a Mur-de-Barrez. La primigenia capilla de Mur-de-Barrez dependía de la parroquia de Peyrat; en otras palabras, la iglesia matriz de Mur-de-Barrez era la de Peyrat.

El templo de Peyrat se remonta al siglo XV. El frontispicio presenta el característico clocher-mur o clocher à peigne auvernés, con la diferencia de que los vanos abiertos para albergar las campanas son tres, no cuatro. Me llama la atención el aparejo de sillar rústicamente labrado; las hiladas son sorprendentemente regulares en su mayoría (aparejo isódomo imperfecto). El muro está reforzado por gruesos contrafuertes prismáticos. La puerta se cobija bajo seis roscas; la arquivolta exterior actúa a modo de guardapolvo, el arco interior apoya sobre jambas y las demás roscas apean sobre columnas. La portada está ornada con estatuas referentes a la Anunciación y dos figuras de santos.

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac et Carladez. Taussac. Peyrat. Église de Peyrat (siglo XV)

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac et Carladez. Taussac. Peyrat. Église de Peyrat (siglo XV). Clocher-mur o clocher à peigne

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac et Carladez. Taussac. Peyrat. Église de Peyrat (siglo XV). Clocher-mur o clocher à peigne

 

Mur-de-Barrez/Lo Mur de Barrés

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Mur-de-Barrez (en lengua de oíl)

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Lo Mur de Barrés (en lengua de oc)

El único sitio del Carladés donde escuché hablar un poco de occitano fue en Lo Mur de Barrès (creo que la ortografía correcta es con acento grave, no con acento agudo; pienso que el topónimo occitano está mal escrito en la señal de entrada a poblado). La lengua de oc me sonó como un vaivén de catalán, portugués e italiano; es muy curiosa. No me pareció que sonara a francés d’oïl, con la carraspeada [eʁe] gutural; lo percibí meridional, con una fonética más familiar y próxima. (Digresión: Estoy deseoso de escuchar a un francés pronunciar en español: «Renegué de Rodrigo: erre que erre, recurrente sigue guerreando en el reguero del garaje», je, je, je, pobres. Esto lo dice alguien que tiene un ligero rotacismo, qué mal).

Torre de Mónaco o Torre Grimaldi.— El núcleo de Mur-de-Barrez debió de ser fortificado entre 1435-1440. Las murallas, en nuestros días demolidas, constaban de media docena de torres circulares. En ambos extremos de la ciudad había una torre de planta cuadrada por las que se accedía al interior. La entrada por el extremo sur se hacía por la Torre de Mónaco o Torre Grimaldi, lou Portal por antonomasia, de 1440. La Torre de Mónaco está clasificada como monumento histórico y es el símbolo de Mur-de-Barrez.

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Mur-de-Barrez. Torre de Mónaco o Torre Grimaldi

Realizada en aparejo compuesto de sillarejo de basalto y sillar labrado en las aristas, la torre ha perdido sus matacanes. Se percibe un rastrillo o puerta enrejada en la planta baja. En el primer piso se abre un vano flanqueado por dos aspilleras en palo y orbe. El cuerpo superior está ocupado por un reloj. La torre está cubierta por un tejado a cuatro aguas que culmina en un campanario.

Esta torre ha sido lugar de paso obligado para llegar a la Grand’ Rue y alcanzar el casco histórico de Mur-de-Barrez desde el siglo XV.

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Mur-de-Barrez. Grand’ Rue

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Mur-de-Barrez. Grand’ Rue. Vista hacia el Norte. Al principio es más estrecha, luego se ensancha

El Condado de Carladés, dominio de los príncipes de Mónaco.— Para compensar las tierras perdidas en Italia, el rey Luis XIII cedió el dominio del Vizcondado de Carladés, reconvertido en condado, al príncipe de Mónaco en 1643 (Pacto de Perona). Durante 148 años, hasta 1791 —año en que fue confiscado tras los eventos de la Revolución francesa—, el Carladés (e, incluida en este, la población de Mur-de-Barrez) perteneció a los príncipes de Mónaco.

En efecto, Luis XIII de Francia y el príncipe de Mónaco Honorato II Grimaldi firmaron un tratado el 8 de julio de 1641 para la protección de la soberanía de Mónaco. El asunto es como sigue: por las Capitulaciones de Burgos (7 de junio de 1524), modificadas posteriormente por la Declaración de Tordesillas del mismo año (5 de noviembre de 1524), Mónaco quedó bajo la protección de los reyes de España y sujeto a una alianza con la monarquía hispánica. En virtud de la Declaración de Tordesillas, el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Carlos V (rey Carlos I de España) reconoció la soberanía de los Grimaldi sobre Mónaco.

El periodo de Mónaco como protectorado español se extendió entre 1524 y 1641, 117 años, durante los que un presidio español (= compañía de infantería española) custodiaba y defendía la Plaza y Fuerza de Mónaco de los apetitos genoveses y de las garras de Francia, principalmente.

Mas, aprovechando los conflictos existentes entre Francia y España (cardenal Richelieu, guerra de los Treinta Años…), Honorato II suscribió un pacto con Francia en 1641: el Pacto de Perona o Traité de Péronne (8 de julio de 1641). Por medio de una rara estratagema, el monegasco abandonó el partido y la protección del rey de España (Felipe IV), y se cobijó bajo la de Francia (Luis XIII), expulsando de la Plaza de Mónaco el presidio español y admitiendo guarnición francesa.

Los españoles se desquitaron privando al príncipe de Mónaco de sus bienes alodiales en el Reino de Nápoles y el Milanesado, así como de las Órdenes del Toisón de Oro y de Alcántara.

La cláusula XII del Traité de Péronne dice así:

Et d’autant que les Espagnols priveront ledit Prince de tout ce qu’il possede dans le Royaume de Naples, & les Estats de Milan, & ailleurs dans leurs terres, ce qui importe audit Prince de vint-cinq mil escus ou ducatons de rente annuelle, en fonds de terres feodales, sa Majesté luy donnera autant de revenu en France en pareille nature de fiefs, erigeant une partie d’icelle en titre de Duché & Pairie de France pour ledit Prince, l’autre en titre de Marquisat pour son fils, & en titre de Comté, luy faisant delivrer toutes lettres & expeditions à ce necessaires; & bonne partie desdits fiefs sera en Provence, & le reste où il plaira à sa Majesté, pourveu que ce soit en France; & attendant qu’on aye trouvé des terres propres audit Prince, lesdits vint cinq mil escus luy seront payés chacun an, à commencer du jour que la garnison du Roy entrera dans Monaco.

El 23 de octubre de 1643 se firmaba a favor del príncipe de Mónaco Honorato II el título general de posesión del Comté de Carladez, vale decir, el conjunto del Vizcondado de Carladés y tierras adyacentes, erigido en condado. En la imagen siguiente se muestra un fragmento del título general de posesión:

Archives départementales du Cantal. Fond Carladès des Archives de Monaco: Titres primordiaux, foi et hommage au roi. 1643-1755, 20 NUM 1-2. Disponible en Internet: http://archives.cantal.fr/ark:/16075/a011326095127opR5oD (consulta del 6 de agosto de 2017).

Rebuscando en Internet, he encontrado la página web oficial del Gobierno Principesco del Principado de Mónaco en la que se da noticia de todo esto: «Carladès (comté de) – baronnie de La Vinzelle». El baile de fechas entre febrero de 1643 y octubre de 1643 se explica porque las letras patentes fueron otorgadas en mayo de 1642, y enero y febrero de 1643, pero fueron protocolizadas en el título general de 23 de octubre de 1643.

De esta manera, los príncipes de Mónaco se convirtieron también en condes de Carladés desde 1643. Una primera consecuencia práctica de este hecho histórico aparece reflejada en los nombres de construcciones y comercios de Mur-de-Barrez: Torre de Mónaco o Torre Grimaldi, plaza de Mónaco, Bar Le Monaco.

Una segunda consecuencia práctica es que la villa de Mur-de-Barrez fusionó las armas de Mónaco (el campo fuselado de plata y gules en escusón) con las armas propias (el mueble de las tres torres de plata en campo de azur acompañando el sobrescudo monegasco).

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Mur-de-Barrez. Escudo de armas de Mur-de-Barrez, con el escusón de Mónaco

Una tercera consecuencia práctica es que los príncipes de Mónaco Alberto II y Charlène fueron recibidos en Mur-de-Barrez el 14 de mayo de 2014 en visita de cortesía al Carladés de Cantal y Aveyron, visita organizada por la Alcaldía de Mur-de-Barrez.

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Mur-de-Barrez. Visita de SS. AA. SS. el príncipe Alberto II y la princesa Charlène de Mónaco a Mur-de-Barrez el 14 de mayo de 2014

Una cuarta consecuencia práctica es que los precios de Mur-de-Barrez son «monegascos»: 2,80 €uros de vellón por una Coca-Cola (1,50 € en Lannemezan, 2 € en Vezels-Roussy).

Con todo este asunto del Pacto de Perona creo que he experimentado un fenómeno de serendipia. El último post que escribí antes de este trataba justamente de Mónaco, donde estuve de vacaciones en Semana Santa. Con tal motivo, estuve leyendo acerca de las relaciones entre el Principado de Mónaco y la monarquía de España, incluyendo el Pacto de Perona. En este tratado se habla de las compensaciones que el rey de Francia hará al príncipe de Mónaco en contrapartida por las pérdidas de territorio confiscado por España. Como hemos visto, en la condición XII del tratado se menciona un condado, pero no se especifica cuál. Encuentro que es una enorme casualidad que, precisamente, el condado en cuestión fuera el Vizcondado (Condado) de Carladés, tanto más cuanto que el vizcondado perteneció al Reino de Mallorca, y he dedicado otras entradas al estudio de los avatares de este reino medieval en mi blog. Como trabajo con muchas fuentes primarias, todo resulta coherente externamente y me cuadra. Eso me satisface.

Lo que no me satisface tanto es que los carladenses sean como muy conscientes de su pasado monegasco (en los folletos turísticos, páginas web, &cétera, encuentras referencias a este tema por doquier) y no tengan ni idea de su pasado aragonés-mallorquín. Vale que en un caso se trata de historia moderna (siglos XVII-XVIII) y, en el otro, de historia medieval (siglos XIII-XIV), más alejada en el tiempo. Pero, vaya: el Principado de Mónaco es una roquita y la Corona de Aragón se expandió por todo el Mediterráneo, hasta el punto de que ningún pez se atrevía a alzarse sobre el mar si no llevaba un escudo con el Señal del rey de Aragón en la cola (Roger de Lauria & Bernat Desclot). Si hablamos de glamur, ciertamente las Islas Baleares son tan «glamurosas» como Mónaco y, mira por dónde, la familia principesca de Mónaco empezó a visitar las Baleares 105,83 años antes que Mur-de-Barrez a lo menos, y sigue haciéndolo en verano:

Visita del príncipe de Mónaco a Menorca. Diario de Ibiza (Ibiza) núm. 3386 (martes, 14 de julio de 1908), p. 2

Visita del príncipe de Mónaco a Mallorca. Diario de Ibiza (Ibiza) núm. 3715 (miércoles, 8 de septiembre de 1909), p. 2

Visita del príncipe de Mónaco a Ibiza. Diario de Ibiza (Ibiza) núm. 17 390 (miércoles, 24 de agosto de 1949), p. 4

Grand’ Rue.—

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Mur-de-Barrez. Grand’ Rue, vista hacia el Norte

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Mur-de-Barrez. Grand’ Rue, vista hacia el Sur

Iglesia Parroquial de San Tomás de Canterbury.—
La Iglesia Parroquial de Mur-de-Barrez ostenta la categoría de monumento histórico de Francia. Trae origen de una primitiva iglesia románica de los siglos XII-XIII. No obstante, sufrió diversos daños y reconstrucciones a lo largo del tiempo: fue incendiada por los Ingleses en la guerra de los Cien Años, lo que comportó la reconstrucción de las bóvedas después de 1436. En 1590 fue saqueada por los hugonotes durante las guerras de Religión de Francia del siglo XVI, lo que implicó nuevas reconstrucciones en el siglo XVII. El resultado de estas reconstrucciones no me conmueve mucho, la verdad, porque ocasiona una heterogénea mezcla de estilos arquitectónicos.

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac et Carladez. Mur-de-Barrez. Iglesia Parroquial de San Tomás de Canterbury. Portada

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac et Carladez. Mur-de-Barrez. Iglesia Parroquial de San Tomás de Canterbury. Interior

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac et Carladez. Mur-de-Barrez. Iglesia Parroquial de San Tomás de Canterbury. Interior

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac et Carladez. Mur-de-Barrez. Iglesia Parroquial de San Tomás de Canterbury. Decoración de la bóveda

Château de Mur-de-Barrez.—

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac et Carladez. Mur-de-Barrez. Esplanade du Château. Panorama

La fortificación «medieval» que podemos contemplar en nuestros días recuerda vagamente al Fuerte Apache de Comansi:

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Mur-de-Barrez. «Château de Mur-de-Barrez», remake del Fuerte Apache de Comansi

Pues si este «Château de Mur-de-Barrez» hace la delicia de los niños y estimula su imaginación, como creo que será el caso, ya va bien; sin objeción. Dicho lo cual, el interés histórico-artístico de la fortaleza… ejem. El Castillo de Mur-de-Barrez original, levantado hacia el siglo XI, fue demolido por orden de Luis XIII de Francia en el año 1620.

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac & Carladez. Mur-de-Barrez. «Château de Mur-de-Barrez», remake del Fuerte Apache de Comansi

 

Castellanía de Cromières (Cantal)

Raulhac

Raulhac es una población y comuna francesa de 290 habitantes situada en el departamento de Cantal. El límite oriental del término municipal hace raya con el departamento de Aveyron.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Cromières. Raulhac

En el territorio de Raulhac se asentaba el Castillo de Cromières (siglo XIII), que daba nombre a la antigua castellanía carladense. Esta fortaleza fue demolida en 1414.

En la misma comuna de Raulhac se ubica el Castillo de Cropières (ojo: No hay que confundir los castillos de Cromières y de Cropières, se trata de dos edificaciones distintas). Hay noticias del viejo Castillo de Cropières desde el siglo XIII, en tiempos del Reino de Mallorca. No obstante, el que se puede contemplar hogaño es fruto de sucesivas reconstrucciones llevadas a cabo principalmente en los siglos XVII-XVIII. Finalmente, encontramos un tercer castillo en el término municipal de Raulhac: el Castillo de Messilhac, que también data del siglo XIII y fue modificado en el siglo XVI. No me acerqué a ver ninguno de los dos.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Cromières. Raulhac

Le Bourg, plaza central de Raulhac, está presidida por una fuente.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Cromières. Raulhac. Le Bourg, plaza central de Raulhac

Le Bureau du Tourisme en Carladès (la Oficina de Turismo) se asienta en el centro del pueblo, en un cruce de caminos, y ocupa un extremo del edificio de la escuela. Desconozco si el Ayuntamiento de Raulhac está instalado también en ese mismo edificio, pero me parece probable, considerando los otros casos.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Cromières. Raulhac. Oficina de Turismo

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Cromières. Raulhac. Edificio de la Escuela de Raulhac

La Iglesia Saint-Pierre-ès-Liens de Raulhac, una de las más antiguas del Carladés, ha sido destruida y reconstruida varias veces. Un primitivo templo del siglo XII fue arruinado durante la guerra de los Cien Años. La edifición que contemplamos hoy data casi enteramente del siglo XV, si bien también sufrió daños durante la Revolución francesa. Se trata de un inmueble protegido bajo la declaración de monumento histórico.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Cromières. Raulhac. Église Saint-Pierre-ès-Liens (s. XV)

Consta de nave única con adición de capillas laterales. En el exterior, el ábside presenta planta poligonal, con sus lados delimitados por contrafuertes de sección prismática. En los muros se abren ventanas decoradas con vidrieras.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Cromières. Raulhac. Église Saint-Pierre-ès-Liens (s. XV). Ábside

El acceso a la iglesia se hace a través de una puerta ubicada en el lado sur, precedida de un pórtico cubierto con bóveda gótica cuatripartita o de crucería simple, basada en la intersección de dos arcos cruceros que dividen la plementería estrellada en cuatro áreas por tramo de bóveda.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Cromières. Raulhac. Église Saint-Pierre-ès-Liens (s. XV). Pórtico

Todos los arcos están pintados y perfilados con tonos ocres y rojos. La clave de bóveda está exenta de decoración. Los colores ocre y rojo también embellecen las arquivoltas bajo las que se cobija la puerta. La puerta se remata con un arco que presenta ornamentación de taqueado de billetes y la pintura de un rostro. Un friso o banda horizontal azul decora la parte superior de las paredes frontal y lateral izquierda.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Cromières. Raulhac. Église Saint-Pierre-ès-Liens (s. XV). Pórtico

Fruto de las restauraciones, han aparecido las policromías originales; singularmente, escudos de armas.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Cromières. Raulhac. Église Saint-Pierre-ès-Liens (s. XV). Escudos de armas

La torre del campanario, de planta cuadrangular, apoya sobre el pórtico.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Cromières. Raulhac. Église Saint-Pierre-ès-Liens (s. XV). Torre-campanario (vista desde los pies de la iglesia)

En el segundo cuerpo de la torre destaca un reloj de sol de los siglos XVIII-XIX, restaurado en junio de 2014.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Cromières. Raulhac. Église Saint-Pierre-ès-Liens (s. XV). Reloj de sol

Of course, frente a la portada del templo se yergue el consabido crucero. Este también es del siglo XIX:

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Cromières. Raulhac. Église Saint-Pierre-ès-Liens. Crucero

 

Jou-sous-Monjou

Jou-sous-Monjou es una población y comuna de Francia de 114 habitantes, emplazada en la convergencia de las carreteras departamentales 57 y 59.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Cromières. Jou-sous-Monjou

Como en el resto de los pueblos, no falta en Jou-sous-Monjou la cruz monumental. En el pedestal figura el año de 1879.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Cromières. Jou-sous-Monjou. Crucero (1879)

El monumento más destacado del pueblo es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Jou-sous-Monjou está declarada monumento histórico de Francia. La construcción data de principios del siglo XII, con ulteriores añadidos en los siglos XIV (capillas laterales y bóvedas de crucería) y XV (el porche y el campanario à peigne). Se trata de un templo de nave única con adición de capillas laterales.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Cromières. Jou-sous-Monjou. Église de Notre-Dame de l’Assomption (siglos XII-XV)

Un porche del siglo XV resguarda la puerta de la fachada meridional, a los pies de la iglesia. Creo que las estatuas que hoy flanquean el arco triunfal interior en otros tiempos decoraban la portada. Supongo que las movieron de sitio para preservarlas. Lástima del andamio (parece una cimbra), pero mejor andamio que ruina.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Cromières. Jou-sous-Monjou. Église de Notre-Dame de l’Assomption (siglos XII-XV)

La cabecera está compuesta por dos tramos: uno rectangular o presbiterio y el semicircular de remate o ábside. El ábside, orientado hacia el Oriente según la costumbre cristiana, es de planta semicircular y está cubierto con bóveda de cuarto de esfera o de horno que asienta sobre arquería de medio punto montada sobre columnillas. Esta bóveda no es original; data de 1894. Se abren vanos abocinados bajo los arcos. Un elaborado altar mayor es el elemento central que estructura el espacio interior del ábside.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Cromières. Jou-sous-Monjou. Église de Notre-Dame de l’Assomption (siglos XII-XV). Ábside con altar mayor

La capilla mayor se prolonga en el presbiterio por un tramo abovedado con bóveda de cañón. Debido a la gran tensión lateral que ejerce la bóveda de cañón estructuralmente, en el exterior se constata la presencia de gruesos contrafuertes de ancho creciente hacia la base.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Cromières. Jou-sous-Monjou. Église de Notre-Dame de l’Assomption (siglos XII-XV). Exterior. Cabecera y contrafuertes

Un arco triunfal de medio punto con arquivoltas en disminución separa el presbiterio de la nave principal. Las arquivoltas interiores apean sobre pilares dobles adosados al muro con columnas acodilladas. Los pilares y los capiteles de las columnas están coronadas por cimacios corridos adornados con ajedrezado dispuesto a tresbolillo. Desde el punto de vista estructural, el arco triunfal sostiene el clocher à peigne visible en el exterior del templo. El campanario fue erigido en el siglo XV.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Cromières. Jou-sous-Monjou. Église de Notre-Dame de l’Assomption (siglos XII-XV). Arco triunfal

En su origen, la nave constaba de tres tramos con cubierta de madera. En el siglo XIV se agregaron dos capillas laterales y la nave central se transformó, organizándose en dos tramos con bóveda de crucería simple sobre pilares cruciformes.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Cromières. Jou-sous-Monjou. Église de Notre-Dame de l’Assomption (siglos XII-XV). Nave y bóveda de crucería

El coro en alto se sitúa a los pies del templo.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Cromières. Jou-sous-Monjou. Église de Notre-Dame de l’Assomption (siglos XII-XV). Coro alto a los pies del templo

 

De Cromières a Muret por el collado de Curebourse

Las poblaciones de Raulhac y Jou-sous-Monjou pertenece a la antigua castellanía de Cromières. En la castellanía de Muret se asientan, de Norte a Sur, los núcleos de Le Lioran, Saint-Jacques des Blats y Thiézac.

Desde Raulhac y en dirección norte, la carretera departamental 59 conduce, pasando por Jou-sous-Monjou, al collado o puerto de Curebourse (997 m s. n. m.).

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Saint-Clément. Col de Curebourse

Es posible acceder del valle del río Goul, al Este, al valle del río Cère, al Oeste, atravesando el col de Curebourse por la montañosa D 54 o route des Montagnes.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Saint-Clément. Col de Curebourse. Carretera D 54 (route des Montagnes), dirección Vic-sur-Cère

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Saint-Clément. Col de Curebourse. Carretera D 54 (route des Montagnes)

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Saint-Clément. Col de Curebourse. Valle del río Cère con el rocher de Maissonne al fondo

Si se continúa por la D 59 hacia el Norte, se llega a Thiézac.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Muret. Thiézac por la carretera D 59

Desde Thiézac, por la carretera nacional 122, se alcanza Le Lioran, extremo septentrional del Carladés.

La red de carreteras departamentales francesas engaña mucho. Aunque todas están clasificadas como route départamentale, el réseau routier departamental francés se jerarquiza en categorías y subcategorías. Escasamente mantienen las carreteras departamentales de categoría inferior para que no se deterioren irremediablemente y poco más; no son caminos de buena calidad. Por ejemplo: la D 59 que se muestra en la siguiente imagen no tiene ni marcas viales delimitadores de carriles, ni arcenes, ni nada; la calzada asfaltada —tampoco muy ancha, que digamos—, los guadarraíles o quitamiedos amputa-motoristas y ya. Se trata de una carretera departamental de tercera categoría, que vendría a ser equivalente a una carretera local. Siempre acabo pensando que tengo que hacerme con una motocicleta más trailera.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Muret. Thiézac. Carretera departamental 59 (3.ª categoría)

 

Castellanía de Muret (alto valle del Cère, Cantal)

Le Lioran (comuna de Laveissière)

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Muret (haute vallée de la Cère). Commune de Laveissière. Le Lioran

El Liorán es una emblemática estación de esquí del macizo Central francés. Está ubicada en los montes de Cantal, en el corazón del parque natural regional de los Volcanes de Auvernia y en el alto valle del río Cère. La carretera nacional 122 corre más o menos paralela al río.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Muret (haute vallée de la Cère). Commune de Laveissière. Le Lioran, estación de esquí

El macizo de Cantal es, en realidad, el más vasto estratovolcán de Europa. Con un diámetro de 70 kilómetros y una superficie de 2700 km², está compuesto por un cono central estratificado y un piedemonte o somontano periférico que se extiende miles de kilómetros cuadrados. Los planicies basálticas que conforman el piedemonte volcánico reciben el nombre de planèzes en la zona. Las planèzes están separadas por estrechos y profundos valles de origen glaciar, por donde discurren los cursos de agua. El punto culminante de los montes de Cantal es el Plomb du Cantal, con 1855 metros de altura sobre el nivel del mar. Otra cima importante del macizo es el Peyre Arse (1806 m s. n. m.). La estación de esquí de Liorán se asienta entre estas dos agujas de lava. Todos los picos del macizo constituyen restos erosionados de las paredes de un cráter único. El río Cère nace en la Font du Cère, en las inmediaciones de la estación de esquí.

Desde la comuna de Saint-Jacques-des-Blats, se accede al Liorán a través del túnel abierto en la carretera N-122 (de Figeac a Masiac por Aurillac y el túnel de Liorán). Inaugurado el 4 de diciembre de 1843, el primer túnel de Liorán fue, a su vez, el primer túnel de Francia. Permitió superar el tradicional aislamiento de los sectores este y oeste del departamento de Cantal. En las proximidades de dicho túnel tuvieron lugar los combates del Liorán, emboscadas que los maquis carladenses llevaron a cabo contra las tropas de ocupación alemanas entre los días 11 y 13 de agosto de 1944, en el contexto de la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad, el primer túnel de Liorán está conectado con el nuevo túnel de Liorán (2007), funcionando aquel como galería de seguridad de este.

El túnel de Liorán perfora el pico de Masseboeuf, cuya cima se halla a 1395 m s. n. m. en la parte oriental del estratovolcán de Cantal. El puy de Masseboeuf domina la estación de esquí de Liorán. El telesilla de Masseboeuf pasa justo por encima del túnel de la carretera N-122. En otras palabras: mientras la gente esquía por esa pista nevada en la superficie, el tráfico rodado transita por el interior del monte. Tridimensional aprovechamiento del espacio.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Muret (haute vallée de la Cère). Commune de Laveissière. Le Lioran, estación de esquí. Telesilla de Masseboeuf (puy de Masseboeuf)

 

Saint-Jacques des Blats

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Muret. Saint-Jacques des Blats. Crucero

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Muret. Iglesia Parroquial de Saint-Jacques des Blats

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Muret. Saint-Jacques des Blats hacia Thiézac

 

Thiézac

El Castillo de Muret se enclavaba en Thiézac, motivo por el que Thiézac era la parroquia cabeza de la castellanía de Muret. Del primigenio Castillo de Muret de Thiézac, del siglo XIII, apenas quedan vestigios. La châtellenie de Muret englobaba asimismo la población de Saint-Jacques des Blats y se extendía hacia el nordeste por el valle alto del río Cère hasta la raya con el Vizcondado de Murat, en las proximidades de Lioran. En nuestros días, la comuna de Laveissière pertenece a la tierra de Murat, no al Carladés. (A propósito: la frecuente presencia del sufijo -ac en los topónimos carladenses [Aurillac, Raulhac, Thiézac…], sufijo peculiarmente occitano, sugiere la existencia de primitivos emplazamientos galo-romanos).

Thiézac me lo recorrí del derecho y del revés, de ida y de vuelta, accediendo desde el Sur por la carretera D 59 procedente de Jou-sous-Monjou y entrando desde el Norte por las carreteras N 122 y D 759 procedente de Saint-Jacques des Blats.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Muret (haute vallée de la Cère). Thiézac

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Muret (haute vallée de la Cère). Thiézac. Mairie (Casa Consistorial)

Al igual que sucede en otros pueblos de la comarca, el Ayuntamiento de Thiézac está instalado en el edificio escolar:

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Muret (haute vallée de la Cère). Thiézac. Mairie (Casa Consistorial). Escuela de Niños y de Niñas

El crucero decimonónico situado en el exterior de la iglesia no podía faltar. El que se muestra en la siguiente imagen es de 1835. Había una furgoneta aparcada delante que dificultaba hacer la fotografía… El gallo galo es un símbolo nacional de Francia y corona algunos monumentos conmemorativos de las guerras mundiales. Sin embargo, el gallo que remata este crucero me parece que es más bien un gallo bíblico, análogo a los gallos que se observan en las veletas que culminan los campanarios. Tiene diversas interpretaciones en la tradición cristiana: el sacrificio del gallo, emblema de Cristo, símbolo de resurrección o de redención del mundo por Cristo, referencia a las tres negaciones que San Pedro hizo de Jesús (Mateo 26, 75; Marcos 14, 72), &cétera.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Muret (haute vallée de la Cère). Thiézac. Église Saint-Martin. Crucero

La Iglesia Parroquial de San Martín de Thiézac está protegida a título de monumento histórico de Francia. El edificio data del siglo XV, con una posterior modificación del pórtico de fecha indeterminada.

En el interior, la construcción se estructura con una nave única de tres tramos con capillas laterales. Las imágenes del interior del templo no están muy allá porque las tomé sin flash. El destellador fotográfico se carga la policromía de las piezas; está comprobado el deterioro que los flashes de las cámaras fotográficas producen en las obras de arte debido a reacciones fotoquímicas de la radiación luminosa con los pigmentos, los cuales se desnaturalizan progresivamente. Siendo este efecto indeseable, se sigue que no conviene tomar fotografías con flash sobre las obras de arte pigmentadas. Tanto si hay prohibición como si no, obras de arte pigmentadas → no flash.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Muret (haute vallée de la Cère). Thiézac. Église Saint-Martin. Nave principal

El retablo mayor de la Iglesia de Thiézac es del siglo XVII. De madera tallada y pintada, está dividido en tres secciones verticales o calles. Las calles están separadas por columnas torsas o de fuste entorchado. La escena central contiene una pintura de la crucifixión, flanqueada por las estatuas de san Pedro y san Pablo y otros dos santos mitrados. Por encima del panel central, se percibe una representación de Dios Padre y del Espíritu Santo.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Muret (haute vallée de la Cère). Thiézac. Église Saint-Martin. Retablo mayor

 

Castellanía de Vic (Cantal)

La comuna de Vic-sur-Cère, situada a orillas del río Cère, es la cabeza de la antigua castellanía de Vic.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Vic. Vic-sur-Cère. Mairie (Casa Consistorial)

En analogía con Mur-de-Barrez, en Vic-sur-Cère también hay una place de Monaco.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Vic. Vic-sur-Cère. Place de Monaco

Uno de los edificios de Vic-sur-Cère es conocido como Hôtel des Princes de Monaco porque en él se hospedó en septiembre de 1668 el príncipe Luis I de Mónaco, Conde de Carladés.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Vic. Vic-sur-Cère. Hôtel des Princes de Monaco

El Hôtel o Maison des Princes de Monaco, situado en el corazón de la ciudad, data de la primera mitad del siglo XVI, con reformas a mediados del siglo XVII. El inmueble perteneció a la familia principesca de Mónaco. En la actualidad es de propiedad privada.

Lo más relevante del edificio es la puerta que se abre en la torre central, que presenta una combinación de arcos: conopial flamígero el superior, que actúa a modo de guardapolvo, y deprimido cóncavo con dintel el inferior, con arquivoltas. El tímpano está decorado con relieves de la Anunciación.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Vic. Vic-sur-Cère. Hôtel des Princes de Monaco

Los príncipes de Mónaco Alberto II y Charlène también fueron recibidos en Vic-Sur-Cère el 14 de septiembre de 2014.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Vic. Vic-sur-Cère. Visita de SS. AA. SS. el príncipe Alberto II y la princesa Charlène de Mónaco a Vic-sur-Cère el 14 de mayo de 2014

En Vic-sur-Cère me pasó «una cosa muy célebre», como decimos en Ibiza. Se comprueba empíricamente que mi intuición, «olfato» o «pálpito» para los bares moteros tiene base real. Hay que reconocer que, en este caso, era más fácil: había una motocicleta aparcada en la puerta.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Vic. Vic-sur-Cère. Bar-Brasserie Aux Motard’z

Total, que recalé en el Bar-Snack motero Aux Motard’z de Vic-sur-Cère, donde me detuve a descansar un rato y tomar algo:

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Vic. Vic-sur-Cère. Bar-Snack Aux Motard’z

Obviamente, el bar tiene decoración motera:

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Vic. Vic-sur-Cère. Bar-Brasserie Aux Motard’z

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Vic. Vic-sur-Cère. Bar-Brasserie Aux Motard’z

A mí, esa decoración me resulta extremadamente familiar. Véase, si no, mi propia colección… Dios los cría, y los friquis, se juntan:

Mi propia colección de miniaturas de motos. Todas han sido regalos, por cierto

Con el tema de las motos, los viajes en moto, &cétera, los moteros rápidamente entablan conversación. Vic-sur-Cère y Madrid distan mil kilómetros; tampoco es que sea tan frecuente ver a un motorista español que habla francés por las Auvernias profundas (—Qu’est-ce que vous faites ici? —Je suis en train de faire le tour du Carladez. —D’où venez-vous? —Je viens de Madrid. —Je connais Madrid dû à mon père. Dis-donc, Madrid est bien loin de Vic-sur-Cère!, &cétera).

Christophe, le patron, me invitó a la bebida: —Puisque tu es un vrai motard, je t’invite à boire un Coca. —Mais je n’suis pas français, j’suis un motard espagnol! —Ça m’est égal, nous ne sommes pas racistes!, ja, ja, ja. Simpático, el Christophe.

Como estaba a gusto, me quedé de charleta y a cenar en Aux Motard’z. Con la cena tuvimos también nuestro debate, porque cuando estoy en Francia, me adapto a los horarios franceses. La gente cena sobre las ocho. Así que alrededor de esa hora dije de cenar. Respuesta: Mais vous êtes espagnol! Dîner à huit heures, c’est quoi ça? Pues nada, readaptación de horarios nutricionales en Vic-sur-Cère. Cené más bien cerca de las nueve.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Vic. Vic-sur-Cère. Bar-Brasserie Aux Motard’z. Le croq

También estaba echando la tarde en la terraza de Aux Motard’z un italiano, siciliano de origen, que reside actualmente en Vic-sur-Cère. El siciliano en cuestión es propietario de un Porsche y del château que se muestra bajo estas líneas, el cual está restaurando. Se sigue que hicimos unas cuantas bromas sobre la famiglia. (A propósito: desde los acontecimientos de las Vísperas Sicilianas de 1282, el Reino de Sicilia estuvo vinculado a la Corona de Aragón, primero, y a la Corona de España, después, hasta el Tratado de Utrecht de 1713).

Le apetecía escuchar español: «Io capisco lo spagnolo, ma tu devi parlare lentamente». El italiano y el español tienen un 82 % de similitud léxica; hablando despacio, son mutuamente inteligibles, aunque tengo la sensación de que los españoles entendemos más a los italianos que a la inversa. Comoquiera que sea, en un momento dado estábamos los presentes conversando y comentando simultáneamente en francés, italiano y español. O sea: chapurreando en tres variantes de latín.
L’Europe romaine, c’est ça!

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Vic. Vic-sur-Cère. Bar-Brasserie Aux Motard’z. El château del siciliano, la Maison du Chevalier des Huttes

La Maison du Chevalier des Huttes o «château del siciliano» es un inmueble protegido bajo la declaración de monumento histórico. El edificio, que data de los siglos XVI-XVII, presenta torre poligonal delante y una torrecilla en la esquina. En otro tiempo fue la casa urbana de la familia Pagès des Huttes.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Vic. Vic-sur-Cère. Bar-Brasserie Aux Motard’z. Christèle Berthelot (patronne), Christophe Poupault (patron) & moi.

 

Polminhac

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Vic. Polminhac

 

Monumentos de guerra en conmemoración de los caídos por Francia

Como es bien sabido y a diferencia de España, Francia participó en las dos guerras mundiales. En la Primera Guerra Mundial o Gran Guerra (1914-1918) formó parte de la Triple Entente. El norte y el este de Francia configuraron los principales escenarios de las operaciones llevadas a cabo en el frente occidental. Las batallas de Verdún y del Somme fueron de las más largas y sangrientas de la Gran Guerra, con cientos de miles de bajas por ambos bandos.

En el argot militar de la época se empleaba la palabra «poilu» (= «peludo») para referirse a los reclutas de la infantería francesa de la Primera Guerra Mundial, pues provenían de un mundo rural y agrícola en el que las barbas y los bigotes eran comunes. Se constata que las comunas rurales del Carladés enviaron a muchos de sus hijos «poilus» a la guerra, porque hay un monumento a los soldados caídos por la patria en cada pueblo. Todos estos cenotafios se refieren a la Primera Guerra Mundial y, asimismo, algunos de ellos añaden referencias a los naturales caídos en la Segunda Guerra Mundial.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Auvernia fue teatro de terribles y sanguinarios enfrentamientos entre las tropas alemanas de la Wehrmacht y la Resistencia francesa (en el campo, el maquis). La institución del Servicio de Trabajo Obligatorio (STO) alemán en Auvernia en 1943 provocó una huida de los hombres —los llamados refractarios— hacia las montañas y granjas auvernesas, permaneciendo en la clandestinidad. La actividad del maquis fue reprimida por la Gestapo y la Milicia Francesa (fuerza paramilitar del régimen de Vichy colaboracionista con las fuerzas de ocupación de la Alemania nazi).

Respecto al Carladés, lo más significativo es que uno de los reductos de la Resistencia estaba situado en el Liorán, al pie del Plomb du Cantal, y que en la carretera N-122 que conecta Aurillac y Murat tuvo lugar la batalla de Liorán. Las hostilidades entre franceses y alemanes comenzaron en el paso de Compaing, entre Thiézac y Saint-Jacques-des-Blats, la mañana del 7 de agosto de 1944. La Resistencia tendió una emboscada a una columna de alemanes, impidiéndoles el traslado de vehículos y tropas. Los combates prosiguieron el día 11 de agosto en el túnel de Liorán.

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. Labrousse à ses enfants morts pour la Patrie

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. La comumune de Teissières-les-Bouliès reconnaissante à ses enfants morts pour la France

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. La commune de Leucamp à ses enfants morts pour la France

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Caylus. La commune de Vezels-Roussy à ses enfants morts pour la France

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac et Carladez. Aux enfants de Lacroix-Barrez

Francia. Occitania. Aveyron. Vizcondado de Carladés. Aubrac et Carladez. Aux enfants de Mur-de-Barrez

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Cromières. Raulhac à ses enfants

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Jou-sous-Monjou. Les anciens combattants à leurs camarades morts pour la France

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Muret (haute vallée de la Cère). Enfants de Saint-Jacques des Blats morts pour la Patrie

Francia. Auvernia. Cantal. Vizcondado de Carladés. Castellanía de Muret (haute vallée de la Cère). Thiézac. Monument aux morts pour la Patrie

 

Comentarios finales

Clásicos mototurísticos veraniegos

Flictenas y ampollas

Hay dos sucesos de mis viajes motociclísticos veraniegos que se repiten año tras año, sin excepción. Las flictenas-ampollas de la mano derecha y el ataque de bichos ponzoñosos se han convertido, por generalización desde múltiples inferencias, en una inexorable ley de mis rulos moteros estivales. Empecé a coleccionar fotografías de vesículas que se formaban en mi cuerpo y de himenópteros que se desprendían de mi cuerpo de resultas de estos desplazamientos. Hay gente aprensiva que lo encuentra desagradable, pero yo lo encuentro muy interesante; todo sea por la investigación científica.

Con relación a las vesículas, se supone que los guantes llevan protectores en el punto en que los metacarpios de los dedos anular y meñique de la mano derecha hacen contacto con el puño del acelerador. Bien es cierto que cada dos o tres años, los guantes de moto veraniegos se desintegran por ahí de tanto rozar al dar gas. No quiero ni imaginar qué pasaría si no llevaran el susodicho protector; me iba a reír yo de las bubas de la peste…

El proceso empieza con unas pequeñas vesículas o flictenas…

Francia. Auvernia. Cantal & Aveyron. Vizcondado de Carladés. Viaje de julio de 2017. Día 1: flictenas en la mano derecha

… … que evolucionan a ampollas más o menos hinchadas de líquido y elevadas en función del grado de irritación mecánica producida por la constante fricción de la mano con el puño del gas.

Francia. Auvernia. Cantal & Aveyron. Vizcondado de Carladés. Día 2: flictena y ampolla. Viaje de julio de 2017

Me gustan; al fin y al cabo, son un mecanismo de defensa del cuerpo humano y ayudan a reparar el daño producido en la piel (= mi cuerpo se está autocurando. Está bien poder delegar y que mi cuerpo se autogestione, ja, ja, ja. Perdón por el cartesiano dualismo). Yo no me las toco ni me hago nada; a los pocos días se secan solas y se hace callo y ya tiro con esos callos todo el verano hasta el invierno, en que se me quitan las durezas (los guantes de moto de invierno son mucho más gruesos) y el proceso vuelve a comenzar al verano siguiente. Así, todos los años. Mi álbum de fotos de ampollas crece por momentos. Gajes del motorismo. Sarna con gusto…

 

Bichos ponzoñosos

No recuerdo un viaje en moto veraniego en que no haya sido picado por uno o varios insectos ponzoñosos, ya abejas, ya avispas. Si hay un solo hueco en el traje, casco o donde sea, más pronto o más tarde los bichos siempre acaban metiéndose por ahí y picándote. Este año, la abeja de rigueur se introdujo por la toma de aire del casco y me picó en la cabeza, ja, ja, ja. Se impuso la acostumbrada parada de emergencia. Vaya pedazo de aguijón tenía la muy puta:

Francia. Auvernia. Cantal & Aveyron. Vizcondado de Carladés. Bichos

El otro bicho viajaba de polizón en una bota; saqué la abeja del casco. Me han picado tantas veces ya que, al menos, está empírica y reiteradamente comprobado que no soy alérgico ni hay riesgo de anafilaxia. A más de esto, ya distingo muy bien entre peludas abejas pardas sin cintura y estilizadas avispas negroamarillas depiladas con cintura de ídem. Eso, por no hablar de las propiedades de la apitoxina. No le veo más que ventajas.

 

El Carladés, el Reino de Mallorca y Francia

En todas partes cuecen habas y, en la civilizadísima Francia, il est des sots de tout pays. En el departamento de los Pirineos Orientales (Occitania, Francia), las huellas de la presencia de la Corona de Aragón y, en particular, de la monarquía mallorquina son muy relevantes. Y son muy relevantes tanto en su dimensión material (empezando por el Palais des Rois de Majorque de Perpiñán) como ideal (= en cuanto a las ideas): Wikipedias, folletos turísticos explicativos, páginas web, &cétera, hacen referencia a este pasado compartido.

No ocurre lo mismo en el Carladés. No vi ni una piedra, ni un escudo de armas ni nada que pudiera denotar apropiadamente ese pasado catalano-aragonés o mallorquín. En lo concerniente a las ideas, ni siquiera en el Ayuntamiento del propio Carlat, capital histórica de la Vicomté de Carladez, sabían que el Carladés había estado bajo la soberanía del Reino de Mallorca. También ignoraban la herencia de Dulcia Aldonza I de Provenza, el testamento de Jaime I el Conquistador y todo lo demás. De hecho, se quedaron una copia en latín del testamento de Jaime I de Aragón el Conquistador porque se la dio un servidor.

En Carlat sí conocen la parte francesa del tema (la vinculación con los vizcondes de Millau, los condes de Rodez y tal), pero la conexión con las coronas de Aragón y Mallorca es un enigma para ellos, además de algo chocante (la actitud inicial fue una mezcla de curiosidad y «pero qué está contando este friqui»). La cosa cambió bastante cuando empecé a exponer documentos (copias de fuentes documentales primarias) en latín, occitano y francés, y a citar nombres, fechas y describir hechos históricos documentados (encuentro que tiene mucha gracia que un ibicenco-madrileño español explique a los carladenses franceses su propia historia en su idioma, ja, ja, ja). Para más inri, los vizcondes de Carlat fueron, respecto al Vizcondado de Carladés, vasallos de los reyes aragoneses y mallorquines y, como tales, aquellos realizaron diversas ceremonias de homenaje y fidelidad a estos hasta que se produjo el traspaso de los derechos al rey de Francia en 1352. Sin embargo, los franceses contemporáneos parecen estar en la creencia de que la soberanía del territorio siempre fue francesa, cuando, durante el periodo analizado, los soberanos fueron reyes aragoneses o mallorquines. Tampoco es que ello tenga trascendencia alguna, pero se vulnera el valor de la verdad, el principal valor epistémico.

Me da la impresión de que toda esa parte de la historia ha sido olvidada en la Alta Auvernia. Me inclino a pensar que es por pura ignorancia: si consultamos los artículos «Carladès» o «Vicomté de Carlat» en la Wikipédia francesa, no se dice ni una sola palabra acerca del Reino de Mallorca o de la Corona de Aragón. En cambio, si se revisa el artículo «Royaume de Majorque» en la misma enciclopedia, «la vicomté de Carlat en Haute-Auvergne» se menciona expresamente. Ningún wikipedista francés parece haber notado que algo chirría ahí; a la coherencia externa entre artículos, que le vayan dando. En fin, la Wikipedia no es la Enciclopedia Británica, no hay que pedirle peras al olmo.

Evidentemente, los historiadores franceses dignos de este nombre tienen noticia de las relaciones establecidas entre las casas de Carlat y de Barcelona-Provenza, Aragón y Mallorca desde fines del siglo XI: «À la suite des relations qui s’étaient établies entre les maisons de Carlat et de Barcelone-Provence dès la fin du XIè siècle, la vicomté de Carlat, au cours du siècle suivant, passa en 1167 dans la mouvance du roi d’Aragon, héritier des comtes de Barcelone. Les successeurs en gardèrent la suzéraineté jusqu’en 1357» (L. Bouyssou: «Étude sur la vie rurale en Haute-Avergne. La région d’Aurillac au XVè siècle: la vie paroissiale, les relations avec l’extérieur (fin)», Revue de la Haute-Auvergne (Aurillac), tome XXXI, troisième fascicule (juillet-septembre 1945), 74-86, p. 84).

L. Bouyssou: «Étude sur la vie rurale en Haute-Avergne. La région d’Aurillac au XVè siècle: la vie paroissiale, les relations avec l’extérieur (fin)», Revue de la Haute-Auvergne (Aurillac), tome XXXI, troisième fascicule (juillet-septembre 1945), 74-86, p. 84.
Source gallica.bnf.fr / BnF

Como colofón, yo me lo he pasado muy bien rodando por el Carladés (me encanta Francia: aparte de sus bellísimos paisajes y de su overwhelming patrimonio histórico-artístico-cultural, el Racionalismo y la Ilustración me van, así como la urbanidad de sus gentes; el emotivista pensamiento blando español, los grafiteros «taggeros» hispanos** y la mala educación, bastante menos) y, con el rollo histórico y el mototurismo cultural este que me traigo entre manos, disfruto aprendiendo, viajando y rulando en motocicleta por el país vecino.

** Nótese que no hay ni un solo grafiti, pintarrajeada o firmita de mierda en ninguna de las imágenes —más de un centenar— que aparecen en este post. L’Espagne, toujours arriérée.

 

Este artículo ha sido leído

34

veces. Gracias por el interés

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA *